La grieta se ensancha en la política santafesina

Locales 09 de noviembre de 2020 Por Darío H. Schueri
El tratamiento del Presupuesto 2021, y la angular Ley de Conectividad que impulsa el Poder Ejecutivo, harán que la grieta política en Santa Fe se transforme en una peligrosa falla geológica en las próximas semanas.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

(Desde Santa Fe). Mientras tanto, el sarcástico analista político de Clarín Alejandro Borensztein dice que en las bóvedas del BCRA hay “un vacío imposible de llenar” (de dólares), y reproduce frases de Cristina Fernández de Kirchner y Guillermo Moreno alabando las virtudes proteccionistas, defensa del mercado interna y su bandera, del perdidoso Donald Trump, a la vez que el analista financiero Diego Redondo señaló en ”Desafíos Productivos” (Cablevisión Santa Fe), que el gobierno ansía la llegada de la nueva misión del FMI, quizás para pedirte un nuevo empréstito que permita “llenar ese vacío”, ironizando sobre que los activistas deberán guardar el discurso “fuera FMI” para la próxima renegociación de la deuda.

EL PERONISMO PARTIDARIO
NO TENDRA INTERNAS 

Dentro de la bota santafesina el peronismo, para no tener que abrir las desoladas escuelas el 20 de diciembre, decidió que no haya elecciones partidarias y se conformen listas de unidad en todo el territorio, comenzando por el Consejo Ejecutivo, que lo seguirá presidiendo el gran conciliador Ricardo Olivera, esta vez secundado por Norma López. Aseguran en el PJ que esta vez no quedó sector interno sin representación partidaria.
Adviértase que la Sra López, proviene del riñón político de Agustín “Chivo” Rossi (La Corriente) y Olivera adhiere a esa facción interna. Roberto Mirabella, espada política del Gobernador Omar Perotti, prefirió esta vez salirse de la exposición partidaria (será vocal), y optó por ser congresal nacional. ¿Y el hombre de Perotti en el Consejo?, inquirimos: “Ricardo Olivera, es su amigo”, nos respondieron desde la sede de calle Crespo. ¿Será?.
El profesor universitario y diputado provincial Ricardo Olivera, junto a un gravitante personaje del peronismo – en las sombras – fue el año pasado el factótum, con el Instituto Patria, de la “unidad en la diversidad” que le permitió a Perotti llegar al Sillón del Brigadier. ¿La unidad partidaria (los gremios dicen que quedaron afuera) se traducirá en alguna medida en los futuros cambios en el gabinete?

AHORA, LA SUSPENSION
DE LAS PASO 

Una vez sellada la unidad partidaria en el peronismo gobernante, faltaba ponerle el broche institucional para que a nadie se le ocurriese librar en las urnas públicas alguna batalla pendiente en el Partido; y es así como el líder natural Omar Perotti anunció, en sintonía con Alberto Fernández, su deseo de que no haya PASO el año que viene.
De esta manera, los líderes territoriales armarían sus listas (en el caso del PJ en el primer piso de la Casa Gris) y el resto, básicamente dentro del variopinto FPCyS, (donde la UCR tiene cuitas internas por resolver) podrían entrar en una peligrosa balcanización política.
Por nada, el astuto Miguel Lifschitz presintiendo la jugada peronista, ya salió a caminar la Provincia en pos de su candidatura a senador Nacional, pero primordialmente tratando de consolidar el FPCyS, sumando otros elementos para construir la argamasa que lo deposite en una banca en el Senado de la Nación, y para que el frente (ya no “de frentes”) no resigne territorios a manos del peronismo el año que viene, objetivo cardinal de Omar Perotti.

LA OPOSICION SE OPONE
(A LA SUSPENSION DE LAS PASO)

El arco político reaccionó ante la intención gubernamental de suspender las PASO, y fue así que precisamente Miguel Lifschitz les dijo a los suyos que “si ahora las PASO no les conviene – al peronismo - que busquen otro argumento”, mientras que el líder del radicalismo NEO Maximiliano Pullaro fue tajante: “es inaplicable suspender la Ley” (PASO).
Julián Galdeano, del radicalismo M.A.R en Juntos por el Cambio cree que “no puede pensarse en una derogación, aunque sea temporaria de las PASO, sin evaluar que mecanismos existirían para seleccionar candidatos”; a la vez que su compañero de bancada Alejandro Boscarol sostuvo que “si se suspendiesen las PASO, los candidatos en lugar de ser elegidos por la gente, terminarían siendo digitados en algún despacho oficial, y eso empobrecería la democracia”.
El líder del PRO santafesino Federico Angelini opinó tajantemente que “una decisión unilateral en los sistemas electorales son propios de conductas hegemónicas”; y Gabriel Real del PDP razonó que “si la decisión hubiera que tomarla hoy creo en que hay que suspenderla, de cualquier forma tiene que ser producto del acuerdo de los Partidos políticos”. Carlos del Frade del FSP coincide con Perotti – en suspender las PASO – “especialmente porque obligará a generar mayor discusión internas en los partidos y frentes, y no dejar librada esa instancia al voto de la gente”, afirma.

EL PRESUPUESTO
DE LA DISCORDIA 

¿Por qué Omar Perotti se metió con las PASO si tiene por delante una difícil parada por resolver: el presupuesto 2021 que difícilmente pase sin sobresaltos, no exentos de cruces de espadas, el tamiz de Diputados?. El FPCyS no está dispuesto, por ejemplo, a prorrogar la vital Ley de Necesidad, incluyendo, por ejemplo en el presupuesto, las ayudas a municipios y comunas que, según la oposición, este año el gobierno otorgó de manera discrecional. La medular Ley de Necesidad dejó heridas, ahora suturadas, en la oposición, toda vez que “los duros” sostenían que esta norma excepcional significaría darle un cheque en blanco y elementos de poder al Gobernador Perotti, que usaría sin escrúpulos; mientras el sector más dialoguista suponía que no había que quedar negando un gesto de confianza. Perotti se encargó que los duros les facturen a los dialoguistas el cheque en blanco y las armas con las cuales hoy los ataca.
El 2021 - ¿será por la urgencia de que se vaya el 2020?-, ya está políticamente a la vista.





Te puede interesar