Prevén tratar el próximo jueves la ley de aborto en el recinto

Nacionales 04 de diciembre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion----SIGAMOS-CUIDANDONOS

BUENOS AIRES, 4 (NA).- El plenario de comisiones de la Cámara de la Cámara de Diputados continuó ayer con las exposiciones a favor y en contra del proyecto de legalización del aborto, que la próxima semana irá a votación, en medio de una discusión sobre si la sesión será en el Congreso o en otro lugar. Si bien estaba previsto que el dictamen se firmara hoy, ese trámite se pasó para el miércoles 9 de diciembre, en tanto que un día después se llevará el texto al recinto.
La discusión por estas horas se basa en la locación del debate, ya que Juntos por el Cambio insiste en que deben sumarse más legisladores al modo presencial, y que para respetar la distancia social se podría sesionar en otro espacio. Se habilitarán los palcos y las galerías para distribuir a los legisladores, aunque la oposición propuso discutir el proyecto en el Centro Cultural Kirchner (CCK).
Este jueves se cumplió la tercera jornada de debate en las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Salud y Mujeres de la Cámara de Diputados.
La directora ejecutivo de Amnistía Internacional, Mariela Belski, indicó: "Amnistía Internacional, como organización global, ha hecho pública su posición sobre el aborto: despenalizar y legalizar la interrupción del embarazo es un imperativo de justicia social, de justicia reproductiva y de Derechos Humanos".
Por su parte, Luis Pedernera, presidente del Comité Derechos del Niño de Naciones Unidas, subrayó que "son terribles los testimonios que se han recibido en el Comité de niñas violadas, abusadas sexualmente, obligadas a parir por diferentes cuestiones, y las dilaciones de un sistema de justicia que no llega a atender los tiempos de la infancia".
Entre los discursos en contra, el pastor evangélico Jorge Sennewald, expresó: "Veo un proyecto que no armoniza con nuestro Código Civil, con nuestra Constitución ni con los tratados internacionales que son pro-vida. Nadie puede refutar que el aborto siempre es la interrupción de una vida".
En un adelanto de lo que será el debate que se realizará hoy, la diputada Gabriela Estevez (Frente de Todos) señaló al defender el proyecto que "los embarazos suceden, y cuando son no deseados, las mujeres y las personas con capacidad de gestar, acuden a interrumpirlos”.
Desde la oposición a la iniciativa, la legisladora de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli señaló que "lo único que hace este proyecto es incorporar una nueva causal que es el aborto voluntario con un límite temporal" y aclaró: "No despenalizamos, sino que otorgamos una solución muy dañina”.
En la primera tanda de expositores, que arrancó a las 11, se presentaron Florencia Alvarez Travieso, Guadalupe Batallán, Vanina Biassi, Inés Rank, Lucy Grimalt, Belén Marmora, Luis Ernesto Pedernera Reyna, Mariana Romero, Alfredo Vittolo, y José Miguel Vivanco.
Uno de los discursos más enfáticos fue el de la joven de 22 años Guadalupe Batallán, quien -tras relatar que su madre quedó embarazada a los 15 años- rechazó de plano el proyecto y aseguró que "estamos frente al mayor genocidio universal", al cuestionar el tratamiento 'express' de la iniciativa, y señaló: "Me duele mucho por la Argentina, como joven, lo que me va a tocar vivir".
En tanto, José Vivanco, miembro de Human Rights, sostuvo que "la clandestinidad afecta a las mujeres más vulnerables y a las adolescentes" y consideró que "legalizar el aborto no obliga a nadie a abortar". Advirtió en este sentido que de aprobarse la ley, "se aseguraría que nadie sufra innecesariamente debido a embarazos no deseados o riesgosos".
Por la tarde, expusieron Mariela Bielski; Soledad Bustos; Marina Femenía; Analía Pastore; Luis Ernesto Pedernera Reyna; Marcelo Riera; Patricia Rosemberg; Jorge Sennewald; Laura Vargas y Roberto Votta.
Rosemberg, exdirectora de la "Maternidad Estela de Carlotto", señaló: "Estamos comprometidos con la idea de que las mujeres puedan defender la vida, la salud, puedan decidir y tomar decisiones con la libertad de todas las opciones que tienen, y por eso me parece importante que esta ley de IVE venga con el marco de la Ley de los 1000 días".
En contra del proyecto, Votta, médica del servicio de Obstetricia del Hospital Cosme Algerich, expresó: "El aborto no es la solución, deberíamos aumentar el esfuerzo en la educación sexual". "Los médicos obstetras hace mucho tiempo que hablamos del feto como persona, como un segundo paciente, y como persona tiene el más grande de todos los derechos de un individuo, el derecho a la vida", completó su idea.





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar