“Hay inversiones que se están yendo a otros destinos cuando podrían estar acá”

Locales 17 de septiembre de 2020 Por Redacción
Así lo aseveró el presidente del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, Andrés Ferrero, en función del debate del Código Urbano que hoy no se da de fondo e impide que inversiones vengan a Rafaela.
FOTO ARCHIVO ANDRES FERRERO. Máximo dirigente del CCIRR.
FOTO ARCHIVO ANDRES FERRERO. Máximo dirigente del CCIRR.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Los debates que se dan a medias son poco fructíferos y generan más problemas que soluciones. Este es el caso de la modificación del Código Urbano que lleva años sin concretarse. Hoy el proyecto de la estación de servicio que impulsó la familia sunchalense Meli, para ser construída en Fanti y Suipacha, dejó al descubierto que los tiempos de la política muchas veces no tienen que ver con las demandas actuales.
El presidente del Centro Comercial e Industrial, Andrés Ferrero, se pronunció al respecto, señalando que “veo positivo el debate en la agenda pública entendiendo que las inversiones son importantes. Me parece muy bien que se abra un debate para promover y defender las inversiones en la ciudad; deben haber entes rectores para generar esas inversiones, eso sin lugar a dudas que es el sector público, el municipio, quienes definen una serie de pautas y parámetros como también lo están definiendo provincia y nación”.
“Nosotros venimos hablando desde hace muchísimos años de la necesidad de actualizar el Código Urbano, que es lo que posibilita que haya un marco de referencia general, porque en estos momentos se está dando que las inversiones o emprendimientos que vienen para Rafaela se están generando en un régimen de excepción y entonces ocurre lo que ocurrió con el proyecto de la estación de servicio, donde ya pasa por una cuestión de detalles y opiniones que puede ir para otro lado”, precisó Ferrero.
El presidente del Centro Comercial e Industrial indicó: “el Código Urbano debe tener las precisiones de los distintos sectores de la ciudad, lo que es posible y lo que no lo es; además requiere una actualización. Hoy la última modificación importante -no la que se hizo hace algunos días-, fue la que llevó a que se ponderara que el triángulo delimitado por Roque Sáenz Peña, Avenida Mitre y Avenida Santa Fe tenga la posibilidad de construcción en altura de edificios como los que se han dado, pero han sido muy pocos”. Y agregó: “ahora con una ciudad que tiene en vista obras en donde se amplía la geografía de la misma, no tengo dudas de que el debate del Código Urbano va a tener que contar con varios capítulos. Uno de ellos va a ser seguramente el tema de las edificaciones, revisar el Factor de Ocupación del Suelo (FOS) y las alturas correspondientes en cada uno de los sectores, como lo hemos planteado con el intendente ya hace muchos años es lo que debe permitir que las inversiones de rafaelinos o no rafaelinos puedan realizarse en la ciudad”.
Ferrero dijo que “sin dudas tenemos la visión de que hay inversiones que se están yendo a otros destinos cuando podrían estar acá. El caso específico que tenemos de la estación de servicio sea un punto de referencia y análisis; la normativa tal vez haya tenido restricciones que no habilitaba instalar estaciones de servicio en ese lugar, pero una modificación del Código Urbano ¿va a permitir esto?, dependerá de cuestiones que deben ponderarse en el Código donde están no solo las posibilidades de generar nuevos proyectos más actualizados, sino también proyectos sostenibles. No podemos ir en contra de normativas ambientales o de convivencia con sectores urbanos, esto habrá que tenerlo en cuenta”, afirmó el dirigente.
Andrés Ferrero fue claro al advertir acerca de lo que sucedió con el frustrado proyecto de la familia Merli para construir una estación de servicio en Luis Fanti y Suipacha, señalando que “falló el entramado político y estoy convencido que si alguien viene a la ciudad a decir, quiero instalar este proyecto, da tanta mano de obra en el proceso de construcción y tanta mano de obra estable cuando el proyecto esté instalado, creo que el sector público, el municipio, el Concejo, deben sentarse para analizarlo; esto que el proyecto llegue para ser tratado en el Concejo y haya tenido un desenlace negativo,implica que falló la política en este tema”.
Para el presidente del CCIRR en parte esto se solucionaría con una modificación de fondo del Código Urbano acorde a las exigencias de una Rafaela que por un lado plantea el desarrollo y la sustentabilidad, pero a la hora de contar con normativa adecuada a estos tiempos, atrasa.
“Tal vez el sector con un nuevo Código Urbano va a seguir teniendo restricciones, pero lo que no podemos permitir es que cada proyecto tenga que ser tratado como una excepción. Son distintas temáticas donde me parece muy bueno que se den los debates. Rafaela en estos momentos no puede perder inversiones, no puede perder la generación de fuentes de trabajo, pero debe tener muy claro dónde, cuándo y cómo pueden realizarse”, enfatizó.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar