Viento, lluvia, piedras, sol y arco iris en un solo día

Locales 26 de octubre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...
FOTO TWITTER DAÑOS. En un campo de María Susana el viento derrumbó una enorme estructura.
FOTO TWITTER DAÑOS. En un campo de María Susana el viento derrumbó una enorme estructura.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Una intensa tormenta se desató en Rafaela ayer a primeras horas de la mañana que mezcló viento y lluvia, con un saldo de árboles caídos, como el de gran magnitud ubicado en el cantero de bulevar Roca y Lamadrid, o en otros casos pequeñas ramas. Al final la lluvia registrada alcanzó los 31,8 mm, una muy buena marca en función de las necesidades del campo de la región que soporta una sequía costosa en términos productivos. 
Lo que pasó el domingo fue curioso. A la mañana se levantó un fuerte viento sur y rápidamente se desató un aguacero. A media mañana ya se comenzó a tranquilizar aunque las nubes oscuras nunca se fueron, ya que hubo precipitaciones intermitentes, como el chaparrón del mediodía. Lo curioso fue que poco después de las 14 hs. volvió a caer agua del cielo pero esta vez junto a pequeñas piedritas de hielo, lo que obligó a algunos automovilistas que habían dejado su vehículo fuera del garaje a entrarlo en un santiamén. 
La temperatura más alta del domingo fue de 24.3°C a las 16 hs. según el Twitter de Clima Rafaela. A la tardecita nuevamente se levantó viento fuerte del sur acompañadas de nubes muy oscuras que viajaban rumbo al norte dejando algunas gotas, aunque curiosamente al sur y al oeste se podía ver sobre el horizonte una partecita del cielo. Ahí se coló el sol para iluminar la ciudad generando un cielo para el lucimiento de fotógrafos. Para completar el cuadro, el arco iris se asomó por unos instantes en el cardinal norte cortando la tétrica imagen que ofrecían nubarrones azul oscuro. 

UN DESASTRE EN
MARIA SUSANA
La localidad de María Susana, del departamento San Martín, fue el epicentro de la fuerte tormenta que azotó el centro oeste santafesino. Si bien la lluvia fue de unos 50mm en el ejido urbano, y ascendió a unos 70mm en la zona rural del distrito, los fuertes vientos provocaron cortes de energía y serios destrozos e incontables daños materiales, informó el portal El Trébol Digital. 
Unas 30 viviendas de la localidad sufrieron roturas en techos, paredes e infraestructuras y se calcula que unos 500 árboles cayeron o al menos fueron seriamente dañados. El barrio oeste, detrás de las vías del ferrocarril, fue el sector más perjudicado y el área en donde volaron techos de chapas y se desplomaron incontables columnas de la luz y teléfonos.
También, la Cooperativa Ganadera de María Susana tuvo daños millonarios, sobre todo en el sector de acopios y silos. Una incontable cantidad de eucaliptus cayeron sobre el paseo aeróbico, uno de los lugares más concurrido por la sociedad susanense.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias