Patricia Bullrich: “Nuestro gobierno fue totalmente institucionalista”

Locales 26 de julio de 2020 Por Redacción
La presidenta del PRO aseguró que "la oposición y principalmente Juntos por el Cambio logró frenar acciones incompatibles con una República". Respecto a las políticas sobre seguridad consideró que actualmente se observa "un hay un gran retroceso", incluso en la provincia de Santa Fe. "Hoy estamos trabajando más en la construcción partidaria en todo el país, en Santa Fe también, para fortalecer la oposición, Juntos por el Cambio y el PRO como nuestro centro, nuestro corazón", expresó.
FOTO ARCHIVO PATRICIA BULLRICH. Fue una de las figuras del gobierno de Cambiemos y hoy concede entrevistas vía zoom todo el tiempo.
FOTO ARCHIVO PATRICIA BULLRICH. Fue una de las figuras del gobierno de Cambiemos y hoy concede entrevistas vía zoom todo el tiempo.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

La presidenta del PRO a nivel nacional, también ex ministra de Seguridad en el gobierno del ex presidente Mauricio Macri, habló de todos los temas y analizó la actual situación del país. Aseguró que en las elecciones de 2021 serán una opción muy importante y que, tras la salida del Gobierno a finales del año pasado, Juntos por el Cambio hizo la autocrítica necesaria para cambiar lo que hicieron mal.
-¿ Qué lugar ocupa hoy la oposición en este contexto de emergencia?
- Consideramos que la oposición está ocupando un lugar muy importante, porque hemos logrado aquellas acciones de gobierno que nos parecían incompatibles con un país republicano, federal, abierto; tales como la expropiación de Vicentín o la liberación de los presos. Hemos logrado tener posiciones que han sido mayoritarias en la población y eso demuestra que en la Argentina, está por un lado el gobierno y por el otro una oposición liderada por Juntos por el Cambio, que tiene la capacidad de trabajar temas, discutirlos y muchas veces impedir que se realicen acciones injustas como por ejemplo hubiese sido la expropiación de una empresa privada familiar.
- ¿Qué pasa con el tema del espionaje, de las escuchas ilegales y de todo lo que se les acusa?
- Nosotros sabemos que nuestro gobierno fue un gobierno totalmente institucionalista, que abrió como nunca el espacio a la libertad para que la justicia tenga la autonomía necesaria para poder trabajar; que se hicieron las investigaciones más importantes de la vida institucional del país, justamente por este aire, este respiro y que sabíamos que se venía lo que nosotros llamábamos el ministerio de la venganza. Igualmente creo que ninguna de las causas ha tomado el vuelo que les hubiera gustado a algunos que tome y son causas que van demostrando que son de menor cuantía, que quizás la realidad era que había algún grupo que se cortaba solo, más que una política de la Agencia de Investigación. Estamos dejando que las causa avancen y que se demuestre que finalmente no tenían materia.
- ¿Cómo analiza la actual gestión en el área de seguridad y respecto a la lucha contra el narcotráfico?
- Yo veo un gran retroceso, lamentablemente. Creo que habíamos hecho lo que nunca se había hecho en la Argentina que es darle batalla en serio al narcotráfico, de ponerlo como foco de lo que no debíamos permitir que crezca, que nazca, que se desarrolle y genere raíces como sí lo vimos en otros momentos. Cuando las organizaciones generan raíces, se meten en los barrios y luego es muy difícil sacarlas. Nosotros habíamos avanzado muchísimo tanto en todo el país como especialmente en la provincia de Santa Fe; en Alto Verde, en todas las zonas donde hubo fuerzas federales y por supuesto y como nunca en Rosario, incluso en Rafaela. Lamentablemente vemos que a pesar de haber tenido meses de pandemia, donde seguramente el delito bajó por una lógica de la cantidad de circulación de gente, los números de homicidios dan muy altos, hay una situación de no control y de abandono de la política más importante que nosotros creemos deberían haber sido políticas de Estado, como lo es la política contra el narcotráfico. No vemos una dedicación, un plan concreto.
- ¿Qué hablan puertas adentro en Juntos por el Cambio respecto a lo que se viene -más allá de que hoy la prioridad sea lo sanitario- sobre el 2021 y las elecciones de medio término?
- En primer lugar lo que vemos es que ya se empieza a conocer lo que nosotros veníamos diciendo hace muchos meses, respecto a que había que ser muy cuidadosos con la cuarentena, con la duración de la cuarentena, con la necesidad de ser muy cuidadosos con la economía, la salud y la educación. Hoy a cuatro meses vemos que la cuarentena no ha dado el resultado esperado, porque la cuarentena en sí no cura, no es un elemento curativo, se dejó expandir mucho el virus y hoy sobre todo en la provincia de Buenos Aires estamos complicados; esto lo que hace es alargar los plazos, con la consecuencia de la destrucción económica y los perjuicios además en la salud mental de las personas. Innecesariamente se han alargado los plazos; esto nos lleva casi a entrar el año que viene a un año electoral, con una situación todavía que no conocemos qué es lo que va a pasar. Hoy estamos trabajando más en la construcción partidaria en todo el país, en Santa Fe también, para fortalecernos, fortalecer la oposición, Juntos por el Cambio, el PRO como nuestro centro, nuestro corazón. Creemos que vamos a ser competitivos en las elecciones, porque de alguna manera la nuestra es una propuesta que tiene arraigo en la sociedad. La sociedad ha salido a reclamar por la república, por la libertad, por la propiedad privada, y eso nos demuestra que nos respalda una porción popular importante.
- ¿Cuál es la principal autocrítica que hacen como espacio que gobernó durante cuatro años? ¿Cómo se paran frente al tema económico y a los datos de pobreza?
- Recordemos que con la situación de pobreza hubo una manipulación de los datos, los números que se dieron no eran exactamente los que estaban y durante seis meses se hizo una campaña sobre el hambre que fue abandonada ni bien subió el actual gobierno. Hubo una manipulación muy grande de las cifras y eso fue algo que se repitió en todos lados y objetivamente los números eran otros. Independientemente de esto, el no haber desarrollado más la economía de las clase medias, sacando impuestos, generando mayor nivel de productividad, mayor nivel de capacidad de inversión; nuestro punto débil fue la economía y fundamentalmente la destinada a las clases medias. Ahora es un tema que estamos estudiando a futuro, para cambiarlo, para mejorarlo, porque por otro lado teníamos temas importantes como el pacto fiscal, el ordenamiento de las cuentas en todas las provincias, el bajar los ingresos brutos que son impuestos totalmente distorsivos. Creo que esta autocrítica va a dar lugar a una nueva propuesta que creo va a ser muy superadora para el país.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar