Indelman reclamó prudencia y respeto en los dichos públicos

Locales 25 de julio de 2020 Por Redacción
La ex funcionaria distribuyó una carta en la que agradece manifestaciones de apoyo, se queja de cierto tratamiento periodístico que influyó en la opinión pública y también pidió disculpas.

Banner-Web---La-Opinion---Moratoria

Tras una semana difícil en lo personal, la ex delegada de la Región III de Educación con sede en Rafaela, Romina Indelman, difundió una carta abierta en la que reflexiona sobre su presencia en Confitería Tres56 el pasado lunes donde se encontró con cinco compañeras para celebrar el Día del Amigo con una cena y principalmente pone el foco en el impacto generado en la opinión pública, en especial a partir de la "sobredosis de información".
Con patrocinio letrado de la Dra. María Macarena Olivera, la Ing. Indelman planteó su postura pública "con relación a los hechos acontecidos en esta ciudad de Rafaela, el día lunes 20 del corriente mes y que resultara en la atribución en mi persona y de mis acompañantes, por presunta violación del ASPO (aislamiento social preventivo y obligatorio) y demás disposiciones aplicables sobre prevención y distanciamiento dispuesto en el marco de la pandemia de coronavirus (Co-vid 19) por el Poder Ejecutivo Nacional y el Poder Ejecutivo Provincial y demás autoridades de aplicación".
Afirma que "la derivación del errático caudal de información y la convicción personal que la situación generada ponía en peligro la relevancia del cargo público que ocupo en la estructura del Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe, informo que he procedido a poner mi renuncia al mismo a disposición de mis superiores jerárquicos, con
el fin de facilitar el esclarecimiento de la verdad de lo ocurrido, la marcha de la necesaria posible investigación penal de los eventos y la buena fe de las personas participantes". Asimismo, expresa que "la admisión de haber concurrido a este local público donde ocurrieran los explicables eventos, no obsta para que la firmante solicite con relación a ellos el apego a la verdad material y la proporción de los mismos por quienes deban intervenir en su determinación y a las autoridades públicas interesadas". 
"La opinión pública tiene derecho además de asimilar el modo de informar de algunos medios de comunicación social, que se diga la verdad y que se diga de la manera correcta a los fines de no extender los daños y preocupaciones que esta
situación genera en mi persona y círculo familiar y personal, a una inmensa mayoría de ciudadanos que asiste a un cuasi linchamiento mediático con el solo fin de humillar", agrega. 
Indelman asegura en la carta que "mi trayectoria profesional, la que se defiende sola, no merece el presente tratamiento y recibe innumerables muestras de cariño, las que agradezco, habiendo enfrentado la situación aludida con entereza junto al apoyo de mis seres queridos, compañeros de trabajo, colaboradores y todos aquellos que se acercaron, por
todos los medios, mostrándome su solidaridad, es a ellos a quienes me debo en primera instancia".
Más adelante, reclamó "respeto y prudencia en los dichos públicos de quienes opinen, ya que la dimensión de los daños provocados a mi persona y entorno superan en desproporción la entidad de los hechos constituyendo expresiones agraviantes e injuriosas hacia mi honor, lo que custodiaré con los elementos que la Ley pone a mi disposición".
Por último, agradeció "las manifestaciones de respeto y cariño, y habiendo cumplido con mi deber ético, me alejo del cargo con el sabor agridulce de haber cumplido las expectativas de quienes me designaron y de no haber podido concluir mi tarea". "A quienes la sobredosis de información les hubiera deformado la opinión hacia mi persona y las expectativas generadas por mí, les pido disculpas, y los impongo de la verdad material, como debe ser en un estado de derecho", concluye.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar