"Creando Conciencia", un programa para potenciar la responsabilidad ciudadana

Suplemento Economía 08 de noviembre de 2020 Por Redacción
La educación ambiental atañe a toda la sociedad rafaelina y debe tener un enfoque amplio de participación y construcción colectiva.
Ver galería 20-Eco Punto
1 / 3 - FOTO MDT/UTN RAFAELA - ECO PUNTO. Espacio ubicado en Ruta 70, cerrado en el marco de pandemia. Los vecinos arrojaron sus residuos en el exterior. Durante el marco del covid19, el vecino podía llevar sus residuos al relleno sanitario, que estuvo abierto de lunes a sábados, e inclusive feriados.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Por Luis Castellano
Ma. Eugenia Eberhardt
y Claudia Isaurralde
*


Desde hace más de 10 años en nuestra ciudad se lleva adelante el “Programa Creando Conciencia”, que pone a disposición herramientas y recursos de distintos tipos para la educación ambiental. Adoptando metodologías y formatos que generen hábitos y capaciten a las y los ciudadanos con relación al cuidado del ambiente, enfocándose especialmente en la separación de los residuos sólidos urbanos.
Siendo el territorio de Rafaela una referencia en política ambiental a nivel país, como estudiantes de la Maestría en Desarrollo Territorial, nos proponemos realizar un análisis de este programa insignia, que propende a la formación de una sociedad sostenible, mediante la reflexión colectiva en torno a la visión local de la problemática socio ambiental.
El diseño del programa, liderado por el municipio local y es parte de una política ambiental amplia, está conformado por un conjunto de actividades y actores que llevan adelante el mensaje ambiental a cada rincón de la ciudad: a través de los promotores ambientales que realizan la visita puerta a puerta en los 42 barrios de la ciudad para promover la separación de residuos, con la participación de más de 50 establecimientos educativos, de los diferentes niveles (inicial, primario, secundario y universitario), concientizados acerca del cuidado de los recursos naturales y dando a conocer el desempeño local en materia ambiental, las cooperativas de recicladores urbanos, eslabón fundamental de la economía verde y generación de empleo, que realizan la selección y clasificación de los residuos recuperables provenientes de la recolección domiciliaria clasificada, la estación del Eco Punto, los grandes generadores, el servicio de recolección del microcentro, empresas y organizaciones.
El Instituto para el Desarrollo Sustentable es a su vez una entidad autárquica que transforma la política ambiental en una política de estado y le da participación a un número de importantes actores y agentes institucionales.
Sin embargo, a pesar del tiempo desde su implementación, de las acciones y los logros alcanzados, en nuestro tránsito diario por la ciudad, visualizamos en distintos sectores una realidad que no se asemeja a lo que se promueve a través del Programa “Creando Conciencia”. Las fotografías nos muestran y reflejan, la falta de compromiso de algunos vecinos, que arrojan sus residuos en lugares inapropiados, sin evaluar que dichas conductas, atentan contra una política ambiental elogiada por muchas ciudades del país.
Esta vivencia nos permite hacernos algunas preguntas disparadoras para analizar la situación y contribuir al debate de lo que falta y son las siguientes, ¿llega el programa “Creando Conciencia” a todos los ciudadanos y a todos los sectores? ¿Se han dado los espacios de diálogo con todos los actores intervinientes? ¿Tiene la política ambiental de la ciudad de Rafaela incentivos quienes cumplen o sanción para quienes no? ¿Las/los ciudadanos rafaelinos conocen la dimensión del impacto social que genera en las cooperativas de recicladores urbanos una incorrecta disposición final de residuos no clasificados? ¿Saben el gasto que representa al estado, la limpieza de caminos y recolección de estos mini basurales?
Podríamos decir que probablemente existe una falta de compromiso en estos ciudadanos hacia los problemas ambientales, viéndolos en muchas oportunidades como situaciones aisladas y como responsabilidad única de los entes gubernamentales.
Consideramos fundamental una instancia de diálogo, con la inclusión de nuevos actores (propietarios y/o empleados rurales, trabajadores del Eco Punto, vecinos del periurbano, entre otros.) que puedan aportar sus miradas sobre el trabajo del Programa y contribuyan a clarificar y a construir, aquello que aún está por hacerse.
Nada de esto será posible como modelo hacia un futuro, sin la intervención fuerte del estado, liderando los cambios de conducta ambiental que se requieran. Dispuesto a la reflexión, a reinventarse considerando e incorporando a la reflexión y a la acción, la mirada de diversos actores sociales que se vean involucrados en este Programa, lo que permitirá una mayor toma de conciencia y participación por parte de la comunidad.

(*) El presente artículo forma parte de la nueva serie de aportes al debate y la reflexión que hacen a diario LA OPINION alumnos de la Maestría en Desarrollo Territorial, la cual se dicta desde hace 10 años en el ámbito de la Facultad Regional Rafaela de la Universidad Tecnológica Nacional - www.mdt.frra.utn.edu.ar -


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar