La foto nunca entregada con O'Rei Pelé

Deportes 07 de octubre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Mientras avanzaba con algunas consultas sobre este apasionante tema de las figuritas, un amigo no dudó en confesarme que aún guarda en su casa un paquete original, pero que no las regala ni las muestra.
Otro condiscípulo, con sede en barrio Alberdi, me dice que las compraba en el kiosco de Fermín, un clásico de muchos años, ubicado en calle Urquiza, bien frente a la Escuela Normal.
Pero el mejor dato me lo aportó un coleccionista de esos bien fanáticos, que tiene más memoria que quien esto escribe. Según el aportante, para acceder a la pelota de cuero (número 3, se confirma) había que completar dos albúmenes; si era uno solo, apenas alcanzaba para un álbum nuevo y cinco paquetes de figuritas.
La mecánica era la siguiente: se entregaba en el kiosco proveedor y a la semana, se pasaba a buscar la recompensa, siempre con la ansiedad a flor de piel. Ahora bien, este sujeto, de actuales 65 pirulos, sostiene que completó tres, y que aspiraba a la pelota, que era una forma de magia tan difícil de entender como inimaginable para quien no pertenezca a esa franja generacional.
El asunto es que el premio estuvo, pero tenía que ir a retirarlo a la Librería y Papelería Casa Antonio Di Nobile, sita en la esquina de San Martín y Pueyrredón, en horario de comercio. ¿Por qué? Porque ese inmenso negocio (del cual todavía quedan algunas huellas edilicias, aunque cerró sus puertas hace más de cuarenta años) era el representante y distribuidor de la marca "Sportlandia", que etiquetaba la ansiada pelota.
Una vez corroborados los datos, el ganador era invitado a tomarse una foto junto a una silueta que tenía la imagen de Pelé (ídolo de aquellos tiempos), pateando un balón de la citada marca, por entonces, de primera línea; de un lado con indumentaria de River y del otro con la de Boca. El fotógrafo contratado tenía su estudio, muy cerca, en Pueyrredón al cincuenta, (¿Foto Aldo?) y se tomaba su labor muy en serio. Así que a la hora de la toma, le preguntó a este ganador: ¿De quién sos hincha pibe? ¿De River o Boca?, preguntó el chasirete, "De Racing", dijo el chico. Menudo problema, aunque resuelto al toque con un ligero movimiento por parte de uno de los vendedores; a un costado Pelé y a sacar la foto de cualquier manera.
El chico/adulto, dice que nunca lo llamaron para entregarle la fotografía. EDP

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar