Una densa humareda cubrió la ciudad durante toda la jornada

Policiales 07 de agosto de 2020 Por Redacción
TAMBIEN EN LOCALIDADES DE LOS ALREDEDORES
FOTO ARCHIVO EL HUMO, EL PROTAGONISTA. De los restos de los graves incendios de pastos, por las condiciones climáticas, aún brota una fuerte humareda.
FOTO ARCHIVO EL HUMO, EL PROTAGONISTA. De los restos de los graves incendios de pastos, por las condiciones climáticas, aún brota una fuerte humareda.

DENGUE

Una densa nube de humo cubrió la ciudad y alrededores –como la localidad de Susana- durante la jornada de ayer, y debido a que no se registraron más incendios de magnitud como los del lunes y el miércoles en Rafaela, la pregunta obligada fue, ¿qué estaba pasando y de dónde se generaba ese humo?
Lo cierto es que la curiosidad ganaba la calle, mientras el fuerte olor impregnaba las narices de los vecinos, aumentado además por los fuertes vientos que soplaron desde el norte primero y desde el sur después.
La región estuvo envuelta en humo, y en Rafaela durante toda la mañana el aire fue irrespirable. Su presencia incluso era notoria en ambientes con ventanas cerradas y aún finalizada ya la tarde –a las 19.15- vecinos manifestaban que el humo era todavía insoportable y que había “que tener todo cerrado”.
LA OPINION consultó a fuentes calificadas sobre las razones de ese humo, y estas fueron varias.
En primer lugar, tiene que ver con los incendios registrados el miércoles en la zona Oeste de la ciudad de Rafaela, donde se incendió un predio de 500 x 500 metros de superficie ubicado entre los barrios Martín Fierro y Malvinas Argentinas, el cual contó con “guardia de cenizas” de los Zapadores, pero el humo reinaba.
Según publicó LA OPINION sobre este siniestro, la espesa humareda generaba inconvenientes en pobladores de dicha zona, y de los barrios Independencia y Los Nogales –ubicados al sur del incendio-, en cuanto a lo relacionado con problemas en la respiración y el humo en todas partes.
Si bien los focos activos ya habían sido controlados por los Bomberos hacia las 17.30 del miércoles, poco después, a las 19.00, se reavivaron las llamas en el mismo lugar por lo que dos dotaciones, con siete integrantes, de Bomberos Voluntarios acudieron nuevamente al sitio a apagar las reavivadas llamas en la avenida Ernesto Salva y 500 Millas.
También los Bomberos Zapadores debieron regresar al lugar donde hicieron una “guardia de cenizas” –así llamada para controlar que no se reaviven los focos apagados-, y con mayor presencia en horas de la mañana de ayer. Cabe aclarar que durante toda la noche y la mañana el lugar todavía despedía un fuerte humo.

ENTENDEDORES
De acuerdo a un bombero muy experimentado que dialogó con LA OPINION por las razones de la humareda, este sostuvo que, “estuvimos de nuevo en el lugar hoy (por ayer) y todavía quedaba parte de lo que quedó de ayer (por el miércoles) con algunos troncos prendidos durante toda la noche, que necesitaban mucha agua”.
“Antes que perder un camión de agua tirándole a un tronco –continuó-, los dejamos que se quemen, y hoy (por ayer) hubo varios llamados de vecinos por el humo”. “Esperamos que la gente tome conciencia [de las condiciones naturales por la sequía] y no prendan más fuego”, rogó.

QUEMA DE PASTIZALES
ESTA PROHIBIDA

A través de un comunicado emitido por el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, la provincia recuerda que la quema de pastizales está prohibida en el territorio santafesino, por lo que se instó a la población a que, ante la detección de incendios, se radique la denuncia correspondiente en el distrito policial más cercano.
El Ministerio citado recordó que la quema de pastizales está prohibida en la provincia según la Ley Provincial N° 11.872, al tiempo que recomendó que “en momentos como los actuales, con condiciones ambientales que predisponen la generación de focos de incendios, se extremen medidas de prevención de cualquier tipo de actividad que implique el uso de fuego, aun en condiciones controladas”.
“El otoño de este año se caracterizó por un importante déficit hídrico que, sumado al invierno con heladas extremas y sucesivas y a que los pastizales presentan una biomasa altamente inflamable, generan condiciones altamente favorables para la generación de focos ígneos. Este tipo de acontecimientos conduce a una disminución de la producción ganadera afectando fuertemente la rentabilidad del sector, especialmente la ganadería de cría, como así también a toda la infraestructura como pasturas implantadas, alambrados o portones”, agregaron desde la cartera productiva.

TODA LA PROVINCIA
AFECTADA

Según las imágenes satelitales, la distribución de los focos ígneos se extienden por toda la provincia. De la observación de éstas, se puede determinar que en los departamentos Vera, 9 de Julio, General Obligado y San Javier se concentra el 72% de los focos de incendio. El resto se disemina en la zona sur del Delta.
De acuerdo a estos informes, en lo que va del año se registraron 2.218 focos de incendios en el Delta.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar