Mucha pirotecnia sonora para recibir el Año Nuevo

Locales 06 de enero de 2021 Por Redacción
Así lo observaron desde diferentes organizaciones que trabajan para erradicar el uso de la pirotecnia sonora y apostar por la lumínica. Advierten que más allá de la Ordenanza que rige en la ciudad, la pandemia llevó a que las campañas de concientización se hicieran muy tarde.

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

La Ordenanza N° 5081, que prohíbe la pirotecnia sonora en nuestra ciudad, entró en vigencia en abril de este 2019, y en estas fechas es cuando más se difunden los alcances y los teléfonos para denuncias. La misma dio respuesta al pedido de miles de rafaelinos que incluyó la presentación de 10 mil firmas, el apoyo de numerosas instituciones de la ciudad, entre ellas la de ARPA, y las experiencias expresadas por familiares de niños con TEA (trastorno del espectro autista), y profesionales que trabajan con ellos.
Desde diferentes organizaciones como lo son Acción Animal, Vecinos Autoconvocados “No a la pirotecnia Sonora” y ARPA, señalaron respecto a lo ocurrido en estas fiestas, que “fue impresionante la cantidad de pirotecnia sonora que tiraron el 31 de diciembre y 1 de enero en Rafaela. La Ordenanza N°5081 demostró su falta de aplicación. Sólo algunos de los barrios afectados: 17 de octubre, La Cañada, Ilolay, 2 de Abril, Alberdi, 30 de octubre, Villa Podio, Güemes, Zaspe, 9 de julio, Juan de Garay, Barranquitas, Sarmiento, Jardín y muchos más. Necesitamos realizar campañas de difusión y concientización que sean anuales y permanentes. Instrumentar controles efectivos y eficientes, clausura de locales, compromiso sostenido por parte del Estado. Responsabilizar a juzgados de faltas y/o organismos de control y sanción para que se haga efectiva. Se deben denunciar en tribunales de faltas, con pruebas: fotos, filmaciones y testigos. Necesitamos que cada fiesta no signifique sufrimiento y desesperación para animales no humanos y animales humanos. Basta de perros desesperados, perdidos o muertos, basta de niños con trastorno de autismo con pánico, madres que no tienen soluciones o ancianos asustados. Basta de pirotecnia sonora, por ser una ciudad inclusiva”.
Asimismo, María De Ponti, quien representa a ARPA y a Vecinos que dicen “No a la pirotecnia sonora”, indicó: “La verdad que para el 24 y 31 a las 12 se escuchó bastante pirotecnia, había quedado la deuda pendiente de hacer una buena difusión de la vigencia y alcance de la Ordenanza durante todo el año, y más fuerte durante diciembre, pero con la pandemia no se trabajó en eso, y la difusión comenzó recién una semana antes de Navidad de manera muy corta y escueta”.
“Si o si se pidió que durante este año se cumpla lo que se habló el año pasado, igualmente lo que sí ha cambiado rotundamente es el resultado del mes entero, años anteriores se tiraba pirotecnia todo el mes, durante todo el día, todos los días; ahora no se escucha nada prácticamente hasta que son las 12 en Navidad y Año Nuevo. Es cierto también, que esto se da un poco porque el poder adquisitivo viene cayendo mucho y son productos caros; otro poco porque ya la gente no tolera y le reclama al vecino o lo denuncia y la condena social hace que no se use; otro poco por la toma de conciencia. Es fundamental para lograr algo significativo, contar necesariamente con más información y difusión”, puntualizó De Ponti.

OBJETIVOS DE LA ORDENANZA 
Tanto la venta como el uso de pirotecnia audible, están prohibidos por la norma. El listado de los artificios prohibidos incluye: petardos, fósforos, volcán de efectos combinados, mortero de efecto audible, mortero con bomba, bomba, fogueta, torta de efecto audible, caña voladora de efecto audible, caña voladora con paracaídas, y en general los artificios pirotécnicos de efecto audible o combinado (audible más otro efecto).
Los vecinos de Rafaela pueden hacer su aporte avisando al número 147 cuáles son los comercios que están vendiendo pirotecnia en su barrio, para que la Municipalidad pueda verificar en sus registros si los mismos cuentan con habilitación, y realizar el control correspondiente de la mercadería vendida.
Se trata de una norma que pretende lograr una ciudad más solidaria e inclusiva, donde todos aquellos sensibles a los ruidos de la pirotecnia puedan desenvolverse y festejar a la par de los demás. Recordemos que la pirotecnia sonora hace daño a las personas con discapacidades, a los bebés, a las personas enfermas, a los animales, a los abuelos.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar