El complejo escenario de la Libertadores y de las Eliminatorias Sudamericanas

Deportes 14 de septiembre de 2020 Por Néstor Clivati
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Mientras la Pandemia avanza a paso redoblado por nuestro continente, Conmebol desde Asunción, se muestra inflexible y desafía su tenebroso designio. En pocas horas volverá a jugarse tal cual estaba trazado el calendario de la Copa Libertadores, 6 meses después de aquellos primeros rastros que comenzaron a delinear esta tradicional competencia y que luego, como toda esta actividad, fue arrasada por los contagios y las carencias de infraestructuras, que salvo excepciones, son transversales en el cono Sur.
La ratificación del formato de disputa iluminará la inequidad con la que muchos equipos se van a cruzar a lo largo de lo que todavía resta jugarse en las diferentes fases de grupo; los representantes argentinos, por ejemplo, estarán integrando lo que podemos llamar, grupos de riesgo, por la falta de competencia comparativa con sus rivales y la incertidumbre que proyectan las grandes dificultades que ha manifestado los entrenadores, para intentar esmerilarlas.
Lo cierto es que Boca, River, Racing, Tigre y Defensa y Justicia volverán a disputar partidos oficiales, sin que antes hayan abierto el fuego en el certamen doméstico, toda una rareza y un dato inédito, solo comparable con las ignotas ligas boliviana y venezolana.
El futbol argentino en su organización, ha quedado en manos de la burocracia y el confort que sus principales referentes, detentan. Ya no resulta aceptable el argumento de la crisis sanitaria ni las prioridades que la nación toda, ha ordenado ante esta emergencia colosal; no hay forma de explicar la carencia de formatos de competencias para todas las categorías y la parsimonia en la toma de decisiones, que nos han dejado a un costado del camino y con un panorama dantesco.
En algún momento los equipos alemanes de la Bundesliga, percibiendo que los mas poderosos, podrían adoptar medidas sabáticas a favor de sus respaldos económicos, dilatando de forma eterna el regreso a las competencias, comenzaron a presionarlos para la elaboración y ejecución de un protocolo sustentable y fue entonces que, detrás de ese Caballo de Troya llamado Bayern Múnich, acaso el club de mayor porte económico del planeta, la liga abrió sus puertas evitando que se esquilme su tejido de deportivo y se derrumben las motivaciones colectivas en jugadores e hinchas.
En nuestro país, como se puede constatar claramente, no ha existido ni rebeldía, ni mecenas que sacudan la peligrosa modorra que se ha enquistado en calle Viamonte y entonces, no habrá mas remedio que improvisar en la participación y en la organización de los compromisos que se vienen para estos 5 clubes que pondrán la cabeza en el principal torneo que se desarrolla en Sudamérica.

UN LARGO CAMINO A QATAR
Un razonamiento parecido aplica para el análisis de las eliminatorias previstas para de octubre, en los primeros partidos de los 90 que componen su fixture, se van a presentar otras curiosidades que son interesantes de avistar.
En las burbujas sanitarias de los diez países sudamericanos se dará un caso curioso: quienes militen en clubes de Argentina, Venezuela o Bolivia, como ya contamos en el párrafo anterior únicos sin competencia y que para octubre seguirán sin actividad oficial, compartirán centros de entrenamientos con colegas que ya tengan sobre sus espaldas meses de trabajos individuales, grupales, partidos amistosos y encuentros por los puntos. O que incluso se hayan ido de vacaciones unos días luego del final de la temporada europea. La disparidad en la preparación será brutal.
Los clubes más importantes del Viejo Continente, sin embargo, no parecen convencidos de respetar la letra escrita para ceder a sus jugadores más valiosos. Se amparan en la explosión de casos positivos y de fallecidos en los países de Conmebol. "Estamos muy preocupados por la situación. Si no existiera un 100% de seguridad, que es muy difícil de garantizar, no sabemos si vamos a ceder a los jugadores", dice un importante ejecutivo de un club europeo. Varios de sus colegas piensan igual, aunque aguardan alguna decisión oficial para saber si podrán utilizar o no a los mejores futbolistas sudamericanos de sus planteles. Justo en las primeras fechas de sus torneos locales.
Mientras tanto, cada país sudamericano comenzó hace unos días con la organización de las expediciones para sus dos encuentros programados para el mes próximo. La AFA entiende que es todo muy complejo, pero ya trabaja para que, en La Bombonera, escenario del partido con Ecuador, se cumplan con los protocolos sanitarios. Lo mismo ocurre en el predio de Ezeiza, donde se concentran los combinados nacionales. Cada asociación se encarga de ver cómo sus jugadores deben venir y volver a sus países de origen, según las directivas de Conmebol. Así, los funcionarios administrativos deberán agudizar el ingenio para que los convocados puedan aterrizar en Ezeiza. O en algún aeropuerto cercano, como San Fernando. Todos los países saben que si quieren tener a los mejores jugadores tendrán que pagar vuelos privados.
Con los puntos suspensivos que conlleva tal dificultad, todos palpitan el regreso de la albiceleste, mucho mas que ahora Lio Messi fue indultado y estará disponible para el primer duelo frente a la Tricolor de Lechuga Alfaro
Dios y la Pandemia mediante.

Te puede interesar