Raíces y semillas

Información General 09 de noviembre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

De los inmigrantes llegados a Rafaela desde la década del ochenta, en el siglo 19, podemos citar italianos (la mayor cantidad), españoles, suizos, franceses, alemanes, croatas, serbios, libaneses, sirios, rusos, húngaros, polacos bielorusos, ucranianos y podemos dejar abierta la ventana para enumerar muchos otros de los cuales no tenemos pruebas concretas.
A esta altura del siglo veinte quedan pocos de aquellos originales, sin embargo, además de su trabajo y las raíces que echaron en esta tierra que amaron, padecieron y engrandecieron dejaron miles de historias de las cuales rescatamos dos.
Una la de un inglés, Mr. Anderson, que llegó a Argentina luego de terminada la primera guerra mundial. Según relata su hija Ercilia, su padre había combatido por la Gran Bretaña, su país, y al término de la contienda su destino lo arrojó a París, donde con otro soldado terminaron sentados ante el monumento al General San Martín en la capital francesa. Jóvenes, con las huellas de la contienda, leyeron las placas que allí había y lo decidieron: vinieron a Argentina.
Aquí se convirtió en un gaucho de a caballo, consumidor de charque y matero permanente.
Nunca pude saber si había obtenido su documento o ciudadanía nacional, aunque la merecía.
Otra. He conocido a numerosos polacos (tengo abuelos y tíos), la mayoría de los cuales trabajaron en el Frigorífico Fasoli (hoy Rafaela Alimentos). Algunos de ellos pasaron setenta u ochenta años sin otro documento que una humilde cédula de identidad que otorgaba la Policía Departamental. Algunos; otros vivieron, educaron a sus hijos, tuvieron su casa, su historia sin agregar papeles. Ellos también eran argentinos más allá de un documento. EDP

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar