Un sábado con los campeones

Deportes 04 de marzo de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

No es un dato menor que el sábado, en oportunidad de presentarse el libro "300 Indy - Historia de una Epopeya", hayan asistido varios protagonistas y allegados al deporte motor en el playón de boxes del autódromo "Ciudad de Rafaela".
El mismo escenario del evento más importante de la actividad mecánica de una historia que Atlético comenzó a escribir hace más de un siglo -el 25 de mayo de 1919 organizó su primera competencia- recibió a pilotos que lograron coronarse en el plano nacional.
En la tarde-noche de la jornada previa a los actos conmemorativos de los 50 años de aquella irrepetible visita de los hombres y máquinas estadounidenses al tradicional óvalo rafaelino, entre los asistentes se pudo advertir las presencias de Jorge Juan Ternengo, René Zanatta, Martín Basso y Oscar Canela.
El ordenamiento de las menciones de esas figuras no es caprichoso. Tiene que ver con las épocas en las que fueron campeones.
Ternengo se consagró en 1969 en la entonces Mecánica Argentina Fórmula 1, el mismo año que se adjudicó las "500 Millas Argentinas", justamente en el mítico trazado local, con el Bravi Tornado de la Peña R.U.E.D.A.
Zanatta, luego de conseguir los títulos argentinos de motociclismo en los años 1982 y 1983 como integrante del equipo oficial Kawasaki, viajó a Europa para competir en el Continental Circus -hoy Campeonato Mundial de Motociclismo. Cuando regresó, obtuvo dos campeonatos en la Clase 2 del Turismo Nacional con el Volkswagen Gacel del equipo de Domingo Franco Gava, en 1990 y 1991.
Basso, por su parte, fue campeón argentino de Fórmula Renault en 1996, para competir luego en el exterior -antes de regresar a nuestro país- en diferentes categorías, haciéndolo con meritorios resultados en la Fórmula Atlantic en los Estados Unidos y en la Fórmula 3000 Internacional en Europa.
Canela, en tanto, fue otro de los representantes locales que alcanzó el máximo halago en el Turismo Nacional, pero en la Clase 3, al mando de un Volkswagen Polo, motorizado por el recordado preparador Víctor Boscarol, en la temporada 1999.
Todos dejaron muy bien sentados los prestigios del deporte motor rafaelino en los distintos circuitos que los tuvieron como indiscutidos protagonistas, tanto en el plano nacional, como en el internacional.
Juntos, en un mismo lugar, seguramente no habrán coincidido muchas veces. Una situación que pudo concretarse, en definitiva, en el marco del programa oficial de actos que fueron organizados por Atlético de Rafaela con motivo de celebrarse nada menos que cincuenta años de uno de los acontecimientos más relevantes en la historia de la ciudad. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar