Fitosanitarios: riesgos para la salud de los rafaelinos y medidas de protección

Locales 19 de febrero de 2021 Por Redacción
Los productores periurbanos viven, emplean, contratan y compran en Rafaela. La ciencia y la tecnología aplicada al desarrollo de productos y de equipos de alta precisión, brindan la respuesta que permite minimizar el riesgo de afectar la salud de las personas. Si se amplía la zona de prohibición para la aplicación de fitosanitarios, debería analizarse las consecuencias y el impacto económico y social en Rafaela.
FOTO ARCHIVO DEBATE. Las Buenas Prácticas Agrícolas pueden ser la llave para encontrar la solución a la cuestión del límite agronómico.
FOTO ARCHIVO DEBATE. Las Buenas Prácticas Agrícolas pueden ser la llave para encontrar la solución a la cuestión del límite agronómico.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS


Por June Allison Thomas*

Al referirse a riesgos sanitarios, es necesario evaluar la probabilidad de que ocurra un efecto adverso (daño) a la salud humana como resultado de la exposición a un peligro. Al referirse a riesgos por la aplicación de fitosanitarios, es decir sustancias químicas, el grado de peligro estaría relacionado al conocimiento de la toxicidad del producto, y a la probabilidad de que se genere un daño por la exposición o contacto. Entonces, para que exista riesgo, se necesitan tanto el peligro como la exposición. Y si alguno de ellos es igual a cero, entonces no hay riesgo.
Para tomar decisiones en relación a las medidas para minimizar los riesgos sobre la salud humana, es necesario informarse debidamente sobre cuáles son las probabilidades de que efectivamente haya un riesgo, y evaluar la efectividad de las medidas propuestas. Cuando se pretende prohibir la aplicación de fitosanitarios basándose en distanciamiento del ejido urbano, se evidencia el desconocimiento de estos dos componentes de la ecuación de Riesgo; “Peligro y Exposición”.
Para dar un ejemplo de la importancia de estos conceptos, en el caso de los medicamentos, según los datos informados por el Ministerio de Salud a través de la Dirección Nacional de Epidemiologia (2020), en los últimos años el incremento de la disponibilidad y el empleo de productos farmacéuticos ha elevado el número de intoxicaciones asociadas al uso inadecuado de medicamentos. Según la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), las intoxicaciones por medicamentos, representan alrededor del 40% de las intoxicaciones notificadas cada año; las tasas más elevadas corresponden a menores de 5 años.
Por estar en presencia de un peligro con elevada exposición (medicamentos en los hogares) ¿Se debería prohibir que se utilicen medicamentos en los hogares en donde hay niños? Esta recomendación sería irresponsable, dado que sabemos que tomando las medidas correctas este riesgo puede evitarse, simplemente controlando los medicamentos que son utilizados y su ubicación en el hogar. La recomendación del Ministerio de Salud de Argentina no es la prohibición del uso de medicamentos, sino centrar todos los esfuerzos en realizar estrategias de prevención y control para estos eventos. En el mismo informe, el Ministerio de Salud, en relación a intoxicación de plaguicidas, informa para la provincia de Santa Fe “0 caso confirmado” para 2019 y para 2020. Estas cifras oficiales demuestran que en relación a “Riesgos de toxicidad aguda”, sería solo preocupante para los medicamentos en los hogares. La misma situación que la mencionada para los medicamentos, se repite con el uso de productos para el hogar para combatir plagas, o bien productos de limpieza. Ambos con máxima exposición y riesgo, si no son utilizados de acuerdo a las indicaciones del etiquetado. Sin embargo, pese a no superar los límites necesarios para eventos de toxicidad aguda, no existen límites establecidos por la comunidad científica y de salud para evitar la toxicidad crónica o a largo plazo. Por lo cual, en este caso, es extremadamente importante adoptar las medidas de prevención y control probadas y recomendadas: Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).
El riesgo no se presume, sino que se evalúa la probabilidad de que a través de la exposición pueda haber un daño. En el caso de la aplicación de los fitosanitarios en el periurbano, los ciudadanos de Rafaela, tendrán la posibilidad de conocer cuál es la probabilidad de riesgo por exposición, a través de la jornada de aplicación segura de fitosanitarios a la que serán convocados próximamente -ya anticipada por este Diario-. Se demostrará la realización de las aplicaciones terrestres de la forma en que se realiza en el periurbano de Rafaela, y podrá medirse el alcance de las derivas en aplicaciones terrestres y aéreas, cuando se utilizan las BP de aplicación de fitosanitarios.
Cualquier otra medida basada en metros, sería tan irresponsable, como prohibir la utilización de medicamentos en hogares con niños, o el uso de todos los productos para combatir plagas en el hogar. La ciencia y la tecnología aplicada al desarrollo de productos y de equipos de alta precisión, brindan la respuesta que permite minimizar el riesgo de afectar la salud de las personas, respetando las medidas correctas de prevención y de control durante las aplicaciones.
¿Cuáles serían las consecuencias de la prohibición de aplicación de productos fitosanitarios, basada en distancias del ejido urbano? La respuesta estaría dada no solo por las demostraciones sobre la efectividad de la aplicación de las BPA para minimizar el riesgo de afectar la salud humana, sino también por analizar el impacto de la prohibición de aplicación de fitosanitarios en 200 m (desde el año 2004), sobre la producción y la utilización de la tierra. Con dicho decreto, aproximadamente 800 has de tierras fértiles han quedado improductivas o convertidas en basurales y espacios ocupados por malezas y plagas.
Si se propone llevar la prohibición a más metros, debería analizarse estas consecuencias con especial consideración, además del impacto económico y social de dicha medida en la ciudad de Rafaela.
Si no existe sustentabilidad económica y productiva, se termina en el abandono y el cierre de empresas. Los productores periurbanos viven, emplean, contratan y compran en Rafaela. Esto tendrá un efecto no solo sobre los productores agropecuarios locales y sus familias, sino sobre sus empleados directos y grupos familiares, profesionales y técnicos que prestan servicios a los establecimientos periurbanos, servicios contratados que realizan tareas en los establecimientos, proveedores para la actividad de producción, servicios de comercialización y proveedores de servicios de reparación y mantenimiento: empresas, negocios, talleres, técnicos y empleados. Todos ellos y sus familias de la ciudad de Rafaela.
Por lo expuesto anteriormente, sería deseable que se pongan en consideración estos importantes factores para decidir las medidas de protección a la salud de los rafaelinos: la probabilidad de riesgo de exposición (jornada de demostración), las consecuencias de la prohibición en 800 has del periurbano (experiencia de 16 años), el impacto sobre el empleo directo en los establecimientos periurbanos, y las consecuencias económicas y sociales de tal determinación sobre las familias y empresas de la ciudad de Rafaela que están relacionadas comercialmente con la actividad productiva periurbana.

(*) Es Ing. Agr. Ms. Sc.. Experta en aseguramiento de la calidad y control de los riesgos en producción primaria.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar