Niegan que la internación del Hospital haya colapsado

Locales 18 de abril de 2021 Por Redacción
El estrés sanitario en medio de este rebrote o segunda ola es una realidad, la ocupación de camas está en aumento al igual que el número de personas que llaman para ser hisopadas. En el hospital Jaime Ferré todos están trabajando para diseñar nuevas estrategias, pero la responsabilidad social es fundamental para que la ciudad pueda enfrentar esta crisis sanitaria.
FOTO ARCHIVO HOSPITAL. Tiene una alta ocupación de camas, pero aún no colapsó.
FOTO ARCHIVO HOSPITAL. Tiene una alta ocupación de camas, pero aún no colapsó.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Los médicos nunca se relajaron, el sistema de salud si había logrado bajar el estrés de aquel octubre de 2020 pero la pandemia nunca se fue, el virus seguía presente, aunque la vida parecía haber vuelto a la normalidad. Hoy el Hospital "Dr. Jaime Ferré" está casi al límite, la demanda no cesa y un porcentaje de la población mira para otro lado y no cumple con las medidas de prevención. Medidas que no solo los protege a ellos sino a sus familiares, amigos, conocido.
El último miércoles en el Salón Verde del municipio se brindó una conferencia de prensa para dar a conocer la situación sanitaria real, sin maquillaje, sin suavizar un tema que está al rojo vivo, al borde del colapso, que es desesperante como manifestó el propio subsecretario de Salud, Dr. Martín Racca.
Este sábado la ocupación en el hospital Jaime Ferré está al tope, la terapia intensiva tiene 30 camas ocupadas, la sala general también está repleta y los llamados para pedir hisopados se dispararon de manera abrupta, solo hoy se hicieron 181 test rápidos más los que se hacen en los domicilios. Además en la guardia la consulta es permanente.
Al conversar con autoridades sanitarias de la ciudad, explican que la única manera de frenar esto que sucede y que proyecta para las próximas dos semanas un escenario desolador, es bajando la circulación de personas, bajando el contacto social, ese en el que los protocolos son dejados de lado y en donde los contagios se multiplican de manera exponencial. No hay más lugar para la especulación, hay que parar la pelota, suplican quienes hoy están en la primera línea de trabajo enfrentando la pandemia; esos hombres y mujeres a los que se los aplaude por un lado, pero no se los cuida por el otro.
Todos los rumores y comentarios apuntaban al colapso del efector público durante esta jornada, pero si bien la situación es compleja, los recursos humanos son escasos y el estrés sanitario es una realidad, el Dr. Diego Lanzotti, señaló que “el hospital no colapsó, estamos todos trabajando, internando gente y diseñando nuevas estrategias; con mucho trabajo pero acá en pie”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar