Agresor de exbailarina estuvo en el casting del "Bailando"

Policiales 12 de noviembre de 2020 Por Redacción
Sebastián Damián Villarreal, detenido por atacar a Julieta Antón y a Sofía Bovino en una escuela de danzas de Palermo, quería ser artista en el exitoso certamen que conducía Marcelo Tinelli.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Uno de los más grandes sueños de Sebastián Damián Villarreal, quien atacó a cuchilladas a su profesora de baile y exbailarina de ShowMatch y a la dueña de la escuela de danza a donde asistía en el barrio porteño de Palermo, era ser parte del staff del "Bailando por un sueño".
Así revelaron en las últimas horas los allegados del agresor, que se presentó al casting en Ideas del Sur en 2015 para convertirse en uno de los bailarines del exitoso certamen que conducía Marcelo Tinelli.
Según lo publicado por Crónica, ddemás de sus datos personales y de contacto, Villarreal asentó su apodo "Melli", ya que tiene, efectivamente, un hermano mellizo, que se desempeña como periodista deportivo.

ENORME INTERES
Quienes conocen a Villarreal también afirmaron que el hombre de 30 años tenía un enorme interés por ser bailarín y alcanzar la fama dentro de la comedia musical, ámbito al que ingresó poco a poco tras participar de pequeñas producciones locales, cursos y congresos donde conoció a importantes figuras, como Valeria Lynch.
Ese recorrido artístico lo llevó a integrar la escuela Club de Danza, en avenida Federico Lacroze 2.090, donde tomaba clases hace apenas algunos días con Julieta Antón (26), una bailarina que había trabajado en los programas de baile de Tinelli y acompañó a Tini Stoessel, pero que daba clases en la actualidad.
Mientras Antón estaba en uno de los salones, Villarreal ingresó y tras una discusión comenzó a agredir a la joven con un cuchillo, ocasionándole cortes en los brazos y en la cabeza.
También atacó a Sofía Bovino (36), dueña de la escuela, cuando ella trató de impedir que matara a la profesora. Al verse rodeado por la Policía, Villarreal comenzó a gesticular con asesinar a Antón, pero un policía lo baleó en una pierna, por lo que fue trasladado al Hospital Tornú, donde quedó internado con custodia policial.

UNA OBSESION
"Está obsesionado conmigo”, fue la frase que Antón le llegó a decir a uno de los policías que la asistieron antes de ser trasladada por el SAME al Hospital Pirovano, donde fue dada de alta horas más tarde.
Fuentes de la investigación y amigas y alumnas de las víctimas, aseguraron en declaraciones a la prensa que el agresor acosaba permanentemente a su profesora de baile, con mensajes en sus redes sociales.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar