"No soy un asesino", dijo el panadero que mató a un ladrón

Policiales 06 de octubre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 6 (NA). - Gerardo Caivano, el panadero que mató a un adolescente que integraba el grupo de delincuentes que intentó robar la camioneta de su padre en la localidad bonaerense de Rafael Castillo, pidió disculpas a la familia del menor fallecido, aseguró que no es "un asesino"y que ahora tiene "miedo".
"No soy un asesino, pido disculpas a la familia", sostuvo ante la prensa el comerciante de 36 años, que asegura que no sabe de donde "sacó coraje" para desarmar a uno de los asaltantes y dispararle.
"Tengo miedo, estoy laburando encerrado, anoche no pude dormir, tengo que estar sentado en una silla durmiendo en la panadería. Mi hijo está mal, mi hija mayor me ve y llora, lloramos todos, es una situación de mierda", añadió Caivano.
La esposa del hombre, llamada Vanesa, aseguró que la familia recibió amenazas por medio de redes sociales.
"Que van a venir a reventar la casa del panadero, que me van a prender fuego la casa, que vamos a linchar a tu marido, esas cosas salen por Facebook", expresó, mientras que pidió protección para la familia.
"Me gustaría bajar la persiana e irme pero estoy obligada a abrir el negocio para poder comer", añadió.
En el violento episodio el hombre logró desarmar a uno de los asaltantes y mató de un tiro a otro, de 17 años, que según se comprobó después, portaba una réplica de pistola calibre 9 milímetros.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar