Se rediseña el histórico tranvía de Milán para un mundo post-Covid

Información General 03 de abril de 2021 Por Esteban Soldano
Mientras algunos se vanaglorian de haber sacado los tranvías para reemplazarlos por los deficientes colectivos, hay muchas ciudades europeas a las que nunca se les ocurrió semejante iniciativa, por tratarse de unidades eficientes, económicos y eléctricos forman parte del paisaje de ciertas ciudades, es el caso de Milán donde se incorporan unidades con nuevos diseños como este para la era post-covid.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

El arquitecto italiano Arturo Tedeschi ha diseñado un concepto de tranvía para la ciudad de Milán llamado Passerella, que está equipado con estudiadas soluciones de distanciamiento social .
Diseñado como una versión moderna del clásico tranvía ATM Class 1500 , que se introdujo por primera vez en la ciudad en 1929, el Passerella reinterpreta el estilo y las proporciones del primer modelo numerado 1503.
Además de actualizar su forma, Tedeschi agregó tecnologías y adaptaciones de por vida después de la pandemia de coronavirus. Su interior cuenta con escudos de plexiglás para separar los asientos individuales y marcadores en forma de círculo en el piso que actúan como señales discretas de dónde deben pararse los viajeros para mantener una distancia segura.
El tranvía es sin duda el símbolo más querido del transporte público de Milán, con especial referencia al icónico modelo 1503 .
Las medidas de distanciamiento social adoptadas por la ciudad, una de las más afectadas por la pandemia Covid-19 en Italia, están cambiando los hábitos de los ciudadanos y la forma en que viven y perciben el transporte público.
Tedeschi quiso dar a las advertencias de distanciamiento social estándar que han aparecido en muchas ciudades, incluida Milán, un diseño más amigable.
En estos días es común ver etiquetas adhesivas de marcadores de posición con advertencias como no se siente aquí o manténgase a un metro de distancia. No hay que olvidar que Milán es la capital del diseño y no se adaptará fácilmente a soluciones comunes o de pobre diseño.
Según su creador, mantener una distancia de un metro básicamente significa tener un círculo virtual de un metro alrededor de las personas, así que ¿por qué no hacer uno real? se preguntó. Es así que el pavimento del corredor integra círculos que generan un patrón gráfico y un recordatorio de distancia.
Es por eso que surgió de un interior concebido como una pasarela de moda, o "passerella" en italiano, dispuesto como un pasillo abierto con filas de asientos alineados a cada lado.
Tedeschi dijo que su principal objetivo era disfrazar las advertencias de distanciamiento social con patrones gráficos para ofrecer un interior dirigido por el diseño sin ignorar la necesidad de mantener las pautas de Covid-19.
De esta forma, cuando el distanciamiento ya no es necesario, se pueden quitar las pantallas de plexiglás sin que el diseño del resto del tranvía parezca fuera de lugar.
Este pasaje estilo pasarela está rodeado por materiales de "alta gama", como ribetes dorados en forma de arco en los divisores de plexiglás, que coinciden con las marcas circulares en el piso y se destacan contra la base negra del interior.
El esquema de color amarillo y negro también se ha extendido al exterior del tranvía, que cuenta con una pantalla electrónica a ambos lados que informa a las personas de las próximas paradas en su viaje.
Al techo del vehículo, que según el diseñador, suele ser un área sobrante llena de elementos técnicos, también se le ha dado esta estética simple y rayada, de modo que se ve atractivo desde las alturas también.
Estas franjas hacen referencia al movimiento del futurismo artístico y social italiano, que se basaba en las ideas de velocidad, tecnología y transporte.
El diseño actualizado conserva las mismas dimensiones que el modelo ATM Class 1500 original, pero presenta una accesibilidad mejorada, eliminando los escalones al hacer que el piso del tranvía tenga la misma altura que la plataforma de espera.
El concepto del modelo Passerella también conserva los detalles frontales del modelo 1503 original, con cuatro montantes que forman un aspecto facetado.
El diseñador evitó la tentación de buscar un diseño futurista y poco convencional, y en su lugar fusionó elementos y proporciones tradicionales con detalles innovadores, como en el diseño de moda.
Se puede encontrar un elemento de modernidad en el modelado de superficies, que combina transiciones suaves y vanguardistas como se ve en las tendencias automotrices recientes, como Tesla o Audi, por ejemplo.
"La ciudad tiene sus raíces en el diseño de moda", continuó. "La moda fue el antídoto a principios de la década de 1980, cuando la ciudad superó uno de los momentos más oscuros de su historia: los llamados Años del Plomo, que vieron una década de agitación política en Italia".
"Creo que la moda también puede ser un antídoto en este momento post-Covid", agregó Tedeschi.

Te puede interesar

Boletín de noticias