Fernández envió el proyecto de aborto legal al Congreso

Nacionales 18 de noviembre de 2020 Por Redacción
El proyecto de ley de Regulación del Acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención postaborto y la Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia, conocida como Plan de los 1.000 días, ingresaron a la Cámara de Diputados, inmediatamente después del anuncio del presidente Alberto Fernández de su envío al Congreso.
FOTO NA PRESIDENTE. Desde su aislamiento en Olivos, Fernández hizo el anuncio con un video compartido en redes sociales.
FOTO NA PRESIDENTE. Desde su aislamiento en Olivos, Fernández hizo el anuncio con un video compartido en redes sociales.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 18 (NA). - El presidente Alberto Fernández envió ayer el proyecto oficial de interrupción voluntaria del embarazo al Congreso, y reiteró que "el dilema que hay que superar es si los abortos se practican en la clandestinidad o en el sistema de salud argentino".
"En el día de hoy, enviaré al Congreso de la Nación para su tratamiento, dos proyectos de ley para que todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral", resaltó Fernández en un video que compartió en sus redes sociales.
En el mensaje, que fue grabado en horas de la mañana en la Residencia de Olivos y en el que se lo vio a Fernández con una corbata de color verde, el jefe de Estado destacó que "el debate no es decirle si o no al aborto", sino superar el "dilema" de "si los abortos se practican en la clandestinidad o en el sistema de salud argentino".
"Los abortos ocurren en forma clandestina y ponen en riesgo la salud y la vida de las mujeres que a ellos se someten", resaltó el Presidente, y precisó: "La criminalización del aborto de nada ha servido. Solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes", resaltó el jefe de Estado.
"Cada año se hospitalizan alrededor de 38.000 mujeres por abortos y desde la recuperación de la democracia murieron más de 3.000 mujeres por esa causa", graficó Fernández.
En esa línea, subrayó que "la legalización del aborto salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectadas por abortos inseguros", pero "no aumenta la cantidad de abortos ni los promueve, solo resuelve un problema que afecta a la salud pública".
"Siempre fue mi compromiso que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad y cuide la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo. El Estado no debe desentenderse de ninguna de estas realidades", enfatizó.
De esta manera, el Presidente anunció que también enviará al Congreso el proyecto de ley que "instituye el Programa de los Mil Días, con el objeto de fortalecer la atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo y de sus hijos e hijas en los primeros años de vida".
"Mi convicción, que siempre he expresado públicamente, es que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad. También estoy convencido que es responsabilidad del Estado cuidar la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo", manifestó.
En ese marco, Fernández reiteró que "la legalización del aborto no implica una carga extra para el sistema de salud", dado que "los procedimientos validados y que se utilizan con estándares de la OMS, son en su mayoría ambulatorios, no quirúrgicos y farmacológicos".
"Las mujeres más vulnerables y en situación de pobreza son las mayores víctimas de nuestro sistema legal. Ellas deben someterse a prácticas inseguras por no poder costear lo que un aborto implica. Muchas de ellas mueren en el intento o quedan afectadas en su salud por siempre", explicó.
En ese sentido, el jefe de Estado ponderó: "Cumplo así con mi compromiso de enviar ambos proyectos de ley para su debate parlamentario siguiendo las reglas constitucionales. Propongo un debate franco que se desarrolle en el marco del diálogo democrático".
En la previa de un debate caliente, Fernández pidió "cuidar el respeto hacia quien piensa de una manera distinta a la propia", y aseguró que "las diferencias nos hacen una sociedad plural y enriquecen la democracia que tanto esfuerzo nos costó consolidar".
"Por convicción personal, estoy seguro que estamos dando respuesta a una realidad que afecta a la salud pública y que con ello estamos ampliando derechos en una sociedad que así lo demanda. Que sea ley", agregó.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar