La producción industrial santafesina se derrumbó un 10,9% en junio

Locales 08 de agosto de 2020 Por Redacción
Al menos se desaceleró la caída, ya que en abril había sido del 28,5% y en mayo del 16,3% interanual.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

En tiempos donde la premisa es resistir, las fábricas de la Provincia continúan en un tobogán sin fin: la actividad cayó en junio 10,9% en relación a igual mes del año pasado y de esta manera la industria santafesina acumula una contracción del 13,1% en el primer semestre de 2020 respecto al mismo lapso de 2019. Así lo refleja el último informe de la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE) que se difundió este viernes, en el que se destaca como dato positivo que en junio, y por segundo mes consecutivo, todas las ramas de actividad industrial incrementaron sus índices de producción en la medición intermensual. De esta forma, el nivel actual de actividad fabril regresa a un rango más próximo a los prevalecientes el año pasado, dejando atrás el mínimo histórico de abril de 2020. La recuperación "se explica por la paulatina puesta en marcha de operaciones de producción en plantas industriales", subraya a la vez que anticipa que "para el mes de julio los primeros indicadores sectoriales y de demanda de energía indican la continuidad de la recomposición de la actividad industrial en Santa Fe".
De acuerdo al reporte de FISFE, en junio de 2020 las ramas de actividad de mayor contribución al producto industrial santafesino presentaron los siguientes resultados interanuales: vehículos automotores (-100%), productos metálicos para uso estructural (42,1%), prendas de vestir (-39,6%), industria siderúrgica (-35%), autopartes (-34,5%), maquinaria de uso general (-34,2%), molienda de oleaginosas (-17,4%), otra maq. de uso especial (-16,1%), productos de metal y servicios de trabajo (-12,6%), edición e impresión (-6,8%), papel y productos de papel (-1,3%), carrocerías y remolques (+0,8%), molienda de cereales (+2,7%), manufacturas de plástico (+3,9%), muebles y colchones (+10,6%), fiambres y embutidos (+10,9%), carne vacuna (+11,3%), productos lácteos (+15,3%), y maquinaria agropecuaria (+28,4%).
También en junio último se verificó un crecimiento del número de actividades industriales que ostentaron cambios interanuales positivos. El grupo con desempeño positivo frente al año anterior pasó a representar el 37% del total, mientras que el 63% restante continúa aún con bajas de producción frente al mismo mes del año anterior. Los sectores ligados a la demanda de ciertos bienes de consumo, a las actividades agropecuarias y a la construcción son quienes mostraron ciertas mejoras.
En tanto, el procesamiento de soja presentó en Santa Fe una caída de 17,4%, mientras que la elaboración de aceite se contrajo 15,1% interanual. En el primer semestre el volumen industrializado de materia prima en nuestra provincia presentó una baja de 3,8% interanual, alcanzando a 16,9 millones de toneladas. La elaboración de aceite de soja, que en seis meses fue de 3,4 millones de toneladas, registró una merma de 2,5% frente al mismo período de 2019. El nivel actual de actividad industrial sectorial es el menor de los últimos cinco años.
En Santa Fe el nivel de actividad del bloque ‘minerales no metálicos’ registró en junio de 2020 una baja de 21,4% interanual, moderando así los pronunciados recortes de los anteriores tres meses. El consumo total de cemento en nuestra provincia presentó en junio de 2020 una leve baja de 0,6% interanual y una destacada suba en relación al mes anterior. En tanto, la industria siderúrgica continuó recuperando su nivel de actividad frente al mes anterior, aunque mostrando aún bajas en el cotejo interanual. La producción sectorial en Santa Fe acusó en junio una disminución de 35% interanual, y de 46% al finalizar el primer semestre de 2020. Los productos laminados cayeron en junio 25% interanual, y 40% al término del primer semestre del año.
Por su parte, la industria metalúrgica en Santa Fe registró en junio de 2020 mayor nivel de actividad respecto al mes anterior; sin embargo, enfrentó una nueva caída de 7,3% en la medición interanual. En seis meses la producción metalmecánica retrocedió 21,3% en relación al mismo período de 2019. En todos sus segmentos, el nivel de producción de la industria metalúrgica de junio fue superior al del mes anterior, recortando sensiblemente las fuertes bajas enfrentadas en los tres meses anteriores. La paulatina puesta en marcha de plantas productivas y la recomposición de ciertas demandas fundamenta este resultado.
En el complejo metalúrgico santafesino se destacaron los siguientes resultados sectoriales: fundición (-38%); productos metálicos p/uso estructural (-42%); otros productos de metal y servicios de trabajo (-12%); maquinaria de uso general (-34%); maquinaria agropecuaria (+28%); otra maquinaria de uso especial (-16%); aparatos de uso doméstico (-3%); equipos y aparatos eléctricos (-31%); autopartes (34%); Carrocerías, remolques y semirremolques (+1%) y motocicletas (20%). La utilización de la capacidad instalada en la industria metalúrgica registró en mayo de 2020 un nivel de 31,7%, claramente superior al 20,1% registrado el mes anterior, aunque aún muy por debajo del 50% de junio de 2019.
Asimismo, según FISFE, ante las normas de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio la producción automotriz en nuestra provincia fue nula durante el mes de abril de 2020, mientras que en mayo y junio no se reanudó la producción. En el primer semestre la actividad sectorial exhibió una disminución de 81,7% respecto a igual período de 2019.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar