Pandemia: la falsa sensación de que el problema ya pasó

Locales 22 de noviembre de 2020 Por Redacción
El sociólogo de CONICET, Daniel Feierstein, analiza esta situación ante el descenso de casos que lleva a que la población crea que superamos la pandemia y podemos volver a la normalidad.
FOTO ARCHIVO DANIEL FEIERSTEIN. El sociólogo habló sobre el coronavirus en la ciudad y en el país.
FOTO ARCHIVO DANIEL FEIERSTEIN. El sociólogo habló sobre el coronavirus en la ciudad y en el país.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

La curva de duplicación de casos está en baja en la ciudad y hoy las autoridades tienen el desafío de comunicar con claridad a la ciudadanía, que el problema persiste y es ahora cuando hay que estar más atentos, cumpliendo con las medidas de prevención archi conocidas: uso de barbijo, distanciamiento social y frecuente lavado de manos.
En una entrevista en el programa “El Otro Lado de la Pandemia”, que se emite por Next Tv, el sociólogo de CONICET Daniel Feierstein explicó:
“es el riego de cuándo empieza a bajar la curva de casos, pensar sobre todo con el modo que está bajando que es muy lento y con una meseta del número de casos activos en gran parte del país que sigue siendo alto; el problema es entender que estás baja tienen que ver por lo general con que la gente que ya se venía descuidando es más o menos la misma y entonces se ha ido contagiando y se ha ido inmunizando cuanto menos por un tiempo, pero el problema es que esa situación se basa en que hay un número de gente que también es importante que se venía y se viene cuidando, y el riesgo de la relajación es que si la gente que se está cuidando se relaja y se deja de cuidar, el ciclo de contagios se reinicia, porque sale a la calle mucha gente que es susceptible y por lo tanto no tiene inmunidad ante el virus y empieza a contagiarse”, sostuvo.
“La idea es poder entender qué nos falta cada vez menos, que hay toda esa posibilidad de que efectivamente llegue la vacuna y que se pueda avanzar con la logística de la vacunación y que eso pueda implicar construir una situación de normalidad en un plazo mediano, pero es necesario comprender que hay que poder llegar a ese escenario sin tener un nuevo descontrol; para eso se requiere continuar con medidas de cuidado todavía por un tiempo más”, indicó Feierstein.
El sociólogo advirtió que “me parece que es muy importante algo que se sigue encarando muy poco y que es un presupuesto en general, incluso de la epidemiología, de la sociología de la salud y que es la reducción de daños, es decir, es comenzar a entender que tenemos que hacer las cosas de otra manera y eso no implica anular nuestra vida, significa que tenemos que hacerlas de otro modo y saber cuáles son los cuidados fundamentales que hay que implementar”.
Al comienzo de la pandemia, contó Feierstein, se puso mucho énfasis en algunas cosas que se sabían en ese momento, pero desde marzo a julio, agosto y ahora que estamos en noviembre se saben muchas más cosas acerca de la transmisión del virus; por ejemplo se conoció que se transmite por el aire, que se transmite por aerosoles y esto requiere llevar a cabo algunas otras cuestiones, entender el riesgo que tienen los encuentros sociales, sobre todo si son masivos, por lo tanto tratar de hacerlos con la menor gente posible, entender que no es mucho más cuidadoso hacer tres encuentros de cuatro personas que uno de 12 y que por lo tanto si podemos hacer esto de dividir los encuentros, espaciarlos, hacerlos siempre afuera, seguir usando el barbijo; tratar de incorporar esta idea de que el problema es cuando hablamos, cuando gritamos, porque va a través del aire y entonces necesitamos limitar esos intercambios”.
El científico de CONICET afirmó que “toda esta información es fundamental y tendríamos que estar en estos momento con la posibilidad de campañas de promoción que nos permitan entender qué actitudes tomar para tratar de tener la situación controlada. Otra que se me ocurre y que es muy importante para seguir cuidando a la población mayor, a la población con comorbilidades o que se considera grupo de riesgo, es que si uno necesita visitar a esa persona y considera que lo tiene que hacer por cuestiones psíquicas e incluso de salud, poder aislarse unos días previamente para estar seguros de que no le vamos a trasladar el virus”.
Finalmente Daniel Feierstein ratificó que es sustancial en este momento profundizar la comunicación creativa, tal como en su momento se hizo con el HIV, intensificando campañas que expliquen cómo llevar adelante las reuniones sociales para que sean seguras y fortaleciendo la idea de que la pandemia continúa y el problema está aún entre nosotros.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar