Pronósticos de Bill Gates

Editorial 16 de febrero de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Bill Gates es, sin duda, uno de los innovadores más importantes de los tiempos modernos. Un auténtico genio, que trascendió desde los Estados Unidos al mundo entero.
Además de sus invalorables aportes en materia tecnológica, fue en su momento uno de los primeros en preocuparse por los daños que una pandemia podría provocar en la salud de la población mundial y la economía de los países afectados.
Su predicción la realizó hace varios años y en diferentes conferencias que fueron auspiciadas por la Fundación Gates, en las que se dedicó a alertar a los gobernantes sobre una situación que finalmente ocurrió.
El coronavirus, que nació en un mercado de la ciudad de Wuhan, se expandió con una velocidad inusitada por el resto del planeta, causando millones de contagios y víctimas fatales.
Ahora, el empresario fundador de Microsoft, además de referirse a la crisis sanitaria global, opinó sobre las consecuencias que ella tendrá sobre la vida de la sociedad en su conjunto, bajo el título: "¿Cómo se verá el mundo después del COVID-19?".
Enumeró una serie de cambios que, de acuerdo con su criterio, se podrían dar en el futuro.
Primero: Para el hombre que posee la segunda fortuna más grande del universo -solo superado por Jeff Bezos, de Amazon- el coronavirus alterará en el futuro, una vez finalizada la pandemia, la forma en que las personas se trasladaban y realizaban negocios hasta marzo de 2020. Esa tendencia se podrá mantener incluso para encuentros más casuales o rutinarios, como las reuniones de trabajo, predijo Gates.
También cree que la presencialidad en las oficinas se reducirá muchísimo, algo que ya comenzó a visualizarse desde la aparición del virus, adelantado luego que la rotación de personal podría convertirse en una constante a partir del COVID-19, aunque este ya no represente una amenaza.
Segundo: De acuerdo con su pronóstico, incluso las herramientas que hoy tenemos para mantener un encuentro virtual cambiarán de manera drástica, lo que permitirá que ese cambio cultural sea aún más pronunciado y eficaz.
Gates recordó que el software era un poco torpe cuando todo esto comenzó, pero en este momento la gente lo está usando tanto que es muy probable que pueda sorprenderse de las rápidas innovaciones que se harán en ese sistema.
Tercero: La nueva modalidad laboral posibilitará incluso redefinir la vida urbana y las comunidades. Si uno no tiene la necesidad de estar en la oficina todos los días, esto le permitirá alejarse de los centros urbanos muy poblados, evitando costos más elevados que los que podría afrontar en lugares de menor cantidad de habitantes.
Sobre el particular, el empresario advirtió que en ciudades como Seattle y San Francisco, una persona que está bien remunerada está gastando una cantidad increíble de su dinero en alquiler, situación que variaría drásticamente si la gente opta por mudarse a poblaciones cercanas a las grandes urbes.
Cuarto: En otro pasaje, el empresario y filántropo estimó que es posible que disminuya la cantidad de contacto social que se tiene en el trabajo, por lo que hacerlo de manera remota sería en el corto plazo la mejor solución para evitar una de las formas de contagio.
Consideró, de todos modos, que no resultará sencillo tener ese comportamiento durante un tiempo prolongado, ya que la necesidad de realizar una vida social será en algún momento algo más que una simple expresión de deseo. En esa situación es cuando se deberán adoptar las precauciones que parecían estar archivadas.
Quinto: A pesar de que la vacuna podría estar disponible para gran parte de la población en tiempo récord -considerando el desarrollo de otras destinadas a distintas enfermedades- y de manera eficiente, estima que la normalidad tal como se conocía hasta inicios de 2019 no volverá por un largo tiempo.
La gente, de acuerdo con su proyección, permanecerá temerosa de asumir riesgos si toda la población aún no está inmunizada. En una referencia muy particular, ya que está orientada a su país, Gates considera que bajarán en un tiempo no demasiado lejano la cantidad de casos en los Estados Unidos, pero todos van a estar atentos a lo que suceda en otras partes del mundo.
Reconoció que mucha gente seguirá comportándose de manera conservadora, especialmente si mantienen contactos directos con personas mayores, cuyo riesgo de contraer la enfermedad es definitivamente más alto.
Sexto: Por último, entiende que si bien podría haber otra pandemia, la misma no necesariamente debería ser tan severa como fue la del COVID-19, porque está claro que el mundo estará más preparado para contenerla. Gates señala que la razón por la que tendrá un impacto menos destructivo, es que la comunidad científica tendrá más práctica y serán más cortos los caminos a recorrer en materia de investigaciones y tratamientos.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar