ARVEJILLAS

SUPLEMENTO RURAL 22 de abril de 2021 Por Redacción
La siembra otoñal de esta enredadera anual permite obtener plantas vigorosas, con un buen desarrollo radicular que florecerán con profusión en la primavera.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

La arvejilla de olor (Lathyrus odoratus) es una especie anual que puede alcanzar hasta 2 m de altura. Se trata de una planta trepadora que posee zarcillos, órganos de sostén que se enroscan sobre ramas o cuerpos cilíndricos. El nombre común hace referencia a la exquisita fragancia de sus flores. Si bien se desconoce el origen exacto de esta planta se cree que es de Italia (Sicilia), donde un monje recolecto y envió semillas a Inglaterra en el año 1.699. Las flores de aquellas plantas eran pequeñas y de color violáceo, rojo y blanco.
Existe en la actualidad un gran número de variedades. En relación con la coloración de las flores hay de todas las gamas, con excepción del amarillo puro. De acuerdo con su habito de crecimiento, las variedades pueden clasificarse en: de habito erecto que trepan por medio de zarcillos o “enanas”, de habito postrado que no trepan, muchas veces sin zarcillos.
Las variedades altas pueden emplearse en jardines informales y huertas, siempre y cuando dispongan de diversas estructuras de soporte: cañas, hilos, alambres, tejidos, ramas, mallas metálicas.
Las arvejillas son anuales de ciclo OIP, es decir, germinan naturalmente en el otoño, vegetan durante los meses fríos y florecen en primavera. Soportan heladas y bajas temperaturas pero no así el calor. Durante los meses fríos el crecimiento vegetativo es muy lento, pero las raíces continúan creciendo lo que permite una rápida expansión de la parte aérea una vez que comienzan los días cálidos.
La siembre puede realizarse directamente en el lugar colocando dos semillas cada 20 o 25 cm de distancia o en contenedores individuales, colocando dos o tres semillas para luego ralear y elegir la planta más vigorosa. La profundidad de siembra debe ser dos veces el espesor de la semilla. Es importante fijar las estructuras de sosten previo a la siembra o plantación. Las semillas germinan en 10 a 15 días y la floración ocurre 6 meses más tarde aproximadamente.
Las arvejillas requieren pleno sol y suelo relativamente fértil y bien drenado. La eliminación de flores marchitas prolonga el periodo de floración al evitar que la energía se destine a la formación de semillas (como pasa con las rosas y otras tantas).
Entre las adversidades más comunes en nuestro clima se puede citar el oidio, la arañuela roja que los controlaremos con técnicas de manejo orgánico y aplicación de productos químicos. Las estructuras de soporte se deben colocar a cierta distancia de los muros para permitir la circulación de aire y reducir de esta manera la incidencia de plagas y enfermedades.
Las semillas se recolectan una vez que las legumbres adquieren un color marrón, se tornan secas y se abren ante la mínima presión. Cabe aclarar que debido a la polinización cruzada (entre distintas plantas de la misma especie) las semillas pueden no conservar las características de la planta madre o sea no resultar fieles al tipo original.

Espero les haya interesado el articulo… es una plantita que hacía rato le quería dedicar unas palabras porque está un poco olvidada y es tan noble y perfumada….ojala la siembren y se acordaran de mi….. Ing. Agr. Maria Paula Berta.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar