Estabilización macroeconómica y sostenibilidad fiscal

Nacionales 16 de septiembre de 2020 Por Redacción
CLAVES DEL PRESUPUESTO 2021

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 16 (NA). - La "estabilización macroeconómica y la sostenibilidad fiscal" son los dos principios fundamentales del proyecto de Presupuesto 2021 que el Gobierno envió ayer al Congreso de la Nación.
La iniciativa busca "impulsar la recuperación económica con un esquema de política fiscal expansiva y un Estado que cumple un rol fundamental para proteger a los sectores más vulnerables, incentivar el mercado interno y potenciar un crecimiento de la producción y de las exportaciones".
En materia fiscal, señala que "requerirá de esfuerzo consistente para lograr un equilibrio compatible con un crecimiento inclusivo".
El Gobierno dijo que busca "construir un modelo de desarrollo sustentable en términos económicos, sociales y políticos que reúna en simultáneo 5 condiciones estructurales: inclusión, dinamismo, estabilidad, federalismo y soberanía".
El proyecto prevé un déficit primario de 4,5% del PBI, que apunta a "garantizar una recuperación sostenible de la actividad y el empleo y un fortalecimiento de la inversión pública en áreas estratégicas".
"La dinámica de los ingresos y el gasto públicos tenderá a normalizarse respecto a la excepcionalidad de 2020 en el marco de la pandemia COVID-19", señala.
Estima que los ingresos públicos mostrarán una recuperación robusta que ofrece un piso elevado para la recaudación tributaria a nivel nacional.
"La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva fue central para que en este 2021 podamos contar con los recursos necesarios para impulsar la actividad y el empleo", indica.
Y anticipa que se sigue "trabajando en una reforma tributaria que permitirá mejorar la distribución del ingreso. Esta reforma no está contemplada en el proyecto de Ley de Presupuesto 2021".
Destaca que el Estado "tendrá un rol activo en el proceso de reconstrucción".
El gasto primario real crecerá respecto a 2020 sin las erogaciones extraordinarias por COVID-19 (+7,6% interanual en términos reales) y respecto a 2019 (+10,1%).
El proyecto de Ley contiene prioridades estratégicas como la reactivación productiva, la generación de empleo, el apuntalamiento de las capacidades de innovación de las y los argentinos, el fortalecimiento de la educación y la salud.
Destaca que por primera vez en la historia argentina el Presupuesto incorpora la perspectiva género y diversidad.
Los 6 pilares de la política de inversión pública:
– Infraestructura productiva y social.
La infraestructura volverá a ser un motor de la economía, la generación de empleo y la competitividad de las empresas argentinas con un criterio inclusivo y federal.
Se duplicará la inversión real en infraestructura productiva y social respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $835.000 millones o 2,2% del PBI.
- Innovación y Desarrollo.
Señala que una recuperación sustentable requiere no sólo de políticas de demanda sino también de políticas productivas que generen mayor capacidad de oferta agregada futura.
"Será crucial apoyar financieramente a nuestras empresas en esta etapa de recuperación y de un necesario cambio estructural, especialmente de todo el entramado PyMe. En la misma línea, recuperaremos el valor de nuestro sistema científico tecnológico", indica.
En 2021 prevén incrementar en 160% la inversión real en innovación y desarrollo respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $187.000 millones o 0,5% del PBI que permitirá sostener el nivel de gasto real extraordinario de 2020.
– Salud Pública.
Prevén consolidar el fortalecimiento de la salud pública a partir de un plan de inversiones integral que incluirá el financiamiento de la vacuna contra el COVID-19 y pondrá especial atención en los sectores más vulnerables.
En 2021 se incrementará en 49% la inversión real en Salud Pública respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $199.000 millones o 0,5% del PBI.
– Educación y Conectividad.
Se promete un camino "paulatino y prudente" para volver a cumplir la Ley de Financiamiento Educativo que busca llevar la inversión en educación nacional y provincial al 6% del PBI (cumplida por última vez en 2015).
Volveremos a poner en valor a la educación pública argentina a través del fortalecimiento de la infraestructura física y digital, la conectividad de las y los niños y la formación y capacitación docente.
En 2021 se aumentará 11% la inversión real en Educación y Conectividad respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $483.000 millones o 1,3% del PBI.
- Inclusión social activa.
Luego de una inversión inédita en 2020 para mitigar los efectos sociales de la crisis de 2018-19 y la pandemia COVID-19, en 2021 se dará un salto de valor en la política de inclusión social gracias a una consolidación de las transferencias a los sectores más vulnerables y la construcción de puentes con el mercado de trabajo.
"Recuperar la movilidad social ascendente es un mandato de este Gobierno", señala el proyecto.
En 2021, prevén incrementar 49,5% la inversión real en Inclusión Social Activa respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $270.000 millones o 0,7% del PBI.
– Género y Diversidad.
Por primera vez en la historia del país, un presupuesto con perspectiva de género.
En 2021 se incrementará en casi 1.350% la inversión real en Género y Diversidad respecto a 2019, proyectada en $6.205 millones.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar