Problemas Argentinos

Suplemento Economía 04 de octubre de 2020 Por Guillermo Briggiler
De origen político es el principal problema que impide ingresar a un camino de crecimiento sostenido y del que luego se desprenden otros en el campo de la economía, como inflación, devaluación del peso, cepo, intervencionismo y falta de un plan económico.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Cuando un profesor termina de explicar un tema suele preguntar si hay alguna duda, si quienes están presente entendieron la explicación, seguramente se le presentarán muchas, dado que al exponer se realizan simplificaciones y al entenderlas aparecen nuevos interrogantes y variantes que plantearse.
Nuestro país hace una década que no crece económicamente, esto es causa del aumento de la pobreza y la desigualdad, sumado a sueños rotos y proyectos estancados. Uno de los motivos porque esto ocurre es debido a que el país que tiene un problema político, al que llamamos grieta y hace que, los ciudadanos apoyen a un partido o esté en contra de este, mientras que los políticos, de uno u otro lado, se posicionan en lo malo del contrario, en lugar de buscar lugares comunes y elegir un destino para la nación, colocando luego los matices que cada sector. Se podría tener un plan económico único, independiente del partido gobernante, y quien gobierna, siempre el poder es efímero, puede matizar el plan o profundizarlo. De hecho, nuestros países vecinos, no siempre cambian al presidente del Banco Central cuando cambia el poder ejecutivo.
Argentina también tiene un problema de moneda. Nadie desea tener pesos porque hay emisión a destajo y esta trae desprecio por la misma, depreciación del tipo de cambio e inflación. Este problema también es heredado de la clase dirigente, que gasta más de los ingresos y financia este gasto con emisión sin respaldo. El déficit fiscal de los primeros ocho meses del año es de un billón y medio de pesos y la emisión en dicho periodo, adivinen, del mismo monto. Lo que nos lleva a observar que tIene también un problema impositivo, como gasta más de lo que recauda, aumenta todo lo que puede los impuestos al punto que la carga impositiva es suprema. Observe este ejemplo de un prestador de servicios de música, como el popular Spotify, que cobra por sus servicios $139, pero que el consumidor paga por esto $227.96, un 40% más, ya que al valor inicial se le cargan $29.19 de iva, 11.12 de impuesto país y 48.65 de retención de impuesto a las ganancias y aún así no alcanza y tienen que emitir sin respaldo.
La Nación tiene un problema ideológico impuesto desde otros países culturalmente. No se respeta la teoría económica y los resultados son la falta de crecimiento. Se le teme a los mercados libres y se quiere controlar variables de manera tan ilógica como sería desafiar la ley de gravedad en física. Espantamos inversiones bajo el argumento infantil de: igual no vienen, que es lo mismo que decía el Chavo en nuestra infancia, “al cabo que ni quería”, cuando le negaban algo que deseaba.
El Banco Central tiene un problema de falta de reservas y la solución que se les ocurre es disminuir la salida de estas, pero sin fomentar la inversión y la exportación, las generadoras de reservas. El cepo no permite acumular dólares, solo hace que estas se pierdan más lentamente, es contraproducente, no permite la recuperación económica.
Argentina tiene un problema de conducción económica, lanzan medidas contradictorias y poco efectivas, baja amarreta de las retenciones, medidas para la construcción luego de una nociva ley de alquileres, devaluación del peso sin tocar la tasa de interés y liberando Lelic y la posibilidad de hacer futuros en Yuanes, interesante solo para los importadores de productos de China, donde el yuan se aprecia contra el dólar y el dólar contra el peso.
Seguramente hay más problemas y a medida que arreglemos algunos aparecerán nuevos desafíos a enfrentar, pero debemos comenzar ya, o seguiremos repitiendo los errores de los últimos años.

#BuenaSaludFinanciera
@ElcontadorB
@GuilleBriggiler

Te puede interesar

Boletín de noticias