Rafaela: citan a un condenado por drogas y su hija por lavado de dinero

Policiales 10 de abril de 2021 Por Redacción
Julio César "Turco" Paiduj y su hija fueron citados a declaración indagatoria como autor y partícipe necesaria, de la compra de tres automóviles con dinero proveniente de la comercialización de estupefacientes.
FOTO ARCHIVO COMERCIALIZACION DE ESTUPEFACIENTES. La investigación que lleva a Paiduj, fue dirigida por el fiscal federal de Rafaela Jorge Gustavo Onel.
FOTO ARCHIVO COMERCIALIZACION DE ESTUPEFACIENTES. La investigación que lleva a Paiduj, fue dirigida por el fiscal federal de Rafaela Jorge Gustavo Onel.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

El Juzgado Federal de Rafaela hizo lugar al pedido del fiscal federal de esta ciudad Jorge Gustavo Onel y citó a prestar declaración indagatoria por el delito de lavado de activos al sindicado jefe de una organización dedicada al narcotráfico y a su hija, quienes deben comparecer el próximo 20 de abril.
El imputado en grado de autor es Julio César Paiduj, quien fue condenado en 2016 a cuatro años de prisión por tenencia y comercialización de estupefacientes, y actualmente cuenta con una causa en curso por liderar una banda desbaratada en mayo de 2020.
En línea con el pedido de la fiscalía, el juzgado ordenó el decomiso de tres automóviles que habrían sido comprados con dinero proveniente del narcotráfico.

INVESTIGACION
Según informó oficialmente el portal Fiscales.gob.ar, la investigación por lavado se inició en febrero pasado, cuando se recibió en la Fiscalía Federal rafaelina una nota anónima en la que se denunciaba el aparente enriquecimiento ilícito de los hijos de Paiduj, a quienes se señalaba como propietarios de inmuebles y vehículos de alta gama.
La pesquisa por presunto lavado de activos de parte del imputado con la intervención de prestanombres o testaferros, incluye a su hija.
Tras solicitar informes al Registro de la Propiedad Automotor y a los escribanos intervinientes en las compras de inmuebles, Onel determinó que los bienes ingresados al patrimonio de la hija de Paiduj sólo encuentran explicación en la actividad delictiva desarrollada por su padre, ante la inexistencia de ingresos lícitos declarados.
Para el fiscal se encuentra acreditado que la mujer es partícipe necesaria de las operaciones tendientes a convertir, aplicar, transferir y poner en circulación el dinero producto de la actividad ilícita llevada adelante por su padre. Con posterioridad al hecho con el que Paiduj fue condenado en 2016, ella fue inscripta como titular registral de tres vehículos, adquiridos en el lapso de menos de cinco meses, comprendidos entre octubre de 2019 y marzo de 2020 sin tener capacidad económica para comprarlos, y todos ellos con autorización para ser conducidos por Julio Paiduj.

SEGUN LA AFIP,
DESOCUPADA

Conforme lo informado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la hija de Paiduj no registra empleo en relación de dependencia ni actividad económica activa desde marzo de 2013.
Sin embargo, el 22 de octubre de 2019 compró una camioneta Toyota Hilux valuada en trescientos cincuenta mil pesos, aunque poseía una valuación fiscal tres veces mayor, lo que dista de la suma denunciada como valor de venta.
Pocos meses después, en enero de 2020, la mujer adquirió una camioneta Ford Ecosport, también por un monto inferior a su valuación fiscal, y en marzo de ese mismo año, compró un automóvil Mini Cooper. Julio César Paiduj se encontraba autorizado a conducir todos esos vehículos mediante la emisión de cédulas azules, e incluso en algunos casos fue el encargado de tramitar sus verificaciones vehiculares técnicas.

¿TESTAFERRA?
De acuerdo a la acusación judicial, la hija de Paiduj habría actuado de testaferra de su padre, incorporando a su nombre bienes que sin duda ella nunca podría haber obtenido, con el claro objetivo de encubrir o disfrazar ante los organismos de control el origen ilícito del dinero utilizado.
Al respecto, Onel remarcó que, con posterioridad a la condena que registra Julio Paiduj, éste se valiese de una persona de su confianza que no registrare antecedentes penales ni vinculaciones con personas dedicadas a la realización de actividades delictivas. De allí que, en ese esquema, aparezca como ventajoso que los bienes de origen delictivo hayan sido “lavados” a través de su hija.
Según Onel, se estima que la hija de Paiduj incrementó su patrimonio de forma injustificada, ya que su situación económica se vio modificada en el corto plazo con un incremento exponencial en sus bienes, que no se condice con su falta de ingresos lícitos.
Para el fiscal, el no poder justificar esos ingresos permite afirmar que la mujer había recibido y puesto en circulación dinero y bienes provenientes de delitos en los que participó su padre, para darles así apariencia de un origen lícito.

SEGUN LA AFIP
TAMPOCO PAIDUJ

Respecto a Julio Paiduj, el fiscal puso de relieve que de la prueba se desprende que habría sido el responsable de poner en circulación dinero dentro del mercado proveniente del tráfico ilícito de estupefacientes, para dar apariencia de lícitos a los bienes adquiridos.
De acuerdo a un informe presentado por la AFIP, Paiduj no registra actividad económica alguna en ningún período, sólo recibió ingresos del Ente de Cooperación Técnica y Financiera del Servicio Penitenciario Federal mientras estuvo privado de su libertad, en el período comprendido entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017.
Junto a la citación para prestar declaración indagatoria de Julio Paiduj y su hija, el juzgado hizo lugar también al pedido del Ministerio Público Fiscal del secuestro preventivo de los automóviles como medida cautelar previa, ante la posibilidad de que los involucrados pudiesen transferir su titularidad para disminuir su patrimonio y disimular su origen delictivo.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar