Fernández extendió el aislamiento hasta el 30 de agosto y defendió medidas del Gobierno

Nacionales 15 de agosto de 2020 Por Redacción
El Presidente advirtió que "hace meses que la Argentina se olvidó de la cuarentena".
01-Fernández
FOTO NA - Fernández. A la hora de los anuncios.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

BUENOS AIRES, 15 (NA). - El presidente Alberto Fernández confirmó ayer la extensión del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) hasta el 30 de agosto en todo el país, y anunció que se volverá a una fase más restrictiva en las ciudades donde se detectó una mayor circulación de COVID-19 en las últimas semanas.
"Hace muchos meses que la Argentina se olvidó de la cuarentena y si alguno duda, salgan a la calle", advirtió Fernández en la Quinta de Olivos, al encabezar el anuncio junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.
Al rechazar las críticas de algunos sectores opositores, el mandatario nacional destacó que el distanciamiento social "no es un acto de autoritarismo, ni de prepotencia" de su parte, sino que se basa en el alto "riesgo" de contagio. "No es un acto de autoritarismo, ni de prepotencia, entiendan que aumentar la circulación, acercar los contactos físicos, es un riesgo. No tengo otra forma de resolverlo", enfatizó. Además, recordó que muchos le recriminaron "no ocuparse" de la vacuna, pero "silenciosamente" su Gobierno estaba "trabajando" en el tema.
"Nos decían ´Nadie se ocupa de la vacuna´, ´Por qué no miran a Oxford´, y nosotros silenciosamente estábamos trabajando", subrayó el jefe de Estado en la Quinta de Olivos, al tiempo que expresó: "Con la vacuna hoy tenemos una ventana de esperanza".
Según detalló el Gobierno, AMBA, Río Gallegos (Santa Cruz), Río Grande (Tierra del Fuego), y cuatro departamentos de Jujuy continuarán con las mismas condiciones de aislamiento social, preventivo y obligatorio; en tanto que Tartagal (Salta), las ciudades de La Rioja y Chamical (La Rioja), y las ciudades de Santiago del Estero y La Banda (Santiago del Estero) volverán a un aislamiento más restrictivo.
Fernández explicó desde la residencia de Olivos que, según lo acordado con los gobernadores, se decidió "en las zonas rojas volver a la fase 1" y explicó que "el problema ya no es el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)", ya que el virus "se ha diseminado en todo el país y la circulación alcanza a 14 provincias". "El problema está presente y no estamos en condiciones de disponer con quién encontrarnos sin que eso suponga un riesgo" para ambas partes, advirtió Fernández, quien destacó que "funcionó el plan de ganar tiempo para ordenar el sistema de salud y dar tiempo a la ciencia para encontrar la solución médica, pero el riesgo existe".
El Presidente enfatizó la necesidad de "acotar lo máximo posible la circulación y el encuentro entre personas" para evitar propagar el virus y señaló que "todos los gobernadores atribuyeron el aumento de contagios a la mayor circulación".
El jefe de Estado expresó también que "algunos sienten que perdieron la libertad y todos extrañamos abrazar a nuestros afectos, pero no tenemos más solución que decirles que en esos encuentros el riegos se potencia enormemente".
Asimismo, aseguró que tanto las industrias como los comercios que se habilitaron "siguieron los protocolos de apertura y no hubo problemas de contagios" e insistió en que la fuente de los casos positivos son los encuentros sociales, ante lo cual pidió más cuidado, en especial, a los jóvenes, ya que "tienen mucho que ver en no promover reuniones clandestinas".
Por su parte, Rodríguez Larreta, dijo que la Ciudad registra una "estabilidad de casos" de coronavirus "pero en un nivel alto", por lo cual consideró necesario "poner el todo el esfuerzo y la responsabilidad de cada uno" para bajar ese índice.
En tanto, anunció el regreso a la escuela de 5100 alumnos que perdieron el vínculo pedagógico y la habilitación de actividades con bajo riesgo de contagio.
A su turno, Kicillof informó que hay 35 municipios del Gran Buenos Aires "muy comprometidos" por la Covid-19, donde "hay mucha circulación" del virus, y 100 municipios del interior de la provincia, donde es menor.

CUARENTENA ESTRICTA
Fernández anunció que por la profundización de los contagios en las últimas semanas cinco ciudades del país volverán a una cuarentena más estricta a partir del próximo lunes.
Se trata de las ciudades de Tartagal, en Salta; La Rioja capital y Chamical; Santiago del Estero capital y La Banda.
El Gobierno explicó que en las últimas semanas esas zonas ingresaron en una curva peligrosa de contagios y se debe cerrar la cuarentena para evitar que se sature el sistema. De esta forma, estas ciudades se pondrán a la par del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA); a Ledesma, Manuel Belgrano, El Carmen y San Pedro (Jujuy); Río Gallegos (Santa Cruz), y Río Grande (Tierra del Fuego).

Te puede interesar