Laboratorio argentino obtuvo patentes de la primera progesterona inyectable

SUPLEMENTO RURAL 24 de septiembre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

El laboratorio argentino ProinVet Innovations fue notificado por la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, del otorgamiento de la patente por su invención de formulaciones y métodos para controlar el ciclo reproductivo y la ovulación, correspondiente a la progesterona inyectable de liberación controlada.
Este producto ya había sido presentado para solicitud de patente mundial en los Estados Unidos en diciembre de 2015, y había recibido una revisión positiva.
Asimismo, la Oficina de Propiedad Intelectual de Nueva Zelanda, también emitió su patentamiento.
"La trascendencia de este producto supera también el reemplazo del dispositivo intravaginal bovino, utilizado comúnmente en las inseminaciones a tiempo fijo, ya que también acorta los períodos de anestro del ganado bovino. Esto implica un revolucionario aumento de la productividad ganadera, y promete generar un cambio de paradigma en la cría de ganado bovino", destacó Daniel Sammartino, CEO y Fundador del Grupo Proinvesa, de acuerdo a lo publicado por Infocampo.
Por otra parte, se destaca que la empresa ya se encuentra en las etapas finales de definición de los protocolos de aplicación.

PROGESTERONA
La progesterona es una hormona sexual que liberan los ovarios y posteriormente la placenta. Durante el ciclo menstrual, su función es acondicionar el endometrio para facilitar la implantación del embrión en este, y durante el embarazo ayuda a que transcurra de manera segura.
También tiene un papel durante el periodo de lactancia, ya que ayuda a preparar las glándulas mamarias aumentando el tamaño de los senos para la segregación de leche. Otras de sus funciones son Incrementar la excreción de sodio y cloro; Ejercer un efecto relajante del útero; Aumentar las secreciones del cuello uterino; mantener la vascularización de la mucosa uterina; en menor medida, la progesterona también es producida por las glándulas adrenales y por el hígado. Los hombres también tienen progesterona en su cuerpo, aunque en muy pequeñas cantidades. Se produce en los testículos y las glándulas suprarrenales.

PRODUCCION
La progesterona se comienza a producir después de la pubertad de la mujer, una vez ha tenido su primera menstruación. A partir de entonces, se producirá en cada ciclo menstrual y se irá deteriorando progresivamente hasta que la mujer tenga la menopausia. De esta forma, la progesterona también ayuda al desarrollo de los caracteres sexuales secundarios de la mujer.
Una vez que se produce la ovulación durante el ciclo menstrual, los ovarios comenzarán a producir progesterona. La progesterona actúa entonces en el endometrio, y hace que este segregue unas proteínas especiales que nutren al óvulo fecundado, proporcionando unas condiciones óptimas para el desarrollo del embrión. Transcurridas diez semanas del embarazo, será la placenta la que se encargue de producir la progesterona para mantener los niveles idóneos y hacer que el embarazo se desarrolle con seguridad.
Si el óvulo no ha sido fecundado pero se ha liberado progesterona, el exceso de esta hormona que no necesite el cuerpo será expulsado con el resto de la menstruación.

PROGESTERONA
ARTIFICIAL
En algunas ocasiones es necesario introducir la progesterona de forma externa para ayudar al desarrollo del embarazo o tratar otro tipo de problemas. Existen varios casos para los que está indicado.
Existen varios medios para introducir progesterona de forma artificial: se trata de inyecciones diarias que se aplican en las nalgas, generalmente administradas por un profesional cualificado; Gel vaginal; Supositorios vaginales que se pueden recetar uno o más al día, dependiendo de la mujer; y tabletas orales que se usan especialmente para casos de sangrado irregular en la menstruación.

FECUNDACION
IN VITRO
n la fecundación in vitro, los medicamentos que se administran durante el tratamiento pueden reducir la capacidad del cuerpo de producir progesterona. La administración de progesterona artificial se suele dar sólo durante las 10 primeras semanas del embarazo, ya que a partir de entonces la placenta puede producirla sin problemas.

RIESGO DE ABORTO
Una de las razones por las que se puede producir un aborto en un embarazo natural es un bajo nivel de hormonas. Por lo tanto, la forma de evitar que se produzca una interrupción involuntaria del embarazo es mediante la inyección de progesterona para normalizar los niveles hormonales y permitir que la gestación continúe.

CAMBIOS EN LA
MENSTRUACION
Si hay carencia o exceso de sangre durante la menstruación es posible que el médico proponga aumentar la dosis de progesterona para normalizar el sangrado. Esto favorece las posibilidades de embarazo o ayuda a combatir el síndrome premenstrual que provoca síntomas tanto físicos como psicológicos.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar