Mover las reglas en medio del juego

Notas de Opinión 22 de noviembre de 2020 Por Redacción
La reforma del Ministerio Público Fiscal, la elección del Procurador General y la elecciones primarias en una agenda inestable.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Por Mayra García

(Especial de NA). - Dos debates políticos de alto nivel por estos días vuelven a plantear la conveniencia o no de modificar las reglas de juego con la partida en marcha.
Ambos fueron puestos en la escena por el oficialismo y también ambos podrían tener número para avanzar en el Congreso, aunque la clave volverá a estar en la Cámara de Diputados, donde el Frente de Todos no tiene una mayoría que le garantice salir victorioso de todos los debates.
Por ahora, el único gran propósito que se le ha trabado al oficialismo por falta de apoyo es la reforma judicial, que arrancó con ritmo rápido en el Senado pero quedó rezagado en la Cámara baja, ante la imposibilidad de alinear a los aliados circunstanciales.
Con ese antecedente, el FdT deberá enfrentar una nueva prueba relacionada al Poder Judicial: la reforma del Ministerio Público Fiscal. El proyecto oficial marcha a paso firme en el Senado, donde este viernes consiguió dictamen de mayoría en la comisión de Justicia y quedó listo para ser discutido en el recinto, seguramente, la próxima semana.
El Frente de Todos impulsa la quita del carácter vitalicio del cargo de Procurador General y propone reemplazarlo por un período de cinco años, renovable, y con una elección alejada del año en que se vota Presidente. Según entienden en el bloque, esta modificación allana el camino para la eliminación del requisito de los dos tercios de los votos de la Cámara alta necesarios para aprobar a un candidato.
La discusión viene de tiempo atrás e incluso varios referentes de la oposición presentaron propuestas en ese sentido, algo de lo que ahora se vale el oficialismo entre sus argumentos. Aquí aparece el primero de los dos casos del cambio de las reglas con el juego iniciado, ya que actualmente el Senado tiene pendiente de tratamiento el pliego que envió el presidente Alberto Fernández para colocar al juez federal Daniel Rafecas como candidato a jefe de los fiscales.
Por no tener asegurados los dos tercios de los votos, su postulación quedó dormida durante meses, pero en las últimas semanas quedó en medio de la pelea por la reforma de la ley de Ministerio Público. Rafecas avisó que si eso sucede, declinará su candidatura, en disconformidad con la alteración de la norma en pleno juego.
Si bien el Presidente reiteró que es su elegido, el kirchnerismo más duro no está conforme con esa elección y apura la ley, más allá de la advertencia del magistrado federal de bajarse de la carrera. Qué hará Rafecas y el destino de la iniciativa están atados a la suerte que corra el proyecto en Diputados, es decir, al poder de negociación del oficialismo.
Por fuera está la postura de Juntos por el Cambio, que tras el pedido de Elisa Carrió de acompañar a Rafecas como procurador con los dos tercios dijo que tomará una posición al respecto cuando el Frente de Todos defina finalmente si el pliego se trata o no.
El segundo punto a analizar aquí es la eventual suspensión de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del año que viene para ahorrar dinero en medio de la pandemia. Aunque los comicios serán en 2021, ese será la fecha en que se discutiría el tema en el Congreso: otra vez un posible canje de reglas en medio del juego.
Pese a que se suele seguir el precepto que dice que no se cambian las condiciones electorales en año electoral, de suceder, el cambio tendría lugar en un período donde se elegirán senadores y diputados nacionales.
Hasta ahora, el Gobierno prefiere no mostrar sus cartas y dejó en menos de un numeroso grupo de gobernadores peronistas la tarea de introducir el debate en la sociedad. De todas maneras, en Casa Rosada admiten que no es un propuesta descabellada y que la situación se definirá el año que viene, ya que se que aguardará hasta último momento antes tomar una decisión.
La clave estará en el número de contagios, de mortalidad y en si la o las vacunas que el Ejecutivo espera que lleguen surten efecto. Si eso no sucede y se da un rebrote de casos tras el verano, la balanza oficial se inclinará por la suspensión de las PASO, algo que debe hacer el Congreso y para lo que el oficialismo necesita tejer alianzas.
Juntos por el Cambio también se opone a esta iniciativa, pero en este debate el oficialismo podría apelar a aliados inesperados como los radiales de las provincias que comandan Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes).
El primero más que el segundo se han mostrado en línea con las medidas adoptadas durante la pandemia por el poder central y Morales hasta hizo votar a sus diputados a favor del aporte extraordinario de las grandes fortunas este miércoles por la madrugada en Diputados, diferenciándose del resto de JxC.
Esos votos, junto a los de otros aliados frecuentes, podría hacer que las reglas electorales cambien con el juego empezado.

(*) - Jefa de la sección Política de la agencia Noticias Argentinas (NA).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar