Para cerrar el año en la punta

Deportes 17 de noviembre de 2020 Por Néstor Clivati
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO NICOLAS TAGLIAFICO. Regresará a la formación titular contra Perú.
FOTO ARCHIVO NICOLAS TAGLIAFICO. Regresará a la formación titular contra Perú.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Esta noche se cierra el calendario albiceleste, en un año atravesado por adversidades e incertidumbres, nunca antes conocidas.
El fútbol ha conseguido resquicios para imponer sus agendas y el poder de las corporaciones a la que sus principales organizaciones representan, intereses que se llaman.
Acaso este punto sea el que explique el por qué, en medio de una pandemia que obligó a barajar y dar de nuevo en todas las actividades del planeta, este deporte con la confección de un protocolo no del todo consistente, le haya torcido el brazo a un criterio sanitario que se globalizó tanto como el propio virus.
No obstante, en la jornada de hoy, esa omnímoda organización sorteará otro obstáculo mayúsculo; la crisis institucional que atraviesa por estos días Perú y que ha encontrado en su capital, la caja de resonancia apropiada, puso en riesgo el partido, debido al alto grado de agitación en las calles y la virulencia de las protestas que, entre otros acontecimientos, llevaron a la dimisión sucesiva de dos presidentes.
Aún así y con argumentos que podrían haberse tornado irrefutables, Conmebol encontró en las autoridades del fútbol peruano, una promesa de garantías para la realización del partido que ni siquiera, ese sistema de seguridad nacional, puede ofrecerles a sus ciudadanos
El fútbol lo puede todo, dice el slogan de una marca que suele acompañar el marketing en los principales torneos, y en esta ocasión, el mismo no resultará óbice y tendremos acción en el estadio Nacional, que a pesar de no permitir el ingreso de los espectadores, lo cercará un rumor de cierta impunidad.

VUELVE UN NICO
Y SEGUIRA OTRO

Scaloni se ha convertido en un buen alquimista y en su laboratorio de Ezeiza se obsesiona por combinar fórmulas qué por el momento, le han dado un resultado aceptable.
Ya no podemos seguir hablando de un entrenador joven a pesar que en su partida de nacimiento conste que nació en 1978. Su destino deportivo y el "Chiqui" Tapia (y tantos otros factores que siguen dejando ojeras en calle Viamonte) lo colocaron en un lugar de privilegio en el momento justo, y el hombre no dudó en recoger el guante a pesar de las miradas torvas de la mayoría de la opinión pública.
Con el partido de esta noche serán 25 los que estuvo al frente de la Selección Absoluta y supera a otros que lo precedieron en ese cargo, algunos que se anunciaron con letras de molde y rápidamente se tornaron un recuerdo, al precipitarse sus gestiones en forma insólita como el "Patón" Bauza o el propio Jorge Sampaoli.
Las estadísticas alientan a lo de "alquimista", ya que solo en una oportunidad pudo repetir la formación de un equipo de manera consecutiva, todo lo demás fue ensayo y error como una imposición de las circunstancias.
Es interesante agregar que este proceso, frente al rigor de los resultados, sale aprobado largamente; con Scaloni el combinado argentino perdió solo cuatro partidos y discusiones aparte, ha logrado un principio de renovación que no debe ser considerada anecdótica por la secuencia cronológica de deserciones, de una generación que sostuvo los compromisos deportivos a ese nivel por más de una década.
Este cuerpo técnico del que también participan Walter Samuel, Roberto Ayala y Pablo Aimar, viene acompañando esta transición con un criterio empírico y conocimiento del material disponible en esa segunda y tercera línea de futbolistas.
Esta estrategia le amplió a Scaloni ese plafón inicialmente débil, en el que comenzó a edificar su proyecto y cierra este año con mejores índices de credibilidad.
Para el desafío frente al seleccionado peruano que dirige el "Tigre" Gareca, según la confirmación en la conferencia en Ezeiza, volverá a contar con uno de sus referentes, Nicolás Tagliafico, ya recuperado, ordenando la línea defensiva con la base titular y dejando a Nicolás González, clave en el empate frente a Paraguay el último jueves, dentro del esquema titular, a pesar que el volante del Stuttgart fue convocado como sustituto del ex jugador de Independiente.
La actitud demostrada en la adversidad de un partido muy cerrado y complejo de revertir, más el buen gol de cabeza con el que Argentina llegó a la igualdad, respaldaron al técnico para ratificarle la confianza en la formación inicial y modificar en parte su rol que, para el caso de esta noche, será mas ofensivo.
El otro cambio tiene la imposición de la lesión de Exequiel Palacios, pero que ya experimentó en La Bombonera; Lo Celso ingresó inspirado luego de la salida del jugador de Bayer Leverkusen y no solo mantuvo el despliegue físico, sino que le agregó algo más de audacia para mejorar los circuitos de fútbol que el equipo no podía imponer ante la presión de los guaraníes en la primera parte del partido.

OTROS PARTIDOS
También jugarán hoy, por la cuarta fecha: a las 18:00, Venezuela vs. Chile y Ecuador vs. Colombia; a las 20:00, Paraguay vs. Bolivia y Uruguay vs. Brasil.

Te puede interesar