Asesino tenía 2 condenas y quedó libre

Policiales 24 de marzo de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

BUENOS AIRES, 24 (NA). - El motochorro detenido por matar a una psicóloga, tenía dos condenas y fue liberado en pandemia.
Alejandro Miguel Ochoa fue liberado por el juez de ejecución penal, Ricardo Gabriel Perdichizzi en octubre del 2020, por la disposición del Gobierno para evitar contagios por Covid en cárceles, a pesar de tener dos condenas firmes por haber cometido al menos ocho robos, todos a mujeres.
El pasado viernes, en medio de un raid delictivo en Ramos Mejía, Ochoa intentó arrebatarle la cartera a María Rosa Daglio (56), quien murió de un paro cardíaco debido a los fuertes golpes. Sin haber podido robarle la cartera, Ochoa continuó con el raid delictivo y a muy pocas cuadras del lugar le robó el celular a un vecino.
Gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad de los comerciantes, durante la tarde de ayer, la Justicia allanó y detuvo a Ochoa en un domicilio de Castelar, en el partido de Morón. En el domicilio, se encontró la motocicleta con la que el delincuente atacó a sus víctimas.
“Mi mamá se pone de costado. Este ladrón intenta arrebatarle la cartera, y le da un paro cardíaco producto del golpe”, contó Pilar, hija de María Rosa Daglio, quien además apuntó: “Es un asesino beneficiado por la pandemia. Nadie lo controlaba. Dicen que tenía la tobillera pero nadie la vio”.
En referencia a la liberación del asesino de su madre, Pilar reclamó indignada: “Le dieron 8 años y medio, y a los 4 años el gobierno le dio la libertad para que no se muriera de Covid en la cárcel, pero el delincuente siguió robando y matando”, expresó la joven
Fuentes judiciales informaron a NA que el delincuente actuaba bajo la misma modalidad y que todas las causas que tiene son por robos a mujeres.
En 2017, el delincuente había sido condenado a ocho años y medio de prisión, por dos asaltos a dos mujeres en un raid delictivo bajo la misma modalidad.
En 2016, una de las víctimas sufrió gravísimas fracturas en su brazo derecho, al ser arrastrada por la moto del ladrón y quedar atrapada en la cadena del vehículo. Ochoa fue detenido al no poder huir con la mochila que robó.
Por esa razón, fue condenado por robo en el primer caso y robo agravado por lesiones graves, en el segundo. La pena: ocho años y medio de cárcel. Pero contaba con más antecedentes.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar