Municipal cortó brazo y pierna de su ex, y le apuntó con un arma

Policiales 20 de enero de 2021 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

Un brutal caso de violencia de género, que afortunadamente no terminó en femicidio, está siendo minuciosamente investigado por la fiscal de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar de la santiagueña ciudad de La Banda.
El despiadado ataque se registró durante la madrugada, cuando la víctima se disponía a ingresar a su casa tras permanecer de visita en la casa de su vecina del frente, y fue abordada por su expareja, un empleado municipal de La Banda.

LO SUCEDIDO

La víctima contó que el violento sujeto -de 47 años de edad- al encontrarla en la puerta de su casa, la tomó por la fuerza y le introdujo una mano en la boca con intenciones de "arrancarle los dientes con sus dedos".
Para zafar de la situación la damnificada le mordió los dedos, por lo que el acusado comenzó a darle golpes de puño en la cara hasta derribarla al suelo.
Y mientras la mujer estaba en el piso el sujeto le dio fuertes patadas, de acuerdo a lo dado a conocer por El Liberal.

CORTES EN UNA
PIERNA Y BRAZO

La víctima manifestó que mientras la golpeaba, su ex sacó de entre sus prendas de vestir un cuchillo con el que le produjo cortes en pierna izquierda y brazo derecho.
Ante el dolor que sentía, la mujer le suplicaba que la mate, ya que no aguantaba sufrir tanto.
Nada de lo que la mujer dijo contuvo al violento quien seguía dándole golpes mientras le gritaba "seguí criando a tus hijos sola", y "no me denuncies, mentí que te asaltaron" porque si contaba la verdad iba a cumplir su promesa de matarla a ella y a su hija de 14 años.
Según los dichos del acusado, a él "no le importa estar preso".

ARMA Y LLANTO

Al ver a su pareja ensangrentada, sacó de otro sector de su cintura un arma de fuego, y allí comenzó a llorar diciéndole que era ella la responsable de todo lo que en ese momento estaba sucediendo.
Luego de varios minutos de un falso arrepentimiento haciéndola sentir culpable de su brutalidad, le manifestó que la dejaría ingresar a la casa con la condición de que no contara nada.

AVISO A LA POLICIA
Y DETENCION

Una vez que ingresó al inmueble, la mujer dio aviso a la Policía.
Los uniformados ante el gravísimo episodio informaron a la fiscal en turno, quien solicitó a la Justicia un allanamiento y detención para el acusado.
Y mientras tanto que la casa de la víctima quede con custodia.
Horas después, la Policía requisó una casa del barrio Villa Nueva y logró poner tras las rejas al violento.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar