A 80 años del nacimiento del Jeep, el nuevo 4x4 del ejército estadounidense

Automotores 07 de agosto de 2020 Por Redacción
Un vehículo todo terreno creado a partir de una pick up de General Motors continuará con la tradición que inició el Willys y que también abarca al Hummer. Cómo es la nueva bestia militar que puede viajar en helicóptero.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Con Europa ya detonada por la Segunda Guerra Mundial, y en pleno avance del ejército alemán sobre otros países del continente, el Gobierno norteamericano les encargó a sus industrias locales un vehículo multipropósito que sirviera para transportar a sus fuerzas por todo tipo de terrenos. Se preveía cercana una intervención de los Estados Unidos en la contienda, algo que finalmente ocurrió en 1941 con el bombardeo japonés a la base naval de Pearl Harbor.

135 PROPUESTAS
Ante su requerimiento, los militares tuvieron sobre la mesa nada menos que 135 propuestas, tres de ellas sobresalientes: la de Willys-Overland, una American Bantam y otra de Ford.
Tras varias pruebas, para junio de 1941 el Ejército finalmente dio su aprobación en favor del Willys, aunque el vehículo elegido también adoptó diferentes artefactos de los prototipos de Ford y Bantam. Nació allí uno de los vehículos más icónicos del siglo 20, y a partir de 1945, una vez finalizada la guerra, su eficacia también se trasladó al uso civil, con distintas versiones convencionales: es el Jeep.
Desde entonces, los vehículos utilizados por el ejército norteamericano siempre han sido referencia en desarrollos extremos con potencial trasladable al uso de calle. Volvió a ocurrir en los 80 con el Hummer (derivado del Humvee militar), una bestia que desde las batallas en Medio Oriente pasó a florearse, sin escalas, por Beverly Hills con estrellas de Hollywood al volante.

NACE EL ISV
Hoy quien deberá seguir con la saga de los emblemas del transporte militar es General Motors, que recientemente obtuvo la licitación para ser la encargada de fabricar el próximo vehículo militar que utilizarán las tropas estadounidenses. El gigante de Detroit producirá el nuevo Vehículo del Escuadrón de Infantería (ISV, por sus siglas en inglés) durante los próximos ocho años.
La compañía dispone de una filial especial para este desarrollo, denominada GM Defense, donde ensamblará en una primera etapa 649 vehículos para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, aunque el objetivo final es entregar 2.068 unidades.
El ISV está diseñado para ofrecer un rápido desplazamiento terrestre con hasta nueve soldados a bordo, y cuenta con características especiales para poder ser transportado por helicópteros. Según la firma, debe ser liviano como para poder transportarse en un helicóptero UH-60 Blackhawk y compacto para entrar en un CH-47 Chinook.
El flamante ISV está basado en la arquitectura de las camionetas medianas de Chevrolet, que en los Estados Unidos se denominan Colorado, pero que es la equivalente a la S10 que se comercializa en esta región.
Por ello, a pesar de su aspecto imponente y brutal, el modelo militar esconde debajo a una Colorado ZR2 Bison, popular en aquel país. Incluso, según la marca, este vehículo cuenta con el 70% de las piezas del modelo de calle, incluyendo su motor diésel Duramax de 2.8 litros, que entrega 189 CV y funciona asociado a una transmisión automática de seis velocidades.
Según la división militar de General Motors, los ISV incluyen los amortiguadores Multimatic y los componentes de suspensión desarrollados por Chevrolet Performance, que han sido probados por su equipo especial en más de 16.000 kilómetros de caminos off-road y carreras en el desierto.

PARA 9 SOLDADOS
Los ingenieros dispusieron que en el modelo puedan viajar nueve soldados: dos en los asientos delanteros, tres en la segunda fila, dos en asientos orientados hacia atrás en una tercera fila y otros dos en asientos de una cuarta fila, detrás del eje trasero. Su equipamiento puede guardarse en el espacio entre la tercera y cuarta fila, atado a las correas que cuelgan de la jaula antivuelco.
El prototipo de GM, que se impuso al de los otros dos finalistas, Oshkosh y Flyer, por ahora se conoce como General Motors Defense Infantry Squad Vehicle.
Por estar basado en una variante de calle de una pick up supone costos más bajos, sin que esto obre en detrimento de sus capacidades 4x4, según especifica la marca. Lo particular de este ISV es que realizó el recorrido inverso al del Willys y el Hummer: partió de un modelo doméstico que luego se preparó para el ejército. En breve empezará a dar muestras de sus capacidades, ojalá sea sólo en maniobras de entrenamiento. (Fuente: Infobae - Autos).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar