Sin nuevas conclusiones

Editorial 01 de abril de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Desde que el Covid-19 se originó, supuestamente, en un mercado de Wuhan, se tejieron mil historias y las especulaciones no cesaron, aunque, debe señalarse, arrojaron poca claridad sobre un tema sensible como el de la pandemia, que sigue afectando al mundo entero.
En algunos países, ya se está mencionando una cuarta ola, en varios de habla de una tercera y en otros, como la Argentina, se hace referencia a una segunda.
Sin embargo, más allá de esos aspectos, que en cualquiera de los casos no dejan de resultar preocupantes, existen más dudas que certezas acerca del origen del coronavirus, al margen que son coincidentes las informaciones que aseguran sobre la propagación de la enfermedad a partir del centro comercial chino.
Esta semana, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a los investigadores que vuelvan a profundizar en la teoría de un posible incidente de laboratorio, que originalmente descartaron los informes de los científicos.
Aunque el equipo llegó a la conclusión de que una fuga en el laboratorio es la hipótesis menos probable de todas las que son analizadas, el tema requiere una investigación más profunda, posiblemente con algunas misiones adicionales en las que participen expertos de diferentes países, reconoció el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus en una sesión informativa.
La misión internacional que se trasladó recientemente a Wuhan, no logró arribar a conclusiones que puedan ser evaluadas como definitivas y contundentes.
El organismo internacional expresó su preocupación por todas las dificultades que debió superar el equipo internacional para acceder a los datos mientras se extendió la misión, lo que llevó a la OMS a señalar públicamente que esperan una mayor colaboración en el futuro, que incluyan datos más completos y más precisos sobre el particular.
En lo que respecta a la OMS, admitió que "todas las hipótesis siguen sobre la mesa" y que "este informe es un comienzo muy importante, pero no es el final, porque no se pudo determinar con absoluta certeza el origen del virus, por las dificultades que tuvieron los investigadores para acceder a datos claves, como honestamente no descartamos antes de iniciar esta misión".
El informe sostiene que la teoría más probable del origen de la pandemia es una transmisión del coronavirus desde murciélagos a seres humanos a través de otro animal, mientras que la hipótesis de un origen en laboratorio es extremadamente improbable, en primer lugar porque "no hay registros" de que se haya trabajado antes de diciembre de 2019 con un virus cercano al SARS-CoV-2 o estudiando genomas que, combinados, podrían darle origen.
Respecto de los tres laboratorios en Wuhan, que los científicos pudieron visitar brevemente y que trabajan con coronavirus, se comprobó que todos cumplían con altos estándares de bioseguridad y que estaban correctamente gestionados.
Contradiciendo a ciertas información que circularon, el informe sostiene que no hubo entre los trabajadores personas que presenten síntomas compatibles con el Covid-19 en las semanas y meses previos al final de 2019.
Por su parte, uno de los integrantes de la misión a Wuhan, cuya identidad sigue manteniéndose en reserva, señaló que es "notoriamente difícil" hallar el origen del virus que provocó la pandemia, pero que "se trabaja sobre varias hipótesis".
El investigador agregó que "encontrar el origen de un virus, cuando tratas de explicar de dónde procede una enfermedad, es prácticamente imposible".
No se sabe el origen preciso del VIH (el virus del Sida), tampoco el origen del Ebola y llevará mucho tiempo encontrar el origen preciso del Covid-19, señaló en su informe de esta semana la OMS.
Sobre la hipótesis inicial, que aparece en el informe como la más confiable, los científicos recuerdan que los datos genómicos recolectados entre los animales indican que los coronavirus más emparentados con el que causa el Covid-19 se encontraron en "murciélagos y pangolines", lo que indica que estos mamíferos pueden actuar como reservorios naturales.
Sin embargo, la propia Organización Mundial de la Salud sostuvo que las cosas no están del todo claras porque "ninguno de los virus que se han identificado en estas especies es suficientemente similar al SARS-CoV-2 como para que sean sus progenitores directos".
En la reciente misión, más de 80.000 muestras de animales silvestres, ganado y aves de corral se recolectaron en 31 provincias de China y no hubo resultados que pudiesen identificarse con el nuevo coronavirus, según el informe que fue suministrado por la OMS.
No obstante, de lo que no hay duda, porque la ciencia si lo pudo establecer, es que la gran mayoría de virus emergentes se originan en animales, por lo que es factible que se haya originado en un mercado chino.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar