El policía herido en un ojo perdió la visión

Policiales 13 de octubre de 2020 Por Redacción
COBARDE AGRESION EN BARRIO ACAPULCO DE JOSEFINA

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El uniformado del Comando Radioeléctrico de Frontera, que laboraba en pos de desactivar un evento clandestino relacionado con el juego de bochas, sufrió una grave lesión en uno de sus ojos y debió ser operado nuevamente en la jornada de ayer, en un centro de salud de la ciudad de Santa Fe.
El evento en cuestión se trató de un partido de bochas que se llevaba a cabo en barrio Acapulco de Josefina, cerca de las 18.00 del domingo.
En ese contexto, personal del Destacamento policial del barrio Acapulco, y del Comando Radioeléctrico de la ciudad de Frontera, intentó desactivar el juego en el cual participaban más de 50 personas, y resultó agredido salvaje y cobardemente dada la superioridad numérica de los agresores.
No conformes con ello los agresores también atacaron los móviles policiales, por lo que los policías actuantes se vieron obligados a replegarse.
En la ocasión cuatro efectivos fueron hospitalizados, dos ellos con fuertes golpes y dos móviles presentaron roturas de cristales y daños en la estructura.

LLUVIA DE PIEDRAS
De acuerdo a lo publicado en la oportunidad por LA OPINION online, llovieron las piedras sobre los policías, y uno de los uniformados -integrante del Comando Radioeléctrico- desde un primer momento se temió podría perder un ojo por lo que fue trasladado a la ciudad de Santa Fe, donde ya fue sometido a intervenciones quirúrgicas –al menos dos- en el ojo afectado.
El numerario herido es el oficial subinspector del Comando Radioeléctrico de Frontera, Daniel Capdevilla, quien se encuentra internado en el Hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe.
Además de Capdevilla, en el hecho en cuestión, otros cuatro efectivos resultaron con lesiones de diversa consideración. Ellos son el suboficial Juan Carpio, con fuertes golpes en la cabeza; el oficial Gustavo Meynet y el suboficial Leonardo Fernández.
Desde la Municipalidad de Frontera repudiaron el violento accionar de los “vecinos” y ante el vacío que dejaron los heridos en el Comando Radioeléctrico de Frontera, se solicitaron refuerzos urgentes al Jefe de Orden Público, obteniendo recursos humanos del Cuerpo Guardia de Infantería y de la Policía de Acción Táctica (PAT) de Santa Fe, quienes permanecerán en Frontera al menos los próximos 15 días.

EFECTIVO
HERIDO
De acuerdo a lo publicado por LA OPINION online, otro policía, compañero del herido, pudo visitarlo en su lugar de internación y posteriormente transmitió parte del diálogo mantenido con Capdevilla.
Dice así: "Buenas noches. Para conocimiento del personal, digo que acabo de salir del Hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe.
"Estuve hablando unos 40 minutos con el subinspector Daniel Capdevilla, subjefe del Comando Radioeléctrico de Frontera.
"Amén de la gravedad de lo ocurrido, está muy bien de ánimo.
"No estaba dolorido, está al tanto de la lesión que tiene, pero recibió la noticia como un guerrero que es. Y lo hizo pensando en su familia, y en qué podrá seguir abrazando a su bebé de un mes y medio, a su esposa y a todos los seres queridos.
"A la hora 8 está prevista una cirugía para sellar la lesión.
"A media mañana voy a pasar a verlo", afirma el confidente.

ULTIMO PARTE
DEL HOSPITAL
El colega El Periódico de San Francisco logró comunicarse con médicos del directorio del Hospital Cullen de Santa Fe en la jornada de ayer, quienes confirmaron al medio cordobés que el agente Capdevilla perdió la visión en el ojo herido.
Técnicamente el parte médico dice lo que sigue: el paciente "requirió la evisceración de uno de sus ojos por estallido ocular" y su estado era "estable". Es decir, que triste y dolorosamente perdió la visión en el ojo afectado.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar