El recuerdo de las bodas de oro

Locales 01 de agosto de 2020 Por Redacción
Las celebraciones con motivo del quincuagésimo aniversario de la S.A. de Hacendados de Rafaela ofrecen una invitación a viajar en el tiempo, a la Rafaela de los años setenta. Las crónicas periodísticas de aquella época constituyen una fotografía de dicha sociedad: sus instituciones, figuras políticas y lugares emblemáticos, los cuales aún muchos de ellos persisten en nuestra realidad y/o memoria colectiva.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Los festejos tuvieron lugar el sábado 1º de agosto de 1970 y contaron con la adhesión de una numerosa concurrencia. La empresa en aquel entonces se constituía como uno de los entes privados de mayor envergadura en el medio económico local.
El cronograma dio inicio en las instalaciones ubicadas en la actual sede de Avenida Brasil. Un nutrido público se congregó en las amplias tribunas y alrededores. La ceremonia se inició con una celebración religiosa oficiada por el Pbro. Normando Corti. Tomaron la palabra seguidamente el Gerente de la S.A. de Hacendados de Rafaela, Sr Emilio Chatelet, seguidamente el Sr. Intendente Rodolfo Muriel y a continuación el Sr. Presidente de la Sociedad Rural de Rafaela: Dr. José María Sodiro, quien descubrió un monolito recordatorio. Por último se hizo entrega de una medalla de oro a los socios fundadores de S.A de Hacendados presentes: Sr. Francisco Abele, primer presidente, Sr. José A Bessone, Sr. Carlos Martini, Sr. Alfredo J Mahieu, Sr. Valentín Podio, Sr. Adolfo Williner y el Sr. Roberto Williner.
El programa culminó con una cena aniversario en un colmado local del ex Mercado Municipal (actual Complejo del Viejo Mercado), adecuadamente ornamentado y al cual asistieron 3600 personas. En el sector norte se dispuso la cabecera donde tomaron ubicación las autoridades. Se destacaba entre ellas la presencia del Sr. Gobernador de la Provincia, Gral. Guillermo R. Sánchez Almeyra, quien arribó a la ciudad con el único motivo de estar presente en dichos actos celebratorios.
Además de la presencia del Gobernador, cabe destacar el impacto social del evento en dicho contexto histórico. En los 89 años que contaba la ciudad en aquel momento, no había antecedentes de tal cantidad de personas reunidas para disfrutar de una comida en un espacio cerrado. Algunos números eran llamativos para la Rafaela de aquellos tiempos: trabajaron 150 mozos, 20 asadores y 40 personas en otros servicios. Y la atención estuvo a cargo de Organización Miguelito y Organización Orlando.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar