¿Es posible un Estado Municipal eficiente? ¿Podemos ser eficientes?

Información General 12 de septiembre de 2020 Por Redacción
Leer mas ...

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria


Por Eduardo Paoletti


Por más que parezca mentira, es necesario hacernos esa pregunta de manera constante.
Tenemos Estado Municipal, por lo que preguntarnos sobre su eficiencia sería como preguntarnos sobre su existencia.
Si no es posible que sea eficiente, mejor que no lo sea. Porque aunque -claramente- no lo es, el solo hecho de que sea posible hace que valga la pena.
Por otro lado, el sentimiento popular y la opinión pública –yo diría- piensan imposible un Estado –no solo Municipal- eficiente. Estado es sinónimo de ineficiencia y por eso cuando se escucha sobre la potencial intervención de lo público en algún sector, todos nos espantamos.
Estoy convencido de que un Estado Municipal puede ser eficiente. Es muy difícil lograrlo, más no imposible. Sobre todo es necesario, para esto, estar preparado a perder varias batallas, sortear muchas trabas y no colgar los guantes.

¿Cómo podemos ser eficientes?

Lo primero es “voluntad política”. ¿Qué es eso? Sencillo, decidirse y hacerlo. No tan sencillo en realidad. Ni decidirse es fácil, es más cómodo no hacerlo.
En nuestro Municipio, hace mucho no lo hacemos. Existió un fuerte y valiente intento con el llamado “Proceso de regularización laboral” llevado a cabo a partir de la ordenanza 6.921/11, pero fracasó.
No podemos seguir fracasando, “teniendo en cuenta que la mayor parte de los mismos está destinado al pago de sueldos, se impone una revisión de la estructura de personal, tratando de no producir despidos, pero sí su congelación para que la disminución se produzca en forma evolutiva.”
Quedamos a mitad de camino. Logramos regularizar un gran número de precarizados, pero no concluimos con el trabajo irregular en el municipio. De hecho hubo que sancionar una nueva guía para continuar el proceso a través de la Ordenanza 8449/19. Nunca se terminó. ¿Es posible terminarlo?

¿Cómo debe ser la organización Administrativa?

Max Weber (en Europa) y Woodrow Wilson (en América) definieron la diferencia entre política y Administración. Es que “…la organización burocrática está dirigida por los políticos, lo que supone una línea divisoria entre estos y los burócratas. Los primeros fijan la doctrina de la organización, conducen —lo que supondría conocimientos suficientes para tomar decisiones— y se caracterizan por la fuerza y la voluntad de realización. El burócrata, en cambio, es el ejecutor y, por ende, el contrapeso necesario frente a esa energía.”
El claro problema se observa en la mezcla entre ambos, ya que el clientelismo ha sido una práctica corriente utilizada desde hace mucho tiempo, lo que no permite hacer la división mencionada, y por ende que la Administración sea ineficiente.
Cuando tenemos empleados públicos sin motivación, sin capacitaciones, los culpables no son estos sino los funcionarios que hacemos aprovechamiento de ello.
Cuando la categoría y el salario solo sube por pasar tiempo sentado en una silla o generar buena relación con el funcionario superior no pidamos preocupación por mejorar, y claro no pidamos servicios buenos y eficientes.
Necesitamos concursos y respeto por la carrera administrativa, a la que debemos devolver su gran valor.

¿Qué podemos hacer?

Por todo eso, la pasada semana presentamos un proyecto de Minuta 11.354/20 por el cual solicitamos al Intendente que informe al Concejo como está conformada la “estructura orgánica municipal”. El Organigrama es el esqueleto de la Administración, su estructura. Con ella sabemos que tareas necesitamos cubrir y cuando un casillero queda vacante hay que cubrirlo.
Actualmente hacemos al revés. Buscamos gente y después vemos que tarea le damos.
Pedimos también el “listado de trabajadores” que prestan servicios en el municipio, el área en la que se desempeñan, fecha de ingreso y asignación monetaria de cada uno.
Esta iniciativa tiene el objetivo de conseguir información –de una vez por toda-, ya que fue requerida en varias oportunidades y nunca se consiguió que sea enviada. Esta información es el primer paso. Si sabemos bien donde estamos parados, sabremos para dónde ir. Así podremos mejorar la Administración y los ciudadanos veremos reflejado esto en buenos servicios.
¿Es posible? Claro, y no solo en los papeles. ¿Es difícil? Mucho.
¿Queremos avanzar y mejorar? Nosotros sí, esperamos que el resto también.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar