Se cumplen 2 años del rechazo a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

Locales 09 de agosto de 2020 Por Redacción
El 8 de agosto de 2018 y después de 36 horas de sesión, la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo fue rechazada por la Cámara Alta por 38 votos en contra y 31 a favor. A dos años de este hecho, desde Rafaelinos por la Vida cuentan todo el trabajo de acompañamiento que se viene realizando y que permitió salvar 16 vidas en Rafaela.
FOTO M. LIOTTA  CARAVANA. Se llevó a cabo este sábado por la tarde en el centro de la ciudad.
FOTO M. LIOTTA CARAVANA. Se llevó a cabo este sábado por la tarde en el centro de la ciudad.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Este sábado se cumplieron dos años del rechazo a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y en Rafaela se llevó a cabo una caravana en el marco del Día Internacional de Acción por las 2 Vidas.
En este contexto cabe señalar que nuestra ciudad fue declarada “Ciudad Pro Vida”, -cuestión que al día de hoy genera diferentes posturas- y además el 19 de diciembre de 2018 se aprobó en el Concejo Municipal en una reñida votación —que se definió por el doble sufragio del presidente del cuerpo— una Ordenanza que estableció la creación de un Centro de asistencia para la mujer embarazada y el niño por nacer.
Jorge Omar Huber, integrante de la Fundación Rafaelinos por la Vida, contó que “ya se viene trabajando de tiempo atrás no en función específica del rechazo al aborto sino fundamentalmente de ayudar a aquellas familias, a aquellas mujeres que están en situación vulnerable, de tener una apoyatura tendiente a que todas las intenciones en procura de lograr un bienestar y lograr en este caso el nacimiento de una criatura, porque hay un embarazo complicado o hay embarazo que tiene algún tipo de inconvenientes por alguna circunstancia, pueda llevarse adelante y tener el nacimiento tan deseado muchas veces por las madres y a veces cuestionado por otras partes que inciden para que eso no se produzca”.
“El 8 de agosto del 2018 a nosotros nos encontró trabajando, un grupo de personas bastante numeroso de la ciudad Rafaela, de distintas condiciones religiosas, de diversas profesiones y atravesando por diferentes situaciones, pero que estaban preocupadas por el apoyo al prójimo, en especial cuando se da esta temática del aborto, tratando de defender la vida y defender a ultranza los distintos aspectos que hacen a la vida; tal es así que ese 8 de agosto fue para nosotros motivo de alegría, para la comunidad en general, porque se logró que el Congreso nacional no apruebe algo que entendemos que es matar a un ser humano. Por ese motivo hoy lo estamos recordando pero también ponemos de manifiesto que seguimos trabajando, en procura de que no avancen otras cosas que tienden justamente a llevar adelante algunas cuestiones que van perjudicando a la mujer, van perjudicando al niño que está por nacer, a la familia”, indicó Huber.

UN TRABAJO QUE LOGRO QUE
16 CRIATURAS HOY VIVAN 

Desde Rafaelinos por la Vida manifestaron que todo el trabajo llevado a cabo en materia de acompañamiento a la mujer embarazada y al niño por nacer, ha dado sus frutos.
Jorge Huber expresó que “puedo decir con satisfacción que después de 2 años y meses, vemos con mucha satisfacción que 16 criaturas hoy están con vida acá en esta ciudad, por el inicio del acompañamiento que el grupo de Rafaelinos por la Vida ha efectuado y lo sigue haciendo. A nosotros eso nos reconforta mucho porque es una oportunidad a un ser humano que la hemos tenido en forma individual y la deben tener aquellos que están a punto de nacer”.

UNA LABOR ININTERRUMPIDA 
Huber como integrante de esta agrupación contó que “hay un criterio de trabajo que se está empleando en relación a la experiencia propia de este grupo y a la que nos han brindado desde otros grupos que están trabajando a nivel nacional e internacional. Rafaelinos por la Vida, está próximo a tener su personería jurídica y actualmente está constituida como Fundación. El área fundamental es la del acompañamiento qué es la del grupo especial de mujeres que están ante algún pedido de auxilio, de ayuda, de apoyo de alguna mujer o el de alguna familia...allí se acude para tratar de conversar en una primera instancia, saber cuál es la intención que tiene la madre embarazada, cuál es el entorno familiar que puede estar en algunos casos acosando esa chica o en otro caso teniendo apoyar, pero hay situaciones que están demandando algún tipo de apoyatura. Por ese motivo el acompañamiento es el alma mater de nuestro grupo y es donde se tiene que hacer el trabajo más pesado”, señaló. Y agregó: “es cierto que también hay que decir que no todas han sido victorias, muchas veces la madre decidió por el aborto porque son decisiones personales”.
A si mismo Huber manifestó que “también hay un área de capacitación en donde nos vamos formando, está el área de difusión que está a cargo de trasladar a la comunidad todos los mensajes y el área de tesorería que ante cualquier necesidad nosotros tenemos que salir a buscar la forma de lograr los recursos económicos. Tenemos mucha apoyatura de parte de la comunidad, donde hemos conseguido cochecitos, tenemos muebles, camas, el ajuar tradicional”.
Finalmente Jorge Huber expresó que “siempre la idea es que todos los que trabajamos en procura de la vida tratemos de encontrarnos para fortalecer todas estas acciones”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar