Unas 8 mil personas marcharon por Gonzalo

ANUARIO GENERAL 2020 31 de diciembre de 2020 Por Redacción
ENERO

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

En una convocatoria más que inesperada, ya que si bien a la primera marcha en reclamo por más seguridad en Rafaela -en el contexto de la muerte de Gonzalo Glaría cuando perseguía con su moto a motochorros-, habían participado unas 5.000 personas; en la segunda marcha que tuvo lugar en las calles de Rafaela a partir de las 20.00 del martes 7 de enero, fuentes experimentadas medían la participación popular en un número fijado entre 8.000 y 10.000 personas, es decir el doble casi que la vez anterior.
En la primera marcha hubo aplausos. En la del martes además de aplausos hubo gritos al unísono pidiendo “Justicia, Justicia…”. Es que la sociedad rafaelina está cansada de la inseguridad, y para rebasar el vaso, nada peor que el fallo del
juez de primera instancia en lo penal Dr. Osvaldo Carlos.
Los familiares de las víctimas, las fiscales, la población rafaelina en su
conjunto y parte de la prensa no entienden los sustentos legales ni la interpretación del juez para dejar a los dos únicos imputados por la muerte de Gonzalo Glaría en libertad, cuando existe un cúmulo de evidencias de su participación en el hecho más que suficiente.
La gente se cansó y volvió a salir a las calles. Primero fueron 5.000, ahora
cerca de 10.000 rafaelinos los que le piden explicaciones a la Justicia de por
qué los asesinos de Gonzalo están cómodamente libres en sus casas, mientras una familia entera, honesta, trabajadora, y respetada, luce despedazada tras la muerte de un hijo. Un hijo comprometido, con valores solidarios y guiado por un recto sentido del bien.

PALABRAS DE UN PADRE
Haciendo uso de la palabra Gustavo Glaría, padre de Gonzalo, sostuvo:
“¡Qué lindo que nos podamos juntar todos y que podamos unirnos por la misma causa! Todos por la causa de la Justicia. Y hoy quedó demostrado gracias a todos nosotros, que no necesitamos que la Policía nos cuide, porque como vimos la Policía estaba cuidando los edificios, y estaban con los patrulleros cuidando a la gente que no puede estar sin custodia; se ve que algo tienen que esconder y tienen que temer”.
“Nosotros aquí estamos –agregó Glaría- caminando libremente y en paz".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar