Amar al que me ama… es fácil, amar a nuestros enemigos ¿es posible?

Sociales 27 de enero de 2021 Por Alicia Riberi
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Cuando hacemos un recorrido a largo de nuestra propia vida, nos encontramos con vivencias hermosas, tristes, pérdidas, triunfos, fracasos y eso va construyendo lo que somos. Ahora bien, hay veces en que aprendemos de la vida y hay otras veces que no aprendemos nada.
La vida es un don de DIOS, una posibilidad para hacer cosas, ´para aprender, para escuchar, para descubrir y es increíble que haya tanta gente que desperdicia la vida, destruyendo, odiando, peleando y la acaba en soledad, vacía y con la real convicción que si se la desperdicia, no tendrá otra vida, solo tenemos una acá en la tierra.
A mí me gusta quedarme con la idea, de pensar que si cuidamos la familia como sostén de una sociedad que pareciera licuarse, desarmarse, tendremos la gran chance de sobrevivir a estos tiempos en donde los valores parecieran haber desaparecido. En realidad no han desaparecido, pero sí debemos, entre todos los que los tenemos como señales imprescindibles en la vida, mostrarlos, fomentarlos y no guardarlos para nosotros, ya que escondidos no producen cambios.
Yo me quedo con un pasaje de la biblia que dice: La paz les dejo, mi paz les doy. No como el mundo la da, yo se las doy a ustedes. No se turbe su corazón, ni tengan miedo. Cuando tenemos esta premisa, ni el odio, ni las acciones, ni las mentiras que puedan urdir contra nosotros triunfarán, por el contrario…el mal solo lastima verdaderamente al que lo hace.
Si todas las personas que somos atacadas, nos convertiríamos en odiadores seriales y buscáramos devolver mal por mal, no quedaría esperanza para este mundo. La verdad es la mejor arma para defendernos del mundo, el que la defienda con honor triunfará y el que se aboque a la mentira, perecerá. El Señor es la fortaleza de mi vida; de quién me he de atemorizar- Salmo 27. No te he mandado que te esfuerces y seas valiente? No temas ni desmayes, pues el Señor tu Dios estará contigo, dondequiera que vayas- Josué 1,9
Todas las personas que deseamos un mundo sano, limpio y prometedor, debemos intentar dominar malos sentimientos, que solo envenenan el alma y nos impiden ser felices.
Amar al que nos ama, es muy fácil, pero amar, al que nos hace daño no es fácil, pero no es imposible. Yo creo profundamente en Dios, todos creemos en algo, pues dediquemos todos nuestros esfuerzos en ser mejores cada día. La Madre Teresa dijo: El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió
Finalmente, reflexionar nos lleva a ser mejores y muchas veces escuchar palabras de gente sabia nos transporta a un mundo bello como las de la Madre Teresa: Sabemos muy bien que lo que estamos haciendo, no es más que una gota en el océano. pero si esa gota no estaría allí, al océano le faltaría algo.
Amar al que nos ama es fácil…amar a mi enemigo es difícil…lo intentamos?

Te puede interesar