Va a continuar a pesar de las nuevas medidas

Nacionales 10 de enero de 2021 Por Redacción
ACTIVIDAD TURISTICA DE VERANO
FOTO NA LA COSTA. Clásico del turismo nacional y en especial de los porteños.
FOTO NA LA COSTA. Clásico del turismo nacional y en especial de los porteños.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

BUENOS AIRES, 10 (NA). - El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, afirmó que "la temporada de verano va a continuar" a pesar del crecimiento de casos de coronavirus y de las nuevas medidas que aplicará la provincia de Buenos Aires y que alcanzarán a Mar del Plata y Pinamar.
"Es una temporada diferente, pero es muy importante que pudimos iniciarla el 1 de diciembre y la vamos a continuar", afirmó Lammens, al tiempo que indicó que "es importante saber cuántos turistas hay en cada destino y conocer la cantidad de contagios que se producen en esos lugares".
El funcionario nacional remarcó la necesidad de que "se extremen los cuidados" por parte de la sociedad para evitar medidas más drásticas que compliquen la continuidad de la temporada de vacaciones de verano.
"Si cumplimos con los cuidados, podemos estar en cualquier lado que no corremos riesgos y además estamos cuidando la economía, el trabajo y por supuesto, la salud de los demás", subrayó el ministro.
Al respecto, el titular de la cartera de Turismo y Deportes destacó que "se está dando el mayor nivel de certidumbre para que la gente vaya tranquila a disfrutar de las vacaciones".

EL INGRESO Y EGRESO
El Gobierno oficializó nuevas restricciones para el ingreso y egreso de argentinos, residentes o extranjeros especialmente autorizados al territorio nacional a partir de hoy, restringiendo a los aeropuertos de Ezeiza y San Fernando la llegada de vuelos del exterior, en tanto que determinó que los pasos terrestres sólo estén habilitados para quienes salieron de la Argentina antes del 25 de diciembre pasado.
Los que hubieran egresado del país posteriormente podrán ingresar sólo en aviones que aterricen en los dos aeropuertos habilitados.
La medida, en medio de la preocupación por el crecimiento de casos de coronavirus en la Argentina y en el mundo, se extenderá hasta el 31 de enero próximo, inclusive, exigiéndole a todo viajero que ingrese al país la presentación de un test de PCR negativo y una cuarentena obligatoria de siete días.
Según se indicó en un comunicado, "quedó suspendida la prueba piloto que autorizó el ingreso de turistas extranjeros provenientes de países limítrofes, tanto por las terminales aéreas de Ezeiza y San Fernando, como por la portuaria de Buquebús".
Por otra parte, la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), además de la autoridad sanitaria, determinarán cronogramas y cantidad máxima de pasajeros que ingresen al país, especialmente, a través de los vuelos provenientes de Europa y Estados Unidos.
También se mantiene la excepción para los pasos fronterizos de San Sebastián e Integración Austral, situados en Tierra del Fuego, con el fin de garantizar el tránsito con la República de Chile y la conexión con el resto del territorio argentino.
Además, continúa suspendida la llegada y salida de vuelos desde y hacia Reino Unido, a raíz de la situación epidemiológica de dicho por la nueva cepa de COVID-19.
El Gobierno recomendó a argentinos y residentes que integran grupos de riesgo abstenerse de viajar al exterior, a fin de evitar inconvenientes por la "rápida evolución de las condiciones epidemiológicas".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar