La percepción sobre el campo

Editorial 14 de octubre de 2020 Por Redacción
Seis de cada diez argentinos tienen una imagen positiva del campo durante la cuarentena.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Periódicamente, hay actores políticos de la Argentina que se empeñan en generar confrontación y que buscan sacar provecho con el modelo de la grieta. En otros términos, con el modelo "divide y reinarás" y sobre la base de falsas dicotomías presuntamente ideológicas procuran eternizarse en los pliegues del poder. Así, encontramos que de tanto en tanto desde una supuesta izquierda progresista, pero cuyos dirigentes aman el capitalismo y les encanta acumular riquezas, inician una caza de brujas demonizando al campo argentino. En un debate estéril y nada saludable, el objetivo es perjudicar la figura de los productores tan solo por defender el resultado de su esfuerzo en el marco de una economía en la que es mejor ahorrar en semillas que en pesos. Como se demora en vender la cosecha, que implicaría el ingreso de dólares que reforzarían las alicaídas reservas del Banco Central, entonces se los califica agresivamente como anti patria o especuladores. 
En este escenario de ataque sistemático hacia el campo desde uno de los costados de la grieta. se llevó a cabo un estudio para indagar sobre la percepción que los argentinos tienen respecto a los productores agropecuarios, más allá de los estereotipos, preconceptos y prejuicios. Un 63% de la población consultada dijo tener una imagen "buena o excelente" del campo y la mayoría de los habitantes consideran que la ganadería es una actividad sustentable. Así lo consignó un estudio del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) presentado en forma virtual por Adrián Bifaretti, jefe de Promoción Interna de la entidad, y Eugenia Brusca, asistente de Promoción Interna.
El relevamiento se realizó en agosto sobre 1.100 casos, con una muestra representativa según cuotas de sexo, edad, zona geográfica y nivel socioeconómico de la población argentina. El propósito del trabajo fue evaluar la imagen que tiene la sociedad del campo, particularmente con relación a la actividad desplegada por la cadena de ganados y carne vacuna. Bifaretti destacó que la imagen positiva del campo durante lo que va de la pandemia tiene que ver seguramente con el hecho que se ha podido garantizar el funcionamiento de las distintas cadenas agroalimentarias y la sociedad no ha sufrido desabastecimiento de ninguna clase de productos.
Según los analistas del IPCVA, el campo está siendo bien visto independientemente de la situación económica de la gente, de si ha recibido ayuda o no por parte del gobierno, de si ha tenido que endeudarse o no y si ha debido dejar de pagar impuestos o servicios o no. Otro de los aspectos conflictivos que debe afrontar el sector cárnico es impulsado por movimientos veganos, vegetarianos y flexitarianos, que buscan abandonar o disminuir el consumo de carne vacuna. La encuesta indica que 61% de la población consultada no siente culpa cuando los animales se destinan a faena para dar origen a uno de sus alimentos preferidos. Un 39%, en cambio, dice sentir culpa debido a la muerte de los animales.
Los resultados del panel online del IPCVA demuestran que los argentinos asocian en general a la producción ganadera como una actividad sustentable. En este sentido, 62% de las respuestas vinculan a la producción ganadera con una actividad sustentable, solo un 14% piensa que no es sustentable y un 24% de las personas encuestadas no tiene conocimiento del tema o no se sienten en condiciones de dar su opinión. En general, la asociación de la sustentabilidad de la ganadería con la posibilidad llevar adelante la actividad sin perjudicar el medioambiente, la sustentabilidad económica, así como aquella ligada al arraigo que promueve en el interior del país suele provenir de aquellas personas que poseen una mejor imagen del campo.
En este marco, el informe advierte diferencias en la percepción del tema cuando el análisis se efectúa por segmentos de diferentes edades. Así, mientras que un 18% del segmento de los centennials (18 a 25 años) cree que la actividad ganadera no es sustentable, en la población de 50 años o más este porcentaje baja al 8%. Una consideración similar cabe según el nivel socioeoconómico. Mientras en el nivel ABC1 un 25% de la gente piensa que la producción ganadera no es sustentable, en el nivel socioeconómico más bajo DE, solo un 12% están de acuerdo con esta aseveración.
Más allá de analizar la percepciones de la gente frente a estos temas, el estudio analiza también el comportamiento que presentan los argentinos con distintas conductas alimentarias en las conversaciones de las redes sociales. En este sentido, si bien la cadena de carnes tiene en estos momentos una buena imagen y la “cultura carnívora de los argentos” no está en riesgo por posibles cuestionamientos ambientales, éticos o morales ligados a la faena de animales para la producción de carne, también es cierto que aquellos que adhieren a las conductas alimentarias que abandonan o disminuyen el consumo de carne poseen hoy en día una mayor militancia y activismo en las redes sociales.





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar