Combate de La Vuelta de Obligado

Información General 20 de noviembre de 2020 Por Redacción
20 DE NOVIEMBRE 1845

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

En la Vuelta de Obligado resulta difícil determinar la trayectoria de la unidad una vez finalizada las luchas fratricidas, pues como dice Adolfo Saldias, estuvo fraccionada. “Según las exigencias de la luctuosa guerra civil y de los bloqueos e intervención de la armada de Gran Bretaña y Francia”. En 1845 le tocaría nuevamente actuar contra los agresores extranjeros. Para obstaculizar el avance de la poderosa escuadra anglo-francesa que se disponía a subir por el Paraná, el Brigadier General Juan Manuel de Rosas dispuso que el general Lucio Mansilla reuniese las milicias del norte de la provincia de Buenos Aires en la Vuelta de Obligado, mientras ordenaba que se desplazaran hacia ese punto tropas de línea acantonadas en el campamento de Santos Lugares. Estas tropas las comandaba el coronel Ramón Rodríguez, quien llegó al sitio elegido para la resistencia el 8 de Noviembre.
El día 20, las naves de las potencias europeas hicieron notar sus imponentes siluetas de sus naves en el río, cerrado por una defensa de cadenas atadas a barriles de madera. El avance de estas se tornaba lento por la fuerte corriente y viento en contra. Al contemplar la situación, Mansilla mandó a lanzar diez brulotes (barcos con material inflamables) a la deriva, que ocasionaron el incendio de uno de los buques enemigos. De inmediato dispuso que la célebre banda de los Patricios ejecutara el Himno Nacional. La canción patria fue coreada por las viriles voces que juraron VENCER O MORIR. Mansilla se ubicó en el puesto de mayor riesgo y arenga a las tropas, los cuales responden a viva vos ¡VIVA LA PATRIA!. A las 9,30 Hs, los cañones argentinos comenzaron a lanzar balas lisas poco eficaces para horadar los cascos de acero de algunas naves y ramilletes de metralla que así logró causar grandes daños a las tripulaciones.
Después de media hora comenzó el cañoneo de la escuadra siendo respondida por las baterías de la costa con energía y gran valor, pero poco a poco se fueron agotando las municiones. A las 12 del medio día quedaba solamente en pie una batería gallardamente conducida por el mayor de marina Juan Bautista Thorne.
En todas las posiciones, yacían soldados muertos y heridos.
Mansilla a pie firme y en medio de los escombros, advirtió que una columna desembarca a un kilómetro y medio y mandó a los bravos Patricios de Buenos Aires y a los cuerpos de milicias de Patricios de San Pedro y Norte para contenerlos. Una bravía carga a la bayoneta, encabezada por el coronel Rodríguez obligó a los agresores a reembarcarse.
Luego de recibir fuego incesante la nave insignia francesa fue sometida por 120 impactos sobre su casco. A las 12,30 horas tripulantes de la fragata Firebrand logró cortar las cadenas. Así, la escuadra logró acercarse a la costa, donde se percibía un gran incendio en el bergantín República producido por sus tripulantes para evitar que lo tomara el enemigo.
A las 17.00 hs. el Capitán del navío Hotham colocó sus naves a la derecha de las baterías, ordenando el desembarco de unos 460 hombres los cuales se trabaron en lucha cuerpo a cuerpo con los bravos infantes de Rodríguez, que se encontraban cansados y sin municiones, los Patricios y con fuertes bajas evacuan la posición.
A las 18.00 Hs. Los anglo-franceses tomaron las baterías en donde quedan 950 argentinos entre muertos y heridos.
Los atacantes lograron hacerse de trofeos de guerra entre ellas las banderas, que cuyo color no era la concebida por Manuel Belgrano, sino azul oscuro con el sol rojo.
Entre las enseñas se hallaba una que quedó en poder del comandante de la escuadra, almirante B.J. Sullivan que tiempo después decidió devolverla.
La parte sustancial de la evocación señala: "la bandera de la batería, que fue defendida tan notablemente, fue arriada y me fue entregada por el oficial inglés de mayor rango, al ser arriada, cayó sobre los cuerpos de los caídos y fue manchada por su sangre. He visto últimamente, que la bandera de un regimiento inglés fue restituida por una familia que la poseía desde la guerra de 1807. Deseoso de seguir ese ejemplo quiero restituir al coronel Rodríguez, si vive o no o al Regimiento de Patricios de Buenos Aires, la bandera, bajo el cual, y en noble defensa de su Patria, cayeron tantos de que en aquella época la componían".
“Los que nos batimos con él presenciamos su abnegación y bravura, tuvimos el placer al saber después que había salido ileso de acción”.
Los sobrevivientes de la Independencia o Patricios pelearon el 6 de Mayo de 1846 en la acción de Quebracho, al Norte de San Lorenzo, Provincia de Santa Fe, donde Mansilla, ubicado en las barrancas de la zona efectuó un vigoroso ataque contra la escuadra aliada que, de regreso de Corrientes fue hostigada por los cañoneos y la fusilería de soldados y milicianos. Si bien los barcos de guerra lograron forzar las posiciones patriotas sufrieron considerables daños y pérdidas en sus mercantes, circunstancia que demostró a las grandes potencias que el Paraná no estaba expedito al tráfico comercial, como se pensó luego de obligado.
Pero volvamos al fondo de la cuestión: La lucha emprendida por los anglo-franceses fue exclusivamente colonialista, su objetivo no era otro que dominar el comercio de una cuenca rica en materias primas y con capacidad de compra de sus productos elaborados. Es por eso que decidieron emprender la campaña con las escuadras combinadas por el Paraná, en apoyo de los diversos mercantes de varias banderas dispuestas a vender sus cargas en Corrientes y Paraguay.
Iniciada la misma encontró la mayor oposición en la Vuelta de Obligado, el combate fue tenaz y sangriento. Diez horas de lucha con furia y coraje, faltaron municiones pero no faltaron heroicos soldados. Dos veces el enemigo piso nuestra tierra y otras tantas fueron rechazadas a bayoneta, los nuestros sufrieron 240 muertos y más de 400 heridos siendo el General Lucio Mansilla uno de ellos.

BLOQUEO ANGLO-
FRANCES 1845-1850

Descripción del hecho histórico: El bloqueo anglo-francés se produce con objetivos bien definidos penetrar los ríos interiores para vender sus propios productos.
El 20 de Noviembre de 1845 se produce el heroico y desigual combate de la Vuelta de Obligado, el cual constituye un símbolo de la defensa de la soberanía contra la agresión extranjera, razón por la cual el 20 de Noviembre se consagra por ley de la Nación, como Día de la Soberanía.
Objetivos: Levantar el bloqueo del puerto de Buenos Aires.
Batalla Naval: Vuelta de Obligado, derrota militar y triunfo moral derivado del heroico comportamiento de los Patriotas.
Consecuencias: El 24 de Noviembre de 1849 se firma el Tratado Southern-Arana por medio del cual las potencias Europeas retiran sus tropas del Rio de la Plata, reconocen la Soberanía Argentina sobres los Ríos interiores, devolviendo la Isla Martin García, tomada durante la batalla. Francia lo ara un año después por el Tratado de Lepreduor-Arana 31 de agosto de 1850 bajo los mismos términos.
“En las Acciones de los héroes de la Vuelta de Obligado, están condensadas las glorias más puras de la Patria, siendo símbolo de una Ciudadanía que supo de su coraje, abnegación y heroísmo en jornadas decisivas para la nacionalidad, orgullosa de su historia y de sus méritos al servicio de la Patria.”
¡GLORIA ETERNA A LOS HEROES DE LA VUELTA OBLIGADO!

BIBLIOGRAFIA CONSULTADAS
Los bloqueos navales en el Rio de la Plata¬_ Instituto Browniano.
“PATRICIOS de BUENOS AIRES” – Isidro Moreno – Miguel Demarco
Suplemento Histórico Militar Argentino. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar