Lava Jato: la fiscalía acusó a Lula da Silva

Internacionales 15 de septiembre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BRASILIA, 15 (AFP). - La fiscalía del caso Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, acusó al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva de lavado de dinero. Los fiscales sospechan que el ex mandatario ocultó sobornos por cuatro millones de reales hechos por la constructora Odebrecht, en el centro del caso, a través del Instituto Lula.
También se encuentran acusados su ex ministro de finanzas Antonio Palocci y el presidente del instituto Paulo Okamotto. De acuerdo al documento, los pagos ilegales fueron disfrazados como cuatro donaciones separadas, cada una de ellas por el valor de un millón de reales.
"La existencia de cuentas irregulares destinadas a recibir sobornos entre los contratistas de OAS y Odebrecht y el Partido de los Trabajadores (que lidera Lula), por las que pasaron cifras millonarias para la adquisición de propiedades que favorecen al ex presidente -un triplex en Guarujá y otro en Atibaia- ya han sido reconocidas por la Corte de Curitiba y por la Corte Federal Regional", se menciona.
En el marco de este proceso criminal, también se reconoció que "estas cuentas fueron alimentadas por ventajas irregulares obtenidas por contratistas de OAS y Odebrecht a través de licitaciones cartelizadas y crímenes de corrupción en detrimento de Petrobras”, indica un párrafo de la acusación presentada por la fiscalía.
El cuerpo aseguró a su vez que el "modus operandi" del esquema fue el mismo que en otras acciones "que ya han sido reconocidas en instancias judiciales por Cortes Federales en primera y segunda instancia: en concreto, el pago de una parte del contrato otorgado a modo de soborno a los funcionarios públicos".
La operación anticorrupción Lava Jato está debilitada por cuestionamientos a sus dos principales figuras, el ex juez Sergio Moro y el fiscal Deltan Dallagnol. 
Lava Jato, que descubrió una enorme trama de sobornos pagados por grandes constructoras a políticos para obtener contratos en la estatal Petrobras, no sólo se extendió a otros estados de Brasil, sino también a países de América y de Africa.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar