El uso de la Ivermectina humana está dando resultados favorables

Locales 15 de noviembre de 2020 Por Redacción
Así lo afirma el Dr. Héctor Carvallo, coordinador médico del Hospital Doctor A. Eurnekian de Ezeiza, acerca del uso de Ivermectina como tratamiento preventivo en el personal de la salud, y como terapia para tratar a los diagnosticados.
FOTO ARCHIVO IVERMECTINA. A pesar de su uso veterinario, también es utilizada en la medicina humana en forma de comprimidos o gotas.
FOTO ARCHIVO IVERMECTINA. A pesar de su uso veterinario, también es utilizada en la medicina humana en forma de comprimidos o gotas.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Cada vez son más los protocolos de prueba que se están aplicando en tiempo real para combatir el Covid-19, uno de ellos: el uso de Ivermectina, que a pesar de que suele utilizarse en la actividad veterinaria generalmente por vía inyectable y en menor medida por vía oral, también es utilizada en la medicina humana, en forma de comprimidos o gotas.
El Dr. Héctor Carvallo (MN 61217 y MP 35574), coordinador académico del Hospital Eurnekian, ex profesor de medicina de la UBA y actual profesor de medicina de la UAI y de la UM, en diálogo con el programa El Otro Lado de la Pandemia, que se emite por el canal local Next Tv, explicó: “cuando hablamos de Ivermectina hablamos de un antiparasitario que inicialmente se utilizó a nivel de Medicina Veterinaria y hace 20 años aproximadamente pasó a medicina humana; los que más la utilizan son los pediatras, dermatólogos y gastroenterólogos para tratar parásitos de la piel, del tubo digestivo y también otras patologías como la rosácea”.
Asimismo precisó que la Ivermectina fue ensayada en un principio en la Universidad de Monash, en Melbourne, Australia en enero, con muy buenos resultados in vitro para la reducción de la carga viral del Covid-19. “Nosotros a partir de esos trabajos que fueron hechos en laboratorios, realizamos protocolos para llevarlos adelante en seres humanos y se dividieron en dos grandes grupos: uno de prevención que combina la Ivermectina en dosis muy bajas con carragenina, un producto natural derivado de algas rojas que actúa como emulsionante y que se encuentra aprobado por la ANMAT. El otro protocolo es para tratamiento, es decir uno se desarrolló para personas sanas y el segundo para personas que ya habían enfermado y a este lo llamamos protocolo IDEA, ya que es el acrónimo de los cuatro fármacos que combinamos y que se le da al paciente de acuerdo a la gravedad del caso: Ivermectina, Dexametasona, Enoxaparina y Aspirina”, contó el Dr. Carvallo.
“Esos protocolos fueron inscriptos en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos y fueron llevados adelante entre el mes de mayo y junio. En el caso del protocolo de prevención se formaron dos grupos de trabajo dentro del personal de la salud; esos grupos coincidieron en trabajar bajo el mismo techo, en el área Covid, con edades muy similares y ambos con las medidas de protección estándar que se utilizan en esta pandemia; es bueno aclarar que ninguno de estos protocolos reemplaza las medidas existentes. Así se creó un grupo de 131 agentes que además de los equipos de protección utilizaron el protocolo de Ivermectina más carragenina y otro de 98 agentes que utilizando las medidas de protección pero sin el protocolo oficiaron del grupo control. Se hicieron hisopados para comprobar que no estaban enfermos e hisopados semanales durante un mes, ya que ese fue el tiempo que determinamos en la Biblioteca de Estados Unidos para obtener resultados. A lo largo de ese mes dentro del grupo control se detectaron 11 contagios en tanto en el grupo que recibió el protocolo no hubo contagios”.

USO EN DIFERENTES HOSPITALES 
El Dr. Carvallo explicó que terminado el tiempo de prueba se extendió el uso de estos protocolos que utilizan la Ivermectina, al personal de salud del hospital Ezeiza y luego se utilizó en agentes de salud de otros hospitales cercanos. En los tres meses posteriores hubo 788 trabajadores de la salud que utilizaron el protocolo y 407 que prefirieron no usarlo, -porque no es obligatorio-, pero quisieron formar parte del denominado grupo control, y allí más de la mitad se contagiaron, no así en el grupo que utilizó la profilaxis que siguió sin contagios, describió el profesional.
Una de las modificaciones que hizo el médico infectólogo Roberto Hirsch con quien trabaja el Dr. Carvallo, fue utilizar la Ivermectina sin carragenina y los resultados fueron igualmente satisfactorios.

TRATAMIENTO Y DOSIS
RECOMENDADA CON IVERMECTINA

Respecto a la dosis recomendada, el médico dijo que “se estandarizó en 12 miligramos semanales, es decir 2 comprimidos de 6 miligramos por semana o 60 gotas”. “Como estos protocolos no están patrocinados por ningún laboratorio nosotros para poder llevarlos a cabo tuvimos que recorrer laboratorios para conseguir muestras”, precisó el Dr. Carvallo y aclaró: “siempre se debe usar la Ivermectina de uso humano por razones de trazabilidad. El tratamiento compasivo tal como lo describe la ANMAT es aquel que se utiliza cuando no hay un tratamiento definitivo, pero sin salirse de la farmacopea humana y utilizando fármacos que tengan el mínimo riesgo colateral”.

IVERMECTINA: NO
GENERA INMUNIDAD

El profesional aclaró que la Ivermectina no genera inmunidad pero explicó el significado de inmunidad de rebaño, señalando que es cuando el 75% de la población ya sea porque se vacunó o se infectó ha desarrollado anticuerpos y ya la circulación del virus estaría muy limitada. “Lo que nosotros decimos es que en los pacientes con cuadros leves, con el tratamiento logramos que los cuadros cedan en 48 a 72 horas que ninguno pase a moderado o grave, porque hasta el caso más severo primero fue leve”.

CUESTIONAMIENTOS 
DE LA SAI

La Sociedad Argentina de Infectología emitió una carta pública desestimando el uso de la Ivermectina, hecho que generó divisiones dentro de los profesionales de la salud. Al respecto el Dr. Carvallo señaló que “fue una situación en el mejor de los casos desafortunada porque no fue firmada por todos los socios de la SAI sino solo por unos pocos y es rarísimo ese informe porque uno puede declarar que no está a favor de algo pero no rotundamente en contra. Esa carta motivó la renuncia de 15 socios, incluyendo los socios fundadores de la Sociedad Argentina de Infectología que todavía están vivos, porque todos ellos están utilizando Ivermectina. Fue algo intempestivo”, finalizó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar