Recuperó solidez, perdió el juego

Deportes 04 de abril de 2021 Por Redacción
Atlético acumuló su tercer empate sin goles consecutivo, por la cuarta fecha, ante Defensores de Belgrano en el Monumental. El equipo que volvió a dirigir Walter Otta recién arremetió en la parte final, pero no le alcanzó para llevarse los tres puntos. El domingo próximo visitará a Santamarina.
FOTOS M. LIOTTA CAMBIO POSITIVO. La entrada de Diego Meza posibilitó una cierta mejoría, que no fue suficiente.  UNA CONSTANTE. Germán Lesman de espaldas al arco. Esta vez fue titular.
FOTOS M. LIOTTA CAMBIO POSITIVO. La entrada de Diego Meza posibilitó una cierta mejoría, que no fue suficiente. UNA CONSTANTE. Germán Lesman de espaldas al arco. Esta vez fue titular.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

(Por Darío Gutiérrez). - Atlético de Rafaela sigue sin conocer la victoria en el torneo de la Primera Nacional 2021. Después de 90 minutos muy chatos, igualó 0 a 0 por tercera vez consecutiva, ante un Defensores de Belgrano que también desnudó muchas limitaciones. En definitiva, los dos continúan en la parte baja de la tabla y muy lejos de las aspiraciones que habían despertado tras el buen andar del certamen pasado.
La Crema tuvo nuevamente al borde del campo a Walter Otta, quien intentó cambiar la fisonomía del equipo con el ingreso de Germán Lesman para ser una doble referencia ofensiva con Claudio Bieler, pero además incluyendo a Juan Cruz Esquivel como un extremo izquierdo. Si bien la lectura primaria es que Atlético jugó con tres delanteros, se vio claramente que Esquivel no estuvo cómodo en esa posición. Prácticamente no pudo ganar nunca en función individual.
Y lo que tantas veces se recalca en el fútbol sobre que poner en cancha delanteros no garantiza mayor poderío ofensivo, se vio evidenciado en este partido. Si no son bien abastecidos, es muy difícil que puedan desnivelar. En el primer tiempo el único que pudo generar algo por sí solo fue Bieler, en un tiro libre por una falta que luego remató y se fue muy cerca del palo izquierdo de Pietrono.
El mediocampo de la Crema no pudo hacerse patrón del trámite porque estuvo bastante impreciso. En especial Molina, que generalmente por sus características siempre necesita un movimiento de más antes de entregar la pelota, y si no puede asociarse con sus compañeros, no es desequilibrante.
Del primer tiempo, si puede rescatarse un aspecto favorable fue la actitud que intentó contagiar Chimino con un par de proyecciones por el costado derecho, pero que no se prolongaron.
A favor del equipo rafaelino hay que decir que estuvo bien plantado en el fondo, aunque lo del Dragón fue pobrísimo en ataque. Piñero se mostró atento y ganó sin problemas el duelo de grandotes con López, con lo que las escasas aproximaciones visitantes pasaron con los intentos de Martínez, un zurdo interesante que arrancó por izquierda y luego se corrió a la derecha, teniendo un remate cerca del descanso que pasó muy cerca de un palo de Sara.
Del segundo tiempo quedó la sensación que los cambios en Atlético tardaron en concretarse. La imagen de Molina y Lesman, lo mismo de Portillo que no pudo repetir partidos anteriores, se siguió desdibujando conforme pasaban los minutos. El arco de Pietrobono le quedaba lejos a la Crema, lo mismo que el de Sara a Defensores.
Después que el equipo visitante tuviera la única opción más o menos clara del complemento, en una jugada de Rivadero por derecha con centro que cabeceó un tanto defectuosamente Martínez, pero que pasó cerca, la Crema reaccionó con algunas variantes en cancha.
Con Meza -especialmente- y Rostagno en cancha por Esquivel y Lesman, apareció un poco de frescura en los metros finales. Pasada la media hora también ingresaron Funes y Luna por Portillo, y Molina. Eso le permitió asociar algunas jugadas por abajo, pero sin terminación dentro del área. A Bieler no le quedó ninguna, y en la única que pudo haber sido, Luna llegó muy exigido y el remate se fue por sobre el travesaño.
Fue un 0 a 0 más, con muy poco para rescatar inclusive a nivel individual. La firmeza de Piñero podría ser una de esas menciones.
Luego Otta diría que fue el mejor partido de este torneo, pero la mayoría no lo vio de esa manera. Queda una semana por delante para pensar en Santamarina y que Tandil pueda ser el punto de partida -el domingo que viene- para la recuperación.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar