Docentes universitarios exigen urgente aumento salarial

Locales 26 de septiembre de 2020 Por Redacción
FAGDUT.jpg
FOTO FAGDUT - Representantes de FAGDUT durante una videoconferencia en la que se evaluó la situación de los profesores de las facultades de la UTN.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El gremio que representa a los docentes de las 32 sedes de la Universidad Tecnológica Nacional (FAGDUT) exigió ayer un urgente aumento salarial que permita recomponer el poder adquisitivo de los docentes universitarios y preuniversitarios. “Resulta urgente acordar un programa de recomposición salarial que nos garantice un salario real por encima de la inflación”, expresó el secretario gremial de FAGDUT, Ing. Ricardo Mozzi, y acotó: “Necesitamos establecer una garantía salarial solidaria y lógica que refleje los gastos reales de las y los docentes, principalmente los de categorías y antigüedad más comprometidas en cuanto a poder adquisitivo”.
Los docentes “tecnológicos” se adecuaron a las necesidades que impuso esta emergencia sanitaria y se “pusieron al hombro” la educación virtual, pese a los problemas de conectividad y a las condiciones de higiene y seguridad en sus nuevos ámbitos de trabajo. “Resulta fundamental mejorar las condiciones de trabajo en la tarea a distancia respetando los tiempos propios de las y los docentes en cuanto a períodos de conexión y de desconexión en el teletrabajo y la intimidad de los mismos, así como compensar por el aumento de gastos debido al dictado de clases virtuales en nuestro hogar”, opinó Mozzi.
Al respecto, el dirigente docente manifestó: “Nunca en la historia los docentes del país hemos estado tan exigidos teniendo que adaptar no solo las actividades académicas inherentes a la función, sino nuestros hogares como aulas virtuales procurando disponer en ellas de ambientes apropiados, servicios y herramientas tecnológicas de máxima eficiencia, manejo de las mismas en tiempo record y con total solvencia, atención diferenciada a nuestros estudiantes, y en contraposición alteración de nuestras libertades individuales y vida familiar”.
En la reunión paritaria de los docentes universitarios de principio de mes, el Gobierno no se refirió al tema salarial. Por este motivo, desde el gremio indicaron que este reclamo salarial es “justo y legítimo” y que “mantiene un eje de equilibrio entre lo posible, en el marco del contexto nacional, y lo irrenunciable”. “No cesaremos en la lucha por la recomposición salarial y las condiciones de trabajo de la docencia universitaria”, enfatizaron.
“La inflación acumulada en los primeros ocho meses de este año, según cifras oficiales del INDEC, superan el aumento otorgado en paritaria a principio de año”, explicó el ingeniero Mozzi. Es que el último acuerdo salarial implicó una suba en tres etapas no acumulativas de un 16 %.
Desde FAGDUT indicaron que siguen en “estado de alerta” ante el avance o no de acuerdos en la mesa paritaria. Asimismo, el próximo sábado 26 de septiembre se reunirá la Comisión Ejecutiva nacional y se determinarán los pasos a seguir, donde no se descarta el comienzo de medidas de fuerza si, en coincidencia con la mayoría de las federaciones gremiales universitarias, no resulta aceptable la propuesta de parte del Ministerio de Educación.
En un contexto donde quedó de manifiesto la importancia de invertir en ciencias, el dirigente gremial contó que “la UTN aporta más del 50 por ciento de los ingenieros del país”. “Desde FAGDUT buscamos revalorizar la universidad pública y para ello es necesario generar condiciones de trabajo dignas”, finalizó Mozzi.
Entre los reclamos que FAGDUT llevará a la mesa paritaria con el Ministerio de Educación figuran:
● Acordar un programa de recomposición salarial para éste período que nos garantice un salario real por encima de la inflación.
● Establecer una garantía salarial solidaria y lógica que refleje los gastos reales de las y los docentes en su totalidad y principalmente los de categorías y antigüedad más comprometidas en cuanto a poder adquisitivo.
● Mejorar las condiciones de trabajo en la tarea a distancia respetando los tiempos propios de las y los docentes en cuanto a períodos de conexión y de desconexión en el teletrabajo y la intimidad de los mismos evitando, por ejemplo, la obligatoriedad de grabar sin consentimiento previo.
● Poner en vigencia los ya prometidos préstamos a tasa subsidiada por el estado nacional, para la compra de equipamiento digital/tecnológico, como por ejemplo notebooks, PC de escritorio, accesorios, etc.
● Compensar el aumento de gastos debido al dictado de clases virtuales en nuestro hogar. Éste incremento queda evidente en lo que llamamos “canasta básica docente universitaria” donde quedan claramente explícitos los ítems que nos generan gastos adicionales.
● Incorporar un monto adicional por material didáctico por docente.
● Incorporar un bono con monto fijo por dedicación que no sea afectado por el impuesto a las ganancias.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar