Interna fuera de control en el Gobierno en torno a la postura sobre Venezuela

Nacionales 07 de octubre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 7 (NA). - El canciller Felipe Solá ratificó ayer que la Argentina apoya "con mucha fuerza" el informe de Naciones Unidas sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela tras las críticas que recibió de un sector del kirchnerismo, y señaló que también rechaza "los bloqueos y las sanciones" al régimen de Nicolás Maduro.
Tras la polémica generada por un discurso del embajador argentino ante la OEA, Carlos Raimundi, el Gobierno difundió este martes por la mañana un comunicado de la Cancillería para remarcar que la Argentina apoyaría el informe elaborado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.
En el transcurso de la jornada algunas voces del kirchnerismo -como las de la ex embajadora en Venezuela Alicia Castro- se levantaron contra la posición de la Argentina y horas después, Solá ratificó en declaraciones radiales que la Argentina apoya "con mucha fuerza el trabajo de Michelle Bachelet".
El canciller ratificó que por instrucciones del presidente Alberto Fernández los representantes del país ante los organismos internacionales respaldarán el relevamiento que Bachelet "llevó adelante hace un año dentro de Venezuela y recogió una cantidad de testimonios y acusaciones".
Así las cosas, extrañamente un solo Gobierno presentó dos posturas diferentes sobre la situación del país ante la OEA y la ONU, lo que refleja la grieta dentro del mismo oficialismo. 
Una de las críticas que se le hicieron a la postura Argentina fue que votaría junto con el Grupo de Lima, el bloque regional de centro derecha que integró el país bajo la gestión de Mauricio Macri, pero Solá indicó que el país vota "con el Grupo de Contacto" que integran países de la región como Bolivia y Uruguay, además de la Unión Europea. En este sentido, indicó: "Rechazamos los bloqueos y las sanciones. Votamos con el Grupo de Contacto porque aceptamos estar ahí. No queremos estar lejos de nuestros socios, muy criticados por la derecha europea y latinoamericana. Es el lugar donde hay que estar para trabajar en serio".

CASTRO, DURISIMA
El ex embajadora argentina ante Venezuela Alicia Castro criticó el respaldo del Gobierno al informe de Naciones Unidas sobre la situación del país caribeño y lo calificó como "un lamentable giro en la política exterior". Enfrentada con el canciller Felipe Solá, Castro se expresó a través de su cuenta de Twitter luego de que la Cancillería difundiera un comunicado para ratificar esa decisión tras la polémica que generó un discurso del embajador ante la OEA, Carlos Raimundi, sobre el tema.
Castro fue una de las pocas voces del kirchnerismo que se levantó contra la postura oficial que, según subrayó la Cancillería, sigue la línea de las instrucciones directas del presidente Alberto Fernández.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar