Los secretos de Canción Animal

Información General 08 de agosto de 2020 Por Redacción
10 composiciones únicas, hits históricos y una gira maratónica: los secretos de Canción Animal, el disco más popular de Soda Stereo. El quinto álbum de estudio del trío cumple 30 años y no pasa de moda. "De música ligera", la confección de la portada, los detalles de un tour interminable y el masivo recital en la Avenida 9 de julio
FOTO TELESHOW// CANCIÓN ANIMAL./ Alcanzó la tercera década.
FOTO TELESHOW// CANCIÓN ANIMAL./ Alcanzó la tercera década.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria



Por Gastón Calvo


Los temas de Canción Animal son pegadizos, potentes y se transformaron en algunos de los hits más importantes del rock latinoamericano (“De música ligera”, “En el séptimo día”, “Hombre al agua”), el disco contiene varias de las piezas más rockeras de la banda con unos solos increíbles de Gustavo Cerati (“Sueles dejarme solo”, “Un millón de años luz”) y cuenta con el invaluable aporte de Daniel Melero, quien tuvo un papel preponderante en varias canciones en las que incluso compartió autoría.
El quinto álbum de estudio de Soda Stereo fue grabado entre junio y julio de 1990 en los Criteria Studios de Miami, lugar por el que pasaron figuras de la talla de Eric Clapton, AC/DC y Bob Marley; y salió al mercado el 7 de agosto de ese año con un sonido explosivo -o “animal”- que lo convirtió rápidamente en uno de los trabajos discográficos más exitosos de la historia de la música en español.
Canción Animal fue el que terminó de consagrar al trío, que ya venía de éxitos como Nada Personal, Signos y Doble Vida. El récord en ventas, las canciones sonando en todas la radios y canales de televisión de la región, la maratónica gira por un sinfín de ciudades de diversos países y el masivo concierto ante más de 250 mil personas en la Avenida 9 de julio son solo algunas muestras de la envergadura que alcanzó Soda con este disco.
Inspirado en el sonido de los grupos argentinos de la década del ’70 -Pescado Rabioso, Color Humano, Aquelarre y Vox Dei, entre otros-, el álbum que hoy cumple 30 años influiría rápidamente en la evolución que tomaría el rock en América Latina.


“De música ligera”

Es indudable que la sexta canción del disco es la más exitosa de Canción Animal y, sin miedo a exagerar, de la historia de la banda. Maitena Aboitiz, en su libro “Antología del rock argentino”, recogió la palabra de Gustavo Cerati al recordar el proceso creativo de esa emblemática obra. “Fue uno de los temas más instantáneos que tuvimos con Soda Stereo. Fue llegar a la sala, empecé a tocar el riff y salió. Musicalmente lo creamos los tres”, narró el cantante y guitarrista.
“La letra la escribí ahí mismo, no entera, pero parte sí. La mayoría de las veces la motivación para escribir, la inspiración, te sale de la misma música. La misma música tiene los ingredientes necesarios a la letra, hay algo de lo que me está hablando la música. En este caso era lo más liviano y lo más pop que podía imaginar, era como una canción que había estado guardada durante mucho tiempo ahí”, reflexionó.
Y siguió: “Lo primero que siempre escribo es el estribillo, que aquí fue: ‘De aquel amor de música ligera’. Después habla de la música en sí: ‘Ella durmió al calor de las masas y yo desperté queriendo soñarla’. ¡Es eso, es la música hablando!. Entre nosotros sentíamos y sabíamos que ese tema iba a reventar. A veces lo sentís eso”.
En su autobiografía, llamada “Yo conozco ese lugar”, Zeta Bosio contó más detalles de la exitosa pieza. “Surgió como un juego durante una prueba de sonido en Morelia, México. Gustavo tiró unos acordes, lo seguí con el bajo, Charly empezó a machacar con el ritmo y así, de manera instantánea a partir de una zapada que parecía venir del más allá, quedó establecida una primera idea de una canción muy clara”, expresó.
En una entrevista con Martín Ciccioli en 2015, el bajista acotó: “‘De música ligera’ fue el crucero que planteó el sonido del disco porque era la canción que estaba desde antes. Surgió de una zapada que se hizo en un estadio vacío en una prueba de sonido. Luego le dimos forma de tema a lo que era la zapada. (...) Era un momento en el que la banda estaba muy bien”.
Por su parte, Charly Alberti agregó en otra entrevista: “La grabamos en una sola toma. Eso es algo rarísimo porque usualmente uno hace como 15 tomas para grabar. Después grabamos dos versiones más, para probar maneras diferentes, pero no quedaron. La versión que se escucha en el disco es la primera toma que hicimos”.

“Tensión” e “integridad”


Tras descartar el boceto inicial elaborado por Alfredo Lois, Gustavo y Zeta emprendieron la tarea de diseñar la portada en que los tres miembros del grupo estarían representados a través de símbolos que resumirían su personalidad o, al menos, un aspecto de ella.
La foto de la pareja de leones apareándose representaba a Gustavo junto a Paola Antonucci, su novia de ese momento; la veleta era por la juventud de Charly Alberti, mientras que el tensegrid evidenciaba el equilibrio de Zeta; aunque también, dicho por el propio Cerati, jugaba con dos conceptos: la “tensión” y la “integridad”.
“Descartamos la propuesta de Alfredo porque queríamos algo más directo (...). En Miami fuimos a comprar materiales de librería para poder hacer la tapa. Pegamos los tres símbolos y empezamos a trabajar con esos símbolos en distintos fondos”, contó Zeta en el reportaje citado de 2015. Así también eligieron el naranja de fondo tras probar con varios colores y el formato de las letras.
Luego el bajista recordó que los leones fueron censurados en Estados Unidos y que, por ese motivo, la compañía discográfica decidió poner la contratapa en la portada para la comercialización en algunos países de América Latina.


La “Gira Animal”

El tour maratónico nunca más fue repetido por otro artista o grupo de esta parte del mundo. En Argentina, Soda se presentó en 27 ciudades, incluyendo muchas en las que nunca había actuado una banda de semejante tamaño.
Santa Fe, Junín, Clorinda, Puerto Iguazú, Formosa, Corrientes, Posadas, La Plata, Chascomús, Mar del Plata, Tres Arroyos, Bahía Blanca, Comodoro Rivadavia, Trelew, Neuquén, Santa Rosa, Trenque Lauquen, Mendoza, Córdoba, Río Cuarto, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Rosario, Buenos Aires (con un imponente show en el estadio de Vélez), Olavarría y Pergamino fueron los lugares que visitó el grupo antes de que terminara el exitoso 1990.
Ya para el siguiente año, prácticamente sin descanso, actuaron en enero en Punta del Este, volvieron a Mar del Plata y luego viajaron a Venezuela para tocar en tres ciudades de aquel país. Después se fueron a México (ocho presentaciones) y llegaron a Estados Unidos para actuar a fines de marzo en San Diego, San Francisco y Los Ángeles.
Tras un parate de dos meses y medio, el 14 de junio de 1991 comenzaron una seguidilla de conciertos en el teatro Gran Rex de Buenos Aires: fueron 14 recitales a sala completa.
En septiembre viajaron a Colombia, en noviembre volvieron a Venezuela; y retornaron a la Argentina para tocar en el Estadio Chateau Carreras de Córdoba y en la cancha de Newell’s en Rosario. El broche de oro fue el concierto del 14 de diciembre en la Avenida 9 de julio.
Ya en enero de 1992 hicieron otro show en Mar del Plata, mientras que en mayo, antes de empezar con la grabación de Dynamo -su próximo disco-, se presentaron en cinco ciudades españolas: Madrid (dos shows), Oviedo, Sevilla, Valencia y Barcelona.



El masivo recital en la Avenida 9 de julio

En el marco de los shows gratuitos “Mi Buenos Aires Querido II” quedó confirmado que Soda Stereo ya había alcanzado la masificación total. Ese recital en la Avenida 9 de julio marcó un récord de asistentes y hasta le ganó, en convocatoria, al que al otro día brindaría Luciano Pavarotti en ese sitio.
Ante más de 250 mil personas, interpretaron 23 canciones y los puntos más altos fueron cuando hicieron “De música ligera”, “Canción animal”, “En la ciudad de la furia” y “Cuando pase el temblor”.
“La cantidad de personas fue increíble. Juro que una situación así me desborda y me supera totalmente. Por eso grité: ‘¡Socorro! ¡Los amo!’. Creo que fue una cosa tremenda y me resulta muy difícil describirla”, dijo Cerati al explicar en una entrevista posterior al show sus sensaciones ante lo que fue el hito más importante de su banda.
El periodista Ari Paluch, en vivo para Canal 13, dialogó con los Soda antes del show. Charly Alberti decía estar con los “nervios necesarios”, mientras que Zeta Bosio afirmaba sentir “excitación” y Gustavo Cerati comentaba que se encontraba bien, “mezclándose nervios necesarios e innecesarios, todos juntos”.
En ese reportaje, los músicos se encontraban con el entonces intendente de la ciudad de Buenos Aires Carlos Grosso, quien también manifestaba su parecer: “Estoy tan nervioso como ellos. Es una multitud brutal. Creo que debe ser el recital más numeroso, en términos de multitud, que se hizo en las calles de Buenos Aires”. Y no se equivocaba.
Soda Stereo hacía historia y demostraba estar a la altura de los grandes de la música argentina, un lugar que no iba a abandonar jamás. La masificación llegaba y lo hacía de la mano de Canción Animal, su disco más potente y rockero.

Los temas de Canción Animal

“(En) El séptimo día”

“Un millón de años luz”

“Canción animal”

“1990″

“Sueles dejarme solo”

“De música ligera”

“Hombre al agua”

“Entre caníbales”

“Té para tres”

“Cae el sol”

Los músicos


Gustavo Cerati: voz y guitarras.

Zeta Bosio: bajo y coros.

Charly Alberti: batería y percusión.

Tweety González: teclados.

Andrea Álvarez: percusión y coros (en “1990”, “Hombre al agua” y “Cae el sol”).

Daniel Melero: teclados (en “Cae el sol” y “Hombre al agua”).

Pedro Aznar: coros (en “Sueles Dejarme Solo” y “1990”) y arreglos vocales.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar