En esta segunda ola hay una mayor demanda de oxígeno

Locales 20 de abril de 2021 Por Redacción
El director del efector público, Dr. Diego Lanzotti, confirmó la información y señaló que están advirtiendo un comportamiento distinto de la enfermedad. Asimismo confirmó que hoy por hoy el hospital solo interna pacientes con COVID y el resto de las patologías las absorbe el sector privado.
FOTO ARCHIVO DIEGO LANZOTTI. Director del Hospital "Jaime Ferré".
FOTO ARCHIVO DIEGO LANZOTTI. Director del Hospital "Jaime Ferré".

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

La dinámica de la pandemia genera un desafío y un esfuerzo por parte del recurso humano en salud muy grande, que exige la empatía por parte de la sociedad y la responsabilidad individual. El director del hospital Jaime Ferré, Dr. Diego Lanzotti, explicó que “estamos pensando en generar espacios de baja complejidad porque hoy el problema que tiene la gente es el suministro de oxígeno a un volumen bajo pero constante, con lo cual estamos trabajando firmemente para ver cómo podemos resolver esta problemática, porque la modalidad de tratamiento ha cambiado, tenemos paciente que saltan de leves a graves en forma rápida y mucha gente no lo hace voluntariamente sino que sucede por el mismo proceso de la enfermedad. Acá hay que estar atentos y viviendo vigilantes observando cuál es el desarrollo de la enfermedad. Nos da la sensación que la presentación es distinta, tenemos menos pacientes en respirador pero más paciente con alto requerimiento de oxígeno, entonces realmente es muy dinámico. Nosotros estamos usando hoy todos los respiradores pero en distintas formas de ventilación que no lo no lo hacíamos en octubre”, dijo Lanzotti. Y continuó: “Hay una mayor demanda de oxígeno y una mayor atención de parte de nuestros profesionales, kinesiólogos, médicos y enfermeros, para tener una terapéutica más adecuada y tratar de bajar la letalidad que en definitiva es el objetivo”, afirmó. “Vemos que hay un ascenso importante y vertical de casos, esto viene acompañado de una ocupación casi máxima de terapia intensiva, una gran ocupacional en clínica médica, que sería la internación de los moderados y con la imposibilidad de atender por parte del hospital as enfermedades prevalentes, que llamamos no COVID y que ya han sido derivadas en su totalidad al sector privado. Esas camas las estamos empezando a utilizar para pacientes COVID, frente a una velocidad realmente preocupante”, sostuvo el doctor.
Asimismo, Lanzotti indicó que “actualmente, la unidad de neonatología ha quedado como polivalente, es decir atiende tanto pacientes con COVID y los no COVID, el quirófano funciona para urgencias y pacientes no COVID y la guardia sigue atendiendo a todo el que se acerca, con mucho esfuerzo lo estamos afrontando. El resto del hospital atiende todo COVID, estamos tratando de mantener el consultorio de pediatría, de cardiología, ya que son algunas áreas vitales y que uno no puede descuidar por el coronavirus; no podemos dejar a la gente desprotegida y por eso tratamos de mantener eso y la guardia por supuesto, nadie elige a que guardia va a llegar cuando tiene una emergencia. Los médicos y las enfermeras con mucho sacrificio están tratando de atender tanto a los COVID como a los no COVID”, precisó.
Respecto a la articulación con el subsector privado, manifestó que “el privado está recibiendo todo lo no COVID, cama a cama, nosotros estamos acá derivando todo lo que no es coronavirus y de alguna u otra se están ubicando los pacientes en los diferentes prestadores. La verdad es que es una situación crítica para toda la sociedad; no podemos parar la sociedad, pero también creo que en algún momento debemos tener en cuenta que los recursos humanos son finitos, no son infinitos, por eso hay que entender que vamos a tratar de llegar al máximo posible, al mayor rendimiento. En salud no siempre se asocia a alguna cuestión de una fábrica o de eficiencia, porque se trata de un servicio que prestan personas”, finalizó el director del hospital.

SIN CAMAS
Mientras el nosocomio volvió a ser monovalente, este lunes por la tarde se llegó al límite de camas ocupadas, con loo cuál se debió derivar con carácter de urgente, un paciente Covid-19 al hospital Iturraspe de Santa Fe. Lamentablemente, las 33 camas que estaba disponibles ya se ocuparon, lo que confirma la grave situación del sistema de salud local. 


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar